Cuando el cáncer de mama nubla la felicidad de la maternidad

Amanda · 28 noviembre, 2016

El cáncer de mama es una enfermedad que ataca sin mirar a quien. Todas las mujeres somos propensas a sufrir este problema, sin importar nuestra situación económica, emocional o familiar. Esta noticia es impactante para toda la familia y puede llegar a ser más difícil cuando somos madres.

Para sobrellevar esta enfermedad y al mismo tiempo cumplir nuestro rol de madres, es necesario tener mucha fortaleza. Las emociones en esta etapa son fuertes, pero tenemos la misión de no dejarnos derrumbar. Que nuestros hijos sean felices, no vean sufrir a mamá y la tengan de vuelta pronto, se convierte en el principal propósito.

A nivel personal, el cáncer de mama perjudica a la mujer en diversos aspectos. Sin embargo, como sabemos, para las madres los hijos son más importantes que ellas mismas. Por lo tanto, a veces la superación de este problema depende en gran medida de la necesidad de que los hijos estén bien.

Importancia de la familia para superar el cáncer de mama

El diagnóstico de cáncer de mama puede ser devastador para la familia. No obstante, lo que se quiere es el valioso aporte de esta. El apoyo familiar representa uno de los principales alicientes para superar esta enfermedad. Una familia unida en torno a esta situación fortalece a la paciente para avanzar con éxito en su padecimiento.

efc5aff52061ecf00d1e082efb50f9e8

La medicina goza de un papel privilegiado para tratar esta enfermedad. Pese a que la mayoría de las alternativas son médicas, el aporte emocional va otorgar mayor disposición para recibir el tratamiento. Para las pacientes es muy reconfortante el apoyo familiar antes, durante y después de los procedimientos.

Si somos madres y nos toca lidiar con esta alarmante noticia, nuestras esperanzas de recuperación siempre las pondremos en nuestros hijos. Sin embargo, no debe ser fácil compensar la maternidad cuando nos encontramos débiles y con tantas preocupaciones. Lo principal en estos casos es ser optimistas, nunca rendirnos y valorar todos los minutos que pasamos junto a la familia.

El cáncer de mama durante la maternidad

Es difícil pensar que una madre pueda rendirse ante esta enfermedad, aun cuando el escenario parezca muy complejo. Aunque nos resulte increíble, a muchas mujeres incluso les ha tocado tener cáncer y estar embarazadas al mismo tiempo. Como sabemos, la ciencia ha logrado importantes avances en medicina, por lo cual los resultados positivos son muy frecuentes.

No obstante, cuando nuestros hijos están pequeños o son adolescentes y nos necesitan, lidiar con esta situación puede ser un reto. A un hijo con edad suficiente para comprender lo que sucede, es importante mantenerlo libre de estrés y lleno de esperanza. Cuando son pequeñitos, quizá nunca sepan lo que sucedió, pero de seguro nos necesitan más.

En caso de que seas una madre en esta situación, estos consejos pueden ayudarte.

Hablar con la verdad

Es importante no subestimar la inteligencia del niño, él comprenderá lo que sucede, por eso es recomendable contarles la verdad. Aunque sea una dura noticia, lo mejor es que lo sepan, pues podría evitarles un dolor mayor. Tal vez se muestren preocupados, pero sería peor si no supieran el porqué de nuestro cambio.

 

Tomemos un tiempo libre del tema

La fortaleza que nos dan los hijos, proviene de su amor, su sonrisa y el tiempo que pasemos juntos. No hace falta estar hablando de la enfermedad para sentir la comprensión de los demás. Un tiempo en familia puede ser tan agradable que aleje muchos temores, nuestra mente se despejará y los deseos de superación serán más sólidos.

 

Escuchar al médico

Es importante reflexionar sobre lo que podemos hacer para mejorar. Ponernos en manos de expertos y escuchar las recomendaciones de estos, puede ser la mejor manera de ayudar a nuestros hijos. Cuando queremos lo mejor para nuestra familia, lo principal es estar bien, esto implica realizarnos el tratamiento adecuado. Comenzar a tratar el cáncer cuanto antes, es de vital importancia.

 

Programar con conciencia

Sabemos que los procedimientos médicos pueden ser muy estresantes, por eso es conveniente programarlos bien. No obstante, es preferible que nos reunamos con nuestros hijos después de los tratamientos, pues al verlos nos sentiremos mejor.

556e0bfa9c88e3cdcb916451a2650672

 

Aceptemos que necesitamos ayuda

Dejarnos ayudar y pedir que nos ayuden, puede ser difícil para algunas personas, pero en estos casos es importante para nosotras y para los niños. El cáncer de mama es una enfermedad que puede ser agotadora, por eso la ayuda es imprescindible. No nos quedemos solas con la carga, seguro nuestra familia estará dispuesta a ayudarnos con los niños. Además, esto nos hará descubrir todo el amor que existe alrededor.