Cómo evitar los celos cuando llega un hermano

Mervis Romero · 28 noviembre, 2018
No sentir celos puede parecer casi imposible, al fin y al cabo, ¿quién no los ha experimentado alguna vez? De allí que la idea de que los hermanos lo comparten todo no siempre se cumpla. Puede ser un verdadero reto para los padres ayudar a sus hijos a evitar los celos cuando llega un hermano.

Desde que se suma un hermanito a la familia, los celos pueden ser la reacción natural frente a la amenaza de perder el cariño de sus progenitores. Sin embargo, al mismo tiempo que compiten por el amor de sus padres, los pequeños pueden aprender mucho. ¿Cómo guiarlos en ese aprendizaje para que puedan evitar los celos cuando llega un hermano?

¿Qué puedes hacer mientras estás esperando otro hijo?

La llegada de un nuevo hijo genera muchos cambios en la familia. Es posible que tus hijos mayores se creen expectativas erróneas al esperar al bebé. Por lo tanto, prepararlos lo antes posible puede ayudarlos a evitar los celos cuando llega un hermano.

Lo primero será hacerles saber que estás embarazada antes de que se enteren por otras personas. Además, es necesario que les expliques de antemano que los bebés necesitan mucho cuidado porque no pueden valerse por sí mismos. Para ello, puedes utilizar fotografías o videos de cuando ellos eran bebés, para que lo comprendan más fácilmente.

Por otro lado, procura que se integren en los arreglos para la llegada del bebé. Algunas ideas son mostrarles las ecografías o permitirles que pongan su mano en tu vientre y que hablen con él.

Síntomas de celos ante la llegada de un hermano

Si bien no todos los niños demuestran los celos de la misma manera, algunos síntomas pueden ser:

  • Ira, angustia, inseguridad, tristeza. Tales sentimientos pueden somatizarse mediante dolores de cabeza, insomnio o mareos.
  • Completo rechazo hacia el hermano.
  • Podrían experimentar una etapa de regresión e intentar imitar al hermano menor. En estos casos, regresan a aquellas conductas que ya habían abandonado, como por ejemplo chuparse el dedo.
  • Intentan llamar la atención a toda costa, muchas veces despreciando a su hermano.
  • Pueden demostrar una conducta agresiva, llegando al enfrentamiento verbal o incluso físico.
Los celos fraternales forman parte del desarrollo evolutivo de los niños

Cómo evitar los celos cuando llega un hermano

Desde luego, no hay ninguna fórmula mágica para evitar los celos cuando llega un hermano. Sin embargo, con las herramientas adecuadas, podrás ayudar a los pequeños a canalizarlos adecuadamente. A continuación, algunos consejos prácticos:

Aparta tiempo

Esfuérzate por estar con ellos a solas y lograr que ese tiempo sea de calidad. Este factor es muy importante para que no se sientan desplazados por la llegada del nuevo bebé.

Permite que colaboren

Haz que participen en el cuidado de su nuevo hermano. En función de la edad, puedes asignarle tareas al hijo mayor. Así, le harás sentir que es parte importante de la familia. Claro está, si no quiere hacerlo, es recomendable que no lo obligues.

Enséñales a comprender

Incúlcales la importancia de la comprensión. Es necesario que aprendan a comprender los sentimientos de los demás. En este punto, muéstrales las ventajas de ser el mayor o el menor.

“Es posible que tus hijos mayores se creen expectativas erróneas al esperar el bebé. Prepararlos lo antes posible puede ayudarlos a evitar los celos cuando llega un hermano”

Trato por igual

Intenta dar un trato equilibrado a cada hijo. Si bien el cariño debe repartirse por igual, en muchos casos tendrás que dar un trato especial. En tales circunstancias, el trato dependerá de la edad y la personalidad de cada uno.

Pide la colaboración de otros adultos

Recuerda a tus familiares y amigos que no deben dejar de lado al hijo mayor. De lo contrario, tu esfuerzo y dedicación podría verse contrarrestado o incluso anulado por otra persona cercana al niño.

Enséñales que deben compartir

Ayúdales a desarrollar su individualidad y a respetarse mutuamente. A medida que crecen, los niños deben saber compartir el espacio con sus hermanos.

6 cosas que no debes hacer al manejar la situación

Si deseas evitar los celos cuando llega un hermano nuevo y favorecer las relaciones familiares, ten en cuenta estos consejos:

No cambies la rutina

No alteres la rutina que tenían tus hijos antes del nacimiento de tu otro bebé. Demasiados cambios al mismo tiempo pueden ser difíciles de asimilar. Procura que, en la medida de lo posible, el nuevo nacimiento no coincida con una mudanza o un cambio de escuela.

No pienses que no lo quiere

Cuídate de pensar que los celos son una muestra de que tus hijos no quieren a su hermanito. En la gran mayoría de los casos, los pequeños llegan a quererse de manera inquebrantable con el tiempo y la maduración.

Evita hacer comparaciones

No compares a tus hijos. Algunos de tus comentarios pueden parecerte una simple observación, pero la manera en la que los digas puede tener un fuerte impacto en tus niños.

Evitar los celos cuando llega un hermano no siempre resulta tarea fácil para los adultos.

Ten cuidado con tus comentarios

Evita las frases que reprochen o hasta malinterpreten sus acciones. Por ejemplo, ordenar “Aléjate del bebé” o “No lo toques” podría causar en el hermano mayor un rechazo hacia el más pequeño.

Corrígelo si es necesario

Corrige su mal comportamiento y no te límites a permitírselo. Algunos niños pueden buscar recibir atención al menospreciar, ridiculizar y amenazar al menor. Si bien no debes reprochar sus sentimientos, no los aplaudas cuando se porten mal.

En definitiva, evitar los celos cuando llega un hermano es algo prácticamente imposible. No obstante, con paciencia y cariño, podrás ayudarles a manejar esos sentimientos. De tal manera, tus pequeños aprenderán a convivir, a aceptar sus responsabilidades y respetar a los demás.