¿Qué hacer cuando el bebé rechaza el biberón?

Como sabemos, los especialistas recomiendan la lactancia exclusiva al menos los primeros seis meses de vida del bebé; sin embargo, en algunos casos se hace necesario que los pequeños tomen su biberón. No solo aquellos que por diferentes razones se alimentan con fórmula, también en casos en los que sea preciso alimentarlos con la leche materna pero en biberón.

Sea cual sea el motivo, a veces los bebés deben ser alimentados por medios alternativos al pecho materno. Quizá la madre tenga que volver a trabajar o deba salir y dejar al bebé unas horas, pero en ese tiempo el pequeño debe comer, por eso se vuelve indispensable el uso del biberón.

No obstante, en ocasiones el bebé desconoce este instrumento y puede rechazarlo por completo, en estos casos urge una solución inmediata. Pero, para cuando este momento llegue, es conveniente que el bebé haya sido preparado con anterioridad; si se trata de suspender la lactancia de manera definitiva, es aconsejable que se haga poco a poco.

¿Cómo ayudarlo si rechaza el biberón?

No todos los bebés rechazan el cambio del pecho al biberón, pero a la mayoría les cuesta un poco adaptarse y de hecho a algunos le resulta muy difícil. Mientras más tiempo haya sido amamantado el bebé, más le puede costar desprenderse del pecho, pero la idea es que no se trate de un cambio brusco.

Existe un momento adecuado para que el bebé deje por completo el pecho, pero a veces es una cuestión de urgencia; necesitamos dejar al bebé mientras vamos a trabajar, pero este no quiere comer por medio del biberón. Para evitar esta situación es aconsejable que lo intentemos en ocasiones previas, a fin de que el bebé vaya reconociendo la textura de la mamadera y el cambio no lo sorprenda.

f6c2d994eb5faed5293c166c5db55144

Con sencillos experimentos podemos conseguir que el proceso de adaptación no sea tan violento, los especialistas recomiendan que nos ayudemos con otra persona, para que el niño relacione la ausencia del pecho con la de la madre. Es decir, dejemos que el biberón se lo dé alguien más, para que el pequeño no esté esperando a que le den el pecho.

Consejos útiles para pasar del pecho al biberón

Esta no es una tarea fácil, a veces el problema no es que el bebé no quiera dejar de mamar, sino que rechaza el biberón. Algunas madres aconsejan que le dejemos pasar hambre un tiempo prudencial, pero con esto quizá solo logremos causarle gases, porque si no quiere tomar su leche de la botella habrá que darle el pecho de todas maneras.

Los especialistas recomiendan que la presencia de la madre sea restringida cuando intentemos entrenar al niño para que acepte la leche de la mamadera. Por lo tanto, si ya sabemos que en algún momento tendremos que dejarlo, conviene prepararlo con antelación.

Otros consejos de utilidad son los siguientes:

  • Lo principal es buscar un método que equilibre la nutrición del bebé; es decir, que su alimento pueda ser balanceado para que no presente carencias nutricionales. Para esto, se le debe quitar el pecho muy lentamente, con espacios de tiempo prudenciales
  • Alternar su alimentación con la lactancia tradicional y el nuevo método, unas veces le damos la leche materna en botella y de regreso al pecho. Recordemos que lo importante es evitarle traumas emocionales al bebé, por eso todo debe hacerse con calma; también queremos evitarnos problemas por retención de leche en los pechos.
  • Si el bebé siente tu presencia, puede verte u oírte, es la principal la razón por la cual rechaza el biberón; por eso los pediatras sugieren que se lo dé otra persona y que tú no estés presente
382ce3626325ad6c772eaf506e88da08

  • Parte del rechazo a la mamadera es también el alimento que le damos, tal vez tiene que ver con el sabor de la leche, la conservación u otras características de esta; por ejemplo la leche de vaca en polvo son difíciles de digerir
  • Otras veces quizá sea el chupete lo que le causa rechazo, probemos a cambiarlo, también podemos darle de comer a cucharaditas o en un vaso con boquilla
  • Un método efectivo para entrenarlo es esperar a que esté mostrando menos interés en el pecho, para interrumpir repentinamente la lactancia con el biberón. Esto te indicará qué tan dispuesto está a cambiar de modalidad.

 

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar