Beneficios de estar acompañada durante el parto

Adrianazul 9 junio, 2017

La simple presencia de un rostro familiar en el momento del parto es para cualquier madre un buen aliciente que las hace sentir apoyadas, relajadas y en control; y así lo demuestra la ciencia.

Actualmente es bastante común que una madre tenga compañía a la hora de dar a luz. Ahora es bastante común que esté acompañada por familiar, amigo o una doula, sin embargo, hace un tiempo atrás esto era imposible.

De hecho, aún en algunos hospitales hay bastantes restricciones, no obstante estas se han ido flexibilizando debido a los evidentes beneficios que tiene para la futura madre estar acompañada durante el parto.

En su debido momento fue necesario hacer estudios acerca de este tema para demostrar que, por ejemplo, ante una situación de estrés, una mujer embarazada se siente mejor teniendo a alguien de confianza a su lado ofreciéndole soporte y apoyo.

Y aunque los beneficios de estar acompañada durante el embarazo exceden esta lista, aquí te mostramos siete de estos para que conozcas lo positivo que resulta traer al mundo a tu bebé en compañía de tus seres cercanos:

  1. Cuando estás acompañada el parto es más corto:

El acompañamiento constante reduce de forma moderada la duración del trabajo de parto. En teoría y por experiencias recogidas, puede reducirse hasta 43 minutos menos, todo esto debido a la calma y tranquilidad que le proporciona a la madre la presencia de su pareja u otro acompañante.

Esto sucede porque la ansiedad y el miedo de dar a luz, pueden generar patrones anormales de frecuencia cardiaca fetal, hacer que se ralenticen las contracciones y, en consecuencia, que se alargue el parto.

  1. Con alguien a tu lado parto se vuelve más fácil:

Las madres acompañadas tienen más posibilidades de tener un parto natural y no uno instrumentalizado y también de no necesitar analgesia.

Las sospechas que sugieren las investigaciones al respecto es que el apoyo mejora la sensación de control y empoderamiento de la madre, y por lo tanto esto reduce el factor de dependencia de las intervenciones médicas, incluida la epidural. Y como los niveles de estrés son menores, el paso del bebé a través de la pelvis y el parto resulta más sencillo.

  1. La experiencia del parto es mejor si no estás sola:

Las madres que tuvieron acompañamiento manifestaron mayor satisfacción con la experiencia del parto; sobre todo, quienes contaron con la presencia de su pareja desde el inicio del proceso de alumbramiento.

  1. Tu acompañante puede asistir o ayudar a cronometrar los intervalos de las contracciones:

Tu acompañante se debe asegurar de tener un reloj con minutero y cronometrar las contracciones desde el comienzo de una hasta el comienzo de la otra. Si el intervalo es de 8 a 10 minutos y cada contracción dura entre 30 y 45 segundos, eso le dirá que está en la fase temprana del parto.

  1. Tu acompañante puede mantener contacto con el doctor que atenderá el parto:

Estar en contacto con tu médico es muy importante, pues con la información que le dé tu acompañante, el especialista puede decidir -teniendo en cuenta el orden y el tiempo de las contracciones- cuándo debes ir al hospital.

  1. Tranquilizarte, animarte y calmarte:

Cuando estás tensa, tu cuerpo está en extremo rígido o te enteras de que es necesaria una intervención instrumental es cuando más que nunca necesitas de tu acompañante, quien hará todo lo posible para tranquilizarte animarte o calmarte.

Estar en conocimiento de que el parto no se desarrolla de forma natural, y por ende requiere una intervención médica, hace a la madre aún más vulnerable y necesitada del apoyo y la calma que le puede proporcionar el acompañante elegido.

  1. Estar atento a las necesidades (sed, frío, calor.):

Desde el momento en el que rompes agua, comenzarás a demandar mucha atención de parte del elegido para acompañarte. La comunicación continua entre ambos es importante, pues te ayudará a prevenir que nada falte en las maletas.

Tu acompañante debe tener mucha paciencia, sobre todo si la madre es primeriza; de ser así debe brindar seguridad en el momento de parto con palabras motivadoras, tomándole de las manos, recordando el modo adecuado de respiración.

Te puede gustar