Cómo comunicar el embarazo en el trabajo

Óscar Dorado · 27 febrero, 2019
Comunicar el embarazo en el trabajo no siempre resulta sencillo para muchas mujeres. Por ello, en este artículo vamos a contarte algunos consejos para que puedas hacerlo de la manera oportuna.

Muchas mujeres, cuando se quedan embarazadas, temen perder su puesto de trabajo al dar a conocer su estado. Por ello, en este artículo vamos a explicarte cómo comunicar el embarazo en el trabajo de la mejor manera posible. ¡Descúbrelo a continuación y toma nota!

Sin duda, te sentirás muy emocionada de poder compartir la noticia con tus seres queridos. No obstante, es posible que tengas dudas al comunicar a tu círculo profesional la llegada del pequeño. En cualquier caso, no hay nada que temer y siempre es un buen momento para estar orgullosa y ansiosa de tener al pequeño.

De hecho, recomendamos que te informes sobre cómo el embarazo puede afectar a tus capacidades profesionales y te prepares si consideras que hay cosas que no pudieras hacer. No debes dudar de que tener un hijo es una opción y un derecho, y ello no debería implicar ningún tipo de consecuencia profesional.

Consejos para comunicar el embarazo en el trabajo

A continuación, te presentamos algunos consejos que debes tomar en consideración cuando llega la hora de comunicar el embarazo en el trabajo:

1. Elige el momento apropiado

El primero de los consejos que te presentamos es tener un plan que te permita elegir el momento apropiado para comunicarlo. La mayoría de mujeres suele informar sobre ello al final del primer trimestre o al principio del segundo.

Lo ideal es programar una reunión informal con tu jefe para informarle sobre los hechos, especialmente si piensas que podría haber una reacción negativa. De esta manera, puedes medir la reacción inmediata de este y tener una idea general de su actitud.

2. Mantén tu profesionalidad

En segundo lugar, al dar a conocer la noticia, no debes hacerlo con un tono de disculpa y evitar ciertas palabras. Tener un bebé es parte de la vida y un derecho de todas las mujeres. Recuerda que, salvo algunas excepciones menores, podrás realizar la mayoría de las tareas de la misma manera que lo hacías antes de estar embarazada.

La ley indica que la excedencia por maternidad se puede solicitar desde el nacimiento del hijo.

Por ello, es importante que mantengas tu profesionalidad intacta y comuniques el embarazo cumpliendo con los requerimientos empresariales. Esto significa que debes hacerlo con la suficiente antelación para que la empresa tenga tiempo de prepararse y hacer frente al nuevo escenario.

3. Contacta con recursos humanos

El embarazo es un buen momento para hablar con recursos humanos e informarte sobre la licencia por maternidad. Si no hubiera nadie que pueda responder a estas preguntas, quizás puedas preguntar a una compañera que haya estado embarazada recientemente en la misma empresa. De esta manera, podrás obtener orientación e información de primera mano.

4. No lo comuniques en una entrevista de trabajo

También te adelantamos que, si te sometes a una entrevista de trabajo estando embarazada, no estás obligada a revelarlo a los posibles empleadores.

Cómo comunicar el embarazo en el trabajo.

Para una mujer, buscar empleo ya es lo suficientemente difícil como para tener que generar preocupación por su futura maternidad. De hecho, si la oferta es rescindida, estaríamos delante de un caso de discriminación. Si esto ocurre, podrías demandar a la empresa y tendrías todas las de ganar.

5. No tengas miedo

Por último, debes saber que muchas mujeres temen decirle al jefe que están embarazadas, porque creen que perderán su puesto de trabajo. Perder el trabajo debido a un embarazo se considera discriminación y, como mujer, estás protegida contra este tipo de arbitrariedades.

Como supondrás, estas conversaciones podrían ser difíciles, pero es importante que se produzcan para disipar dudas y comunicar el embarazo con la suficiente antelación. De esta manera, la empresa podrá buscar las mejores soluciones durante el tiempo que no puedas acudir a tu puesto de trabajo.

Puedes estar segura de que una de las mejores partes del embarazo es compartir las emociones que genera la llegada del pequeño. Esperamos que ahora te sientas en mejores condiciones para informar del embarazo a tus superiores.