Características de los niños extrovertidos

En este artículo, mencionamos las principales características de los niños que tienden hacia la extroversión. ¡No te lo pierdas!
Características de los niños extrovertidos
Sharon Capeluto

Escrito y verificado por la psicóloga Sharon Capeluto.

Última actualización: 21 enero, 2023

Algo seguro es que los niños extrovertidos no son ni más ni menos felices que los niños introvertidos. Aunque es cierto que la sociedad actual parece premiar y diseñar sus espacios en torno a la extroversión, este tipo de temperamento no es ni positivo ni negativo por sí mismo . La connotación dependerá de cada niño y de su forma de desenvolverse en el mundo.

La extraversión es una dimensión clásica en la psicología de la personalidad. El psiquiatra suizo, Carl Jung, explica que este término hace referencia a un tipo de actitud caracterizado por el interés en lo externo. Además, aclara que estas personas “recargan su energía” al vincularse con otros, mientras que las introvertidas se energizan al estar en soledad.

Inquietos, impulsivos, sociables y divertidos: en el imaginario social, así son los niños extrovertidos. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tender hacia este rasgo de personalidad? En este artículo, respondemos a todos estos interrogantes. 

Principales características de los niños extrovertidos

A continuación, nos centramos específicamente en la extroversión en la infancia, en sus manifestaciones más habituales y en sus preferencias y dificultades.

1. Disfrutan de estar en contacto con otras personas

Los niños extrovertidos se sienten a gusto cuando están con otros. También, se integran rápidamente en grupos nuevos y desconocidos. Generalmente, no tienen ningún problema con ser el centro de atención y tienen facilidad para abrirse con los demás. 

Sin embargo, este aspecto puede conllevar algún inconveniente a la hora de conectarse consigo mismos, ya que no les resulta tan sencillo tener momentos de introspección o pasar ratos a solas. A su vez, la habitual actitud optimista y locuaz, en ocasiones, dificulta la manifestación libre de emociones como la tristeza o la angustia. 

A menudo, los niños extrovertidos son vistos como “el alma de la fiesta”, pues suelen adoptar una actitud activa, toman iniciativa y contribuyen a generar ambientes estimulantes.

2. No se inhiben ante las multitudes

Los contextos con amplia aglomeración de gente, no representan ninguna amenaza para ellos. De hecho, no suelen tener dificultades a la hora de hablar en público, tomar papeles protagonistas en actos escolares o participar en clase

A pesar de que los niños introvertidos también pueden ser líderes de un grupo, los extrovertidos tienen sus habilidades sociales más desarrolladas. Por ende, no es de extrañar que asuman roles de liderazgo en equipos deportivos o de otro tipo. Además, tienen gran capacidad de transmitir motivación e inspiración.

3. Les gusta estar en movimiento

Un aspecto muy característico de estos niños, es que suelen ser muy inquietos. Disfrutan de realizar varias actividades al día, aunque cada una de ellas implique solo un rato. A su vez, en las reuniones sociales, suelen saltar de conversación en conversación de forma muy veloz y cómoda, lo cual los estimula y entusiasma. 

Les gusta conocer gente nueva y diferente. Sin embargo, aunque son excelentes habladores, puede costarles practicar una escucha activa. Son capaces de adaptarse a diferentes tópicos de conversación, pues hacen asociaciones rápidas, aunque menos profundas. De hecho, a menudo hablan y actúan impulsivamente, sin detenerse a pensar.

4. Son optimistas

Comúnmente, los niños extrovertidos perciben al mundo desde una perspectiva optimista. Es decir, que ven y juzgan las cosas desde su aspecto más favorable. Esta visión los ayuda a conseguir éxito en diferentes aspectos de la vida, como lo social, lo académico e incluso en la salud.

Ver el vaso medio lleno contribuye con una favorable adaptación a nuevos entornos y situaciones desafiantes. Las personas extrovertidas no suelen enfocarse en los aspectos negativos o desfavorables de las cosas, lo cual potencia su productividad y la habilidad de resolver conflictos.

Hacer nuevos amigos es fácil para los niños extrovertidos. Su comportamiento expansivo y su espíritu alegre genera una sensación de cercanía en los otros.

5. Les resulta sencillo hacer amigos

Los niños extrovertidos suelen tener grandes grupos de amistades y muy diferentes entre sí. Incluso, d esde que son pequeños, podemos notar cómo algunos chicos se acercan con amabilidad y entusiasmo a otros que jamás habían visto antes, por ejemplo en un parque o en un centro comercial. Así, les basta con pasar un buen rato con ellos y divertirse, aunque no se vuelvan a cruzar. 

Los niños no son 100 % extrovertidos

Jung es quien popularizó los términos introversión y extroversión para hablar de diferentes modos de orientación psicológica. Él explicó que ninguna persona es 100 % introvertida o extrovertida, sino que existe una predominancia hacia uno u otro De hecho, un mismo sujeto puede presentar una actitud más introvertida en una situación y contexto específico y una posición más extrovertida en otra.

En este sentido, entendemos que la alternativa más interesante y saludable para los niños es que busquen un equilibrio, de modo que logren asumir la disposición más conveniente en cada situación.

Te podría interesar...
Diferencias: Niños extrovertidos y niños introvertidos
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Diferencias: Niños extrovertidos y niños introvertidos

Hay niños que son el alma de la fiesta. Hay otros que presentan personalidades reflexivas. Conoce las diferencias: niños extrovertidos y niños intr...



  • Jung, C. G. (1971). Tipos psicológicos (R. F. C. Hull, Trans. 2ª ed. Vol. VI). Princeton, NJ: Princeton University Press.
  • Reyes Conforme, K. Y. (2013). Habilidades sociales de los niños de 4 a 5 años seguros y extrovertidos (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación).

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.