Cuatro zumos de frutas para niños

Francisco María García · 21 julio, 2018
Las frutas contribuirán a su desarrollo de manera significativa y le ayudarán a reforzar su sistema inmunitario.

Las frutas otorgan nutrientes indispensables para la salud y el desarrollo. En el caso de los niños, hay que atender la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad. Una vez transcurrido dicho periodo de tiempo, el bebé ya puede comenzar a beber sus primeros zumos de frutas.

El organismo del bebé no está preparado para digerir correctamente todos los alimentos. En vista de ello, es necesario introducir nuevos alimentos de forma paulatina para que pueda habituarse a ellos. De esta manera, el bebé no solo podrá ampliar su dieta sino que también podrá disfrutar de los beneficios nutricionales que ello implica, poco a poco.

El proceso de asimilación

Las frutas proveen de vitaminas al bebé. Asimismo, las frutas proporcionan minerales, aminoácidos, fibra, calorías de buena calidad y carbohidratos tales como: la glucosa, la sacarosa y la fructosa. Y dado que también contienen un gran porcentaje de agua, también le ayudan a hidratarse.

Los zumos de frutas favorecen el desarrollo de los niños.

Cabe destacar que, pueden producirse algunas reacciones adversas leves en el proceso de adaptación a los nuevos alimentos. Por lo general, se trata de alergias pasajeras de las que no hay que preocuparse demasiado. No obstante, es recomendable consultar con el pediatra para asegurarnos que se trata de algo normal.

Consejos para dar zumos de frutas a lactantes

El hábito de dar frutas a los niños en forma de licuados, batidos y zumos irá adaptando su gusto a los nuevos sabores y texturas de los alimentos. Estos son algunos consejos que debes tener en cuenta antes de iniciar su ingesta:

Acerca de las elección de frutas

  • Preparar el zumo de una fruta a la vez y dejar un intervalo de algunos días, como mínimo, antes de ofrecerle otra fruta distinta.
  • Se puede ofrecer al principio zumo de manzana, pera, naranja, mandarina, ciruela o uva. Se deben postergar un poco los frutos del bosque y los tropicales, puesto que tienen un sabor muy fuerte para el bebé.
  • Escoger las frutas de temporada maduras, ya que son más fáciles de digerir para el bebé.

Acerca de la preparación

  • Los zumos deben ser naturales. Hay que evitar presentaciones comerciales que contienen preservantes y otros aditivos químicos. Si bien estos ofrecen comodidad a los padres, no son muy beneficiosos para los niños pequeños.
  • No endulzar. Así se permite el disfrute del sabor original de la fruta.
  • Preparar el zumo preferiblemente sin agua o con muy poca, para aprovechar todas las propiedades de la fruta al máximo.
  • Mantener una buena higiene para así evitar la contaminación del zumo de fruta con gérmenes o posibles alérgenos. Por supuesto, los accesorios que se empleen deben estar bien limpios.

Acerca de la administración

  • Administrar el zumo con cuchara, ya que el biberón tiende a taparse.
  • Observar atentamente las reacciones del bebé ante la posibilidad de intolerancia, alergias, diarrea, etcétera.
  • Una vez listo el zumo de fruta, es recomendable consumirlo cuanto antes, para evitar que se produzca el efecto de oxidación.
  • Se debe comenzar con pequeñas cantidades de fruta y luego se van aumentando, de forma progresiva, hasta que el pequeño se familiarice con el sabor de la fruta que queremos que asimile.

Cuatro zumos de frutas para niños

1. Para lactantes

Ingredientes

  • 1 porción de manzana, pera, ciruela, uva, melocotón, naranja o mandarina.

Elaboración

  • Pelar y lavar la fruta escogida. Retirar las semillas.
  • Procesar la fruta con batidora eléctrica (evitar emplear agua en la medida de lo posible). Las frutas cítricas simplemente serán exprimidas manualmente o con ayuda de un exprimidor.
  • Colar para retirar los posibles restos de semillas. No retirar toda la pulpa, ya que es importante que aprenda a consumirla también.

2. Para niños de los 12 meses en adelante

Ingredientes

  • 1 taza de agua.
  • 1/2 papaya pequeña madura.
  • 1 chorrito de esencia de vainilla.

 Elaboración

  1. Pelar y lavar la papaya.
  2. Retirar las semillas.
  3. Triturar en la batidora eléctrica.
  4. Añadir la vainilla.
  5. Mezclar.

3. Para niños a partir de los 3 años de edad

Ingredientes

  • 4 cubos de hielo.
  • 1 mango grande maduro.
  • 1 yogur griego, sin azúcar.
  • ¼ de cucharadita de cardamomo molido.

 Elaboración

  1. Pelar, lavar y retirar la semilla del mango.
  2. Trocear la fruta y triturarla en la batidora eléctrica junto al yogur, el cardamomo y el hielo.
  3. Servir.
Los zumos de frutas mantienen la buena salud.

4. Para niños de 24 meses en adelante

Ingredientes

  • 1/2 papaya madura.
  • 1 plátano maduro.
  • 4 cubos de hielo.
  • 1/2 piña madura.

Elaboración

  1. Trocear todos los frutos después de pelarlos, lavarlos y de retirarles las semillas.
  2. Procesar en la licuadora. 
  3. Añadir hielo.

Algunas consideraciones

El organismo necesita nutrientes en cantidades proporcionales, según la talla y la edad, para poder desarrollarse correctamente y mantenerse sano. Por ello, si incorporamos estos zumos de frutas de forma regular a la dieta del bebé, cumpliremos con una buena parte de sus requerimientos nutricionales.

Además, el día de mañana, el niño se convertirá en un adulto que disfrutará las frutas y, por ende, buscará consumirlas, lo cual viene a ser un excelente hábito de vida.