Claves para enseñar a pensar a los niños

Agetna 20 noviembre, 2016

Pensar es una actividad propia de los cerebros humanos. Pensamos porque interiorizamos, meditamos, reflexionamos, tenemos nuevas ideas, imaginamos… Pensar es toda la actividad del cerebro que implica un razonamiento. Aunque los más ignorantes también piensan, no es menos cierto que quienes están mejor preparados y tienen un coeficiente intelectual más alto poseen las herramientas para razonar y tomar mejores decisiones en su vida.


En el presente artículo te hablamos al respecto.

¿Qué es enseñar a pensar a un niño?

Enseñar a pensar a un niño es inculcarle la necesidad de:

Encontrar el porqué de todo

De esa manera entenderá su origen, naturaleza, funcionamiento, utilidad… Digamos, por ejemplo, que debes incentivar a tu hijo a que no solo entienda que luego de varios días una guayaba verde se pone madura, cambia de color y es entonces cuando puede utilizarse para hacer la mermelada que tanto le gusta. Es tu deber estimularlo a que indague cuáles son los procesos químicos que hacen posible la maravillosa transformación de la fruta.

nino-pensando-con-los-padres-de-fondo_1098-881

Llegar a conclusiones por sí solo

Está bien que tu hijo quiera ser parte del grupo y como miembro, necesite estar a tono con los ideales que persiguen sus amigos. Pero que no se deje llevar por los cerebros de los otros. Tu niño debe entender que aun siendo parte de una misma tropa pueden tener opiniones encontradas. Enséñalo a pensar por sí solo y defender sus ideas sean o no iguales a los de los otros.

Si sus amigos ingieren bebidas alcohólicas y fuman porque está de moda, quieren “demostrar su hombría”, o probar qué se siente, él tiene que aprender a mantener su postura y no dejarse arrastrar hacia las drogas legales sobre las que tanto le has advertido.

Alejarse del pensamiento estereotipado

Los estereotipos encierran el cerebro. Le construyen un bloqueo mental que solo le posibilitan llegar a análisis que se mantengan dentro de los cánones que se impuso.

El pensamiento estereotipado es unidireccional y sin desvíos, por ende, es incapaz de ver las luces de colores que tintinean a ambos lados del camino por donde va. Que sirva esta metáfora para explicarle a tu hijo cómo el pensamiento estereotipado se vuelve ciego a la diversidad de análisis que un mismo cerebro puede tener.

Enséñale que piense de forma libre y sin tabúes.

Tener argumentos sólidos para defender sus ideas

Puede que un hombre tenga la verdad en sus manos, pero si no sabe defenderla, cualquier mentira o pensamiento errado va a sobreponérsele.

Para tener argumentos sólidos hay que estudiar, investigar, mantenerse actualizado… Enséñale a tu niño a hacer suyos conocimientos de cualquier índole. Que aprenda de arte, mecánica, aeronáutica, medicina, belleza, salud, moda, ecología… nadie sabe en qué momentos los va a necesitar.

Aprender de sus errores

Sacar partido de sus pifias será la mejor manera de aprender a no cometerlas nuevamente. “Nadie escarmienta por cabeza ajena” ten esto presente a la hora de enseñar a pensar a tu pequeño. Sus equívocos serán sus mejores maestros.

Si habla mal de un compañero frente a otros, se saca una enemistad y se busca un problema por eso, inmediatamente aprenderá que está mal hablar de quien no está presente, criticarlo, o burlarse de él.

guiainfantil-com-nino-pequeno-pensativo-p

Tomar decisiones basado en sus propios análisis

Enséñale a tu hijo a no dejarse influenciar al punto de dejar que otros sean quienes resuelvan y dictaminen por él. Está bien escuchar las opiniones y el pensamiento de quienes le rodean, pero el niño debe ir aprendiendo a hacer uso de sus propios aprendizajes, valorar lo que tiene y es, los pros y los contras, y las amplias posibilidades que se le ofrecen para solo entonces hacer una elección.

Todo el conocimiento que haya hecho suyo le servirá para resolver sus problemas y ser el responsable de sus decisiones.

Claves para enseñar a pensar a los niños

Mamá, para enseñarle a pensar a tu hijo debes fomentarle buenos hábitos de vida. Estimúlalo a:

  • Leer
  • Dedicar tiempo a la meditación
  • Recrearse con juegos que lo inviten a pensar: ajedrez, puzles, rompecabezas, sopa de palabras, juegos matemáticos…
  • Plantearse problemas y ponerse retos que lo hagan superarse a sí mismo

Ser creativo y andar siempre en la búsqueda de nuevas alternativas para solucionar sus disyuntivas.

Recuerda que pensar es interiorizar, meditar, reflexionar, tener nuevas ideas, imaginar… Pensar es una actividad propia de los cerebros humanos que se le puede dar atenciones culturales como se le da a las propias plantas para que crezcan, echen flores, frutos y se desarrollen mejor.

Te puede gustar