Logo image
Logo image

6 beneficios del deporte para niños con síndrome de Down

4 minutos
Procura no cohibir a tu hijo con síndrome de Down. Por el contrario, busca la manera de impulsarlo día a día. El deporte es una gran opción. Por medio del deporte puedes ayudarle a conseguir una serie de beneficios físicos y psicológicos. ¿Qué esperas?
6 beneficios del deporte para niños con síndrome de Down
Última actualización: 22 diciembre, 2022

Generalmente, los niños con síndrome de Down suelen ser sobreprotegidos por sus padres o cuidadores. No obstante, más allá de proteger a tu hijo, es necesario que explore el mundo a su manera. Por eso, una de las mejores alternativas es el deporte, no solo porque cuenta con un alto contenido de actividad física, sino porque es una opción con la que puede obtener grandes beneficios.

El deporte hace parte fundamental en la vida de los niños. Por lo anterior, te enseñaremos una serie de aspectos positivos con el fin de que acerques a tu hijo al mundo deportivo.

Beneficios físicos para niños con síndrome de Down

Dentro de los beneficios físicos que ofrece el deporte a los niños con síndrome de Down cabe destacar el fortalecimiento muscular y evitar el sedentarismo. Sin embargo, la actividad física va mucho más allá del fortalecimiento y del tiempo de ocio, por ello se hace necesario que lo incluyas en la rutina de tus hijos.

1. Cardiovasculares

Realizar deporte de manera regular favorece la frecuencia cardíaca y la circulación de la sangre. Estos factores contribuyen a disminuir la probabilidad de enfermedades como la cardiopatía isquémica, así como la de sufrir un infarto.

Por otra parte, el corazón y el sistema circulatorio se ven fortalecidos paulatinamente. Esto indica que la hipertensión y otros padecimientos relativos al sedentarismo también merman la probabilidad de presentarse.

Some figure
Los niños con síndrome de Down que practican alguna disciplina deportiva empiezan a mejorar su proceso de adaptación física.

2. Hematológicos

A pesar de que los beneficios hematológicos van en conjunto con el sistema cardiovascular, hacer hincapié en los aportes de la práctica deportiva no está de más. Con respecto a estos, lo más recomendable es que la rutina deportiva sea diseñada por un profesional. La idea es que tanto la intensidad como el tiempo de duración sean óptimos para tu hijo.

Con base en ello, los beneficios en la producción de células sanguíneas podrían ser mucho más apropiados. Además, las enfermedades relacionadas con la sangre, como la trombosis, disminuirían la probabilidad de aparecer en el organismo.

3. Metabólicos

Los niños con síndrome de Down deben realizar deporte de manera regular gracias a los beneficios metabólicos que ofrece. Recuerda que el metabolismo se encuentra presente en todos los procesos fisiológicos. Uno de los principales beneficios es la regulación del colesterol. Por otra parte, también se aumenta la tolerancia a la glucosa.

Beneficios psicosociales para niños con síndrome de Down

Algunos niños con síndrome de Down suelen presentar dificultades en cuanto al ámbito social. Sin embargo, el deporte puede desinhibir este aspecto y favorecer las relaciones interpersonales. Por otra parte, también existe la posibilidad de que tu hijo fortalezca los procesos psicológicos por medio del deporte. ¿Conoces sus beneficios?

4. Autoestima y autodescubrimiento

La sobreprotección en los niños en general interrumpe el proceso de desarrollo físico y psicológico. En este punto, la idea es que el menor tenga la oportunidad de romper las cadenas de la sobreprotección por medio del deporte.

De esta manera, es probable que el niño comience a descubrir qué habilidades tiene y cómo las puede aplicar. Sin lugar a dudas, la autoestima también se verá afectada de forma positiva.

Some figure
La práctica de algún deporte es una excelente alternativa para que tu hijo interactúe con más niños de su edad e incluso pueda hacer amigos.

5. Relaciones sociales

Tal y como se mencionó anteriormente, uno de los principales beneficios de la práctica deportiva a nivel social es el mejoramiento de las relaciones interpersonales.

Además, no solo podrá crear lazos de amistad o convivencia. También, es probable que aprenda roles sociales propios a la autoridad, los cuales son necesarios. Un ejemplo claro de ello es el comprender que su profesor o entrenador es quien dirige el entrenamiento, por lo tanto, es una figura que merece respeto.

6. Autonomía

Con relación al beneficio de la autonomía no debes alarmarte. Está claro que es complejo desapegarse de tu hijo, pero no debes anclarte a él o convertirlo en una persona totalmente dependiente.

Para que comience a construir o fortalecer los procesos de autonomía, apoyarlo en la decisión de practicar cualquier deporte es fundamental. Recuerda que una manera de cuidarlo es impulsarlo a mejorar y a hacer cosas por su propia cuenta.

¿Cómo obtener los beneficios para niños con síndrome de Down?

El primer paso para poder obtener los beneficios físicos y psicosociales del deporte es permitirle al niño que elija una práctica que le guste. Concentrarse en su disfrute es fundamental para desarrollarla de manera oportuna.

Por otra parte, también es importante que sean personas profesionales las que impartan las clases. Por último, y no menos importante, el acompañamiento y la motivación de tu parte contribuyen a que tu hijo dé el siguiente paso.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Bonilla Briceño, J. F. (2005). Respuesta hematológica al ejercicio. Revista Ciencias de La Salud.
  • Pineda, A. I. P., & Garcia, B. M. G. (2010). Síndrome de Down y deporte. Efdeportes.

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.