Cómo crear intimidad emocional con tus hijos

¿Te gustaría que tus hijos disfruten de tu compañía y acudan a ti en busca de consejo? Para eso, has de crear intimidad emocional con ellos.
Cómo crear intimidad emocional con tus hijos
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 06 Febrero, 2021.

Última actualización: 06 Febrero, 2021

La intimidad emocional es ese sentimiento que nos hace desear estar junto a alguien, disfrutar de su compañía y su presencia. Es aquello que nos lleva a sentirnos cómplices del otro, a saber que podemos compartir nuestros secretos, miedos, sueños e inquietudes, sabiendo que todas nuestras emociones estarán a salvo con esa persona.

Como madre o padre, seguro que deseas gozar de esta clase de intimidad emocional con tus hijos, seguro que deseas llevarte bien con ellos y que te perciban como un apoyo y una compañera. Pero este tipo de relaciones no surgen solas, hay que trabajar para lograrlas.

Los beneficios de crear intimidad emocional con los hijos son casi innumerables. Esta es la clave para evitar muchas de las peleas, los gritos, la desobediencia y la rebeldía. También es esencial para no dar lugar a mentiras y engaños por parte de los menores.

Esta conexión profunda permite a los niños sentirse vistos, escuchados, amados y aceptados por sus padres; algo que repercute positivamente en su desarrollo emocional y en las dinámicas familiares. Pero ¿cómo podemos construir este vínculo?

Claves para crear intimidad emocional con tus hijos

Familia realizando actividad física para crear intimidad emocional con su hija.

Pasar tiempo juntos

Para crear intimidad emocional con tus hijos es imprescindible que pases tiempo con ellos. No solo el tiempo necesario y no de cualquier manera.

Es importante que tú mismo muestres interés en estar a su lado, en jugar con ellos sin que te lo pidan, en compartir sus aficiones. Además, cuando pases tiempo con ellos, procura involucrar tus cinco sentidos: no basta con estar presente físicamente, sino que has de ofrecerles tu atención plena y dejar a un lado teléfonos móviles y otras distracciones.

Esto les hará sentir que verdaderamente aprecias su compañía, que disfrutas estando a su lado. Estos momentos de calidad forjarán lazos emocionales perdurables y harán que los niños te vean como una cómplice, un apoyo, una fuente segura de amor incondicional y genuino.

Compartir tu intimidad emocional con ellos

Cuando hablamos de crear intimidad con los niños, lo primero que piensan muchos padres es en lograr que estos se abran con ellos, que les cuenten su día a día, sus alegrías y preocupaciones y que acudan a ellos en busca de consejo. Sin embargo, hay que recordar que las relaciones son bidireccionales y también nosotros hemos de compartir nuestros sentimientos con nuestros hijos.

Por ello, háblales de tu trabajo, de tus amistades, de tus logros o de tus miedos. Exprésales cuándo estás triste y qué te preocupa. Si adecúas el lenguaje y la información a su nivel de comprensión, verás cómo agradecen que les tengas en cuenta. No te preocupes, no va a resultar perjudicial que te muestres vulnerable ante tus hijos, es necesario (y positivo) que comprendan que tú también eres humana.

También resulta muy recomendable que les hables de cómo fue tu vida antes de su llegada. Cuéntales sobre tu infancia, tu adolescencia y tus vivencias pasadas. Esto ayudará a estrechar los lazos afectivos y a generar un clima de confianza que hará que también ellos se animen a compartir contigo su día a día.

Ser flexible y tolerante

Por otro lado, el modo en el que respondes cuando tus hijos te hablan sobre algo que les preocupa es muy relevante. A veces, sin darnos cuenta, los juzgamos y castigamos por sus actos antes de dejarles explicar bien lo que ha ocurrido. Esto, evidentemente, lleva a que la próxima vez opten por ocultarnos la información; no solo con el fin de evitar la reprimenda, sino también para no sentir que nos decepcionan.

Por lo anterior, es necesario tener cuidado con los juicios y comentarios que hacemos respecto a ciertas situaciones. Si tu hijo sabe que estás totalmente en contra de las relaciones de pareja en jóvenes de su edad, probablemente optará por ocultarte que mantiene una. Es preferible mostrarse flexibles, tolerantes y abiertos a escuchar, comprender y debatir.

Familia creando intimidad emocional con sus hijos.

Crear intimidad emocional con tus hijos es construir un nuevo estilo de familia

Si percibes que la relación con tus hijos es fría y distante, repleta de conflictos y secretos es probable que falte este componente de intimidad. Pero, antes de culparlos a ellos o reprocharles su actitud, ten en cuenta que somos los adultos quienes debemos dar el primer paso para construir una nueva forma de vincularnos y comunicarnos con ellos.

Los menores responden muy positivamente al amor y al respeto; si se sienten valorados, comprendidos y tenidos en cuenta, será para ellos algo natural acudir a sus padres en busca de consejo, consuelo o confidencia.

Te podría interesar...
Tipos de familias según su grado de cohesión
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Tipos de familias según su grado de cohesión

Existen cuatro tipos de familias en función del grado de apego o independencia que mantienen sus miembros. Descubre cuáles son y cómo afectan al bienestar.