¿Cómo cuidar un resfriado?

El resfriado es uno de los padecimientos más comunes durante la infancia. Por lo general no resulta grave, pero sí bastante molesto, sobre todo para los más pequeñitos que no entiende qué les sucede, no pueden decir cuan mal se sienten o aliviar su malestar.

Para cuidar el resfriado de tu pequeño en Eres Mamá ponemos a tu disposición algunos consejos.

El resfriado común

El resfriado común, o el resfriado, es una enfermedad infectocontagiosa viral del sistema respiratorio del ser humano. Se considera como un padecimiento leve, pero común, en la población mundial, que no distingue grupo etario o raza.

Los síntomas principales del resfriado son:

  • Los estornudos
  • Los dolores de cabeza frecuentes
  • La secreción y el goteo nasal
  • El lagrimeo
  • La congestión de las fosas nasales
  • Molestia o resequedad en la garganta
  • Dolores musculares y de las articulaciones de todo el cuerpo
  • Cansancio en exceso
  • Tos

Los síntomas del resfriado se presentan lo mismo en los adultos que en los niños, y aunque los primeros pueden sobrellevarlos, a los pequeños se les hace difícil; por eso, luego del contagio pierden el deseo de jugar, se ponen majaderos, quieren estar cargados todo el tiempo y que mamá los acurruque y los esté consolando.

Esta enfermedad suele durar de 7 a 10 días y como es causada por los virus, hasta el momento, no tiene cura.

La única manera de cuidar un resfriado es aliviar los síntomas asociados a él.

Tips para cuidar un resfriado

Como ya te hemos comentado curar un resfriado, o catarro, como también se le conoce es imposible; lo único que puede hacerse es palear, de alguna manera, los síntomas que trae consigo.

A continuación, centrándonos en los más molestos, te ofreceremos algunos consejos para mitigarlos.

La congestión de las fosas nasales

La congestión de las fosas nasales es uno de los síntomas más comunes que tiene el catarro. Inmediatamente después que el cuerpo se enferma, las flemas obstruyen la nariz del niño y se le hace muy molesto respirar, sobre todo cuando duerme.

Para descongestionar las fosas nasales, en las farmacias, se expiden diversos fluidificantes del moco nasal; sin embargo, siempre se recomienda el uso del suero fisiológico por lo efectivo e inocuo que resulta.

El suero fisiológico, o solución fisiológica, es una sustancia compuesta por sal y agua básicamente, y sirve para hidratar las fosas nasales y aligerar el moco que las obstruye.

Molestia o resequedad en la garganta

Para mitigar la molestia y la resequedad en la garganta, cuando tu hijo enferme de gripe ofrécele abundante líquido para beber: agua sobre todo y zumo de frutas.

El agua sirve para eliminar las toxinas alojadas en el cuerpo y hacer más ligera las flemas para que puedan ser expulsadas con mayor prontitud.

Tos

Cuando hay gripe hay tos, y la tos puede ser bastante molesta, sobre todo a la hora de dormir.

Algunas madres suelen administrar algún que otro antihistamínico para aliviar la tos de sus pequeños; sin embargo, nos es imprescindible decirte que cuando la tos es producida por el catarro, es recomendable evitar los antihistamínicos porque pueden espesar las flemas.

Si tu hijo tiene tos, opta por someterlo a remedios caseros inocuos que mucho van a aliviarlo. Entre los más recomendables podemos citarte:

  • Aplicación de paños tibios sobre el pecho
  • Bebidas tibias: infusión de orégano, té de limón, infusión de tomillo, chocolate con miel (preparado con agua y no con leche)
  • Jarabes caseros: miel con limón

¿Cómo cuidar un resfriado?

Mamá, para cuidar un resfriado es importante alejarlo de la humedad y el frío. Debes poner a tu pequeño en una habitación ventilada que no guarde humedad y abrigarlo bien, sobre todo si están en invierno.

Hazle caldo de pollo. Este alimento contiene muchos nutrientes que fortalecen el sistema inmunológico, es una comida ligera que puede ser mejor digerida por el organismo y se come tibia, por lo que también ayuda a descongestionar las vías respiratorias y aligerar las flemas.

A la hora de dormir levanta la cabecera de su cama para que cuando se acueste quede lo más levantado posible, así sentirá menos tupición en las fosas nasales.

Ofrécele cítricos, otras frutas, y comidas ricas en vitamina C para ayudar a su sistema inmunitario a reponer sus defensas y combatir la gripe.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar