De vuelta al cole: miedos y expectativas

Agetna 27 agosto, 2017

Las expectativas de la vuelta al cole, en número, pueden igualar los miedos que experimenta un niño. Cuando vea cerca el final de sus vacaciones es normal que se sienta presa de un cúmulo de sensaciones que le traigan alegría y le causen recelo a la vez.

El curso escolar trae consigo nuevos profesores, asignaturas, rigores, responsabilidades… si a ello se suma el cambio de colegio, la separación de buenos amigos y las nuevas relaciones personales, es lógico que esta transformación asuste el corazoncito y la mente de cualquiera.

Los cambios asustan tanto a adultos como a niños. Lo nuevo puede ser muy difícil de asimilar para quienes apenas comienzan a conocer el mundo.

Como el comienzo del curso está ya cerca, pretendemos darte algunos consejos para que ayudes a tu hijo a afrontar este nuevo reto.

Niña trabajando en clase con sus compañeros

¿Cuáles son los miedos y expectativas que puede experimentar un niño ante la vuelta al cole?

Algunos de los miedos que puede experimentar un niño ante la vuelta al cole son:

  • Sus nuevos profesores
  • Separarse de sus amigos
  • Que sus nuevos compañeros lo rechacen
  • La dificultad de las asignaturas
  • Cambiar de colegio
  • Separarse de su familia

Entre las expectativas, podemos encontrar los mismos puntos que citamos anteriormente pero convertidos en aspectos positivos:

  • La idea de conocer nuevos profesores que le enseñen cosas novedosas
  • Separarse de sus viejos amigos, pero conocer a otros nuevos
  • Cursar asignaturas interesantes
  • Cambiar de colegio y adentrarse en una nueva etapa de su vida
  • Separarse de su familia y tener cierta autonomía lejos de casa.

Ayuda a tu hijo a enfrentar sus miedos

Siempre y cuando todo sean expectativas, sorpresas que tu hijo espera tener de vuelta al colegio, está muy bien. Él se sentirá entusiasmado y deseoso de empezar el nuevo curso escolar. Pero cuando se trata de miedos, todo cambia; en tal caso, te dejamos unos consejos para que le ayudes a sobreponerse a ellos.

Apóyate en las rutinas

Las rutinas aportan una sensación de seguridad y calma. Aunque durante el verano y las vacaciones sea bueno romper con las prácticas y los horarios que se siguen durante el curso lectivo, antes de la vuelta al cole lo mejor es retomar el orden.

Apóyate en las rutinas para que el paso de las vacaciones al estudio sea menos brusco. Comienza al menos dos semanas antes a acostarlo y levantarlo un poco más temprano, a dejar los juegos activos para las mañanas y las tardes y a realizar actividades pasivas cuando llegue la noche.

Implícalo en la compra y preparación del uniforme y el material escolar

Tu hijo será quien use el uniforme escolar, la mochila, los lápices, los libros… semanas antes del comienzo del curso pídele que te acompañe a comprar los útiles y materiales que va a necesitar después.

Niña pintando y coloreando en el colegio

Dile que se ponga su uniforme para que se vea en al espejo y puedas ver si necesita algún arreglo.

Ayúdalo a elegir el color del papel con el que forrará sus libros, las gomas de borrar, la mochila que usará, los lápices… Para que se anime, es importante que lo incluyas en todos estos preparativos.

Hablad sobre el tema

Buena compañía y buena conversación son el sostén de la virtud

—Izaak Walton—

Nada puede ayudar más a tu hijo que contar en casa lo que siente. Cada vez que lo veas más callado de lo normal o saques el tema y parezca que lo evita puede que necesite tus criterios y consejos acerca de la vuelta al cole. Si tu hijo es tímido y le cuesta hacer amigos, probablemente necesite dialogar contigo más a menudo incluso una vez que el curso haya comenzado.

Todas las preocupaciones de tu hijo importan; por eso, no hagas de menos el problema en ninguna de tus charlas con frases como: “no te preocupes” o “eso no es lo más importante”.

Si quieres ayudar a tu hijo, tómalo en serio. Hablad sobre cómo se siente ante el nuevo curso escolar, qué le da miedo, qué espera de él. Explícale que es normal sentir miedo porque es un sentimiento innato que tenemos todos los seres humanos. Explícale que gracias al miedo también se obtienen logros, porque quien aprende a superarlo crea una inteligencia emocional que lo hace más fuerte.

Atender en el colegio es una buena manera de aprender

Si tiene miedo de su profesor porque ha escuchado rumores de que es demasiado estricto, explícale que esa característica suya puede obligarlo a estudiar más, a esforzarse y poner más empeño por aprender. Esto, a la larga, le traerá muy buenos frutos.

Estimúlalo a que vea cada uno de sus temores desde otra perspectiva y que, en vez de debilidades, los convierta en fortalezas.

Te puede gustar