Almohadas de embarazo: tipos y beneficios

Si estás esperando un bebé, te va a interesar conocer los tipos y beneficios de almohadas de embarazo para saber cuál se ajusta mejor a tus necesidades.
Almohadas de embarazo: tipos y beneficios
Elena Sanz Martín

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 17 mayo, 2021.

Escrito por Mónica Heras Berigüete, 17 mayo, 2021

Última actualización: 17 mayo, 2021

¿Almohadas de embarazo? Si, existen y se van a convertir en tus aliadas hasta que termine tu periodo de gestación, incluso un poco más allá, puesto que son ideales para ayudarte durante el periodo de lactancia. Cuando la barriga empieza a crecer, llega un momento en el que no encuentras acomodo: el peso, los tirones musculares y los movimientos del bebé, hacen que sea imposible conciliar el sueño.

Es ahí donde entran en acción estos accesorios tan útiles como sencillos. Si estás teniendo dificultades para dormir o algún tipo de dolor, te recomendamos que sigas leyendo y conozcas estas almohadas. Están especialmente diseñadas para dar un soporte cómodo a tu cuerpo.

“La maternidad tiene un efecto humanizador. Todo se reduce a lo esencial”.

-Meryl Streep-

Lo que las almohadas de embarazo pueden hacer por ti

Mujer embarazada leyendo con las piernas en alto.

Te puede parecer sorprendente, pero una almohada de embarazo puede serte de más ayuda de la que imaginas. Gracias a ella, podrás encontrar soporte para la barriguita, la espalda o las piernas durante la gestación. Pero eso no es todo, ya que este tipo de accesorios se convierte en un gran amigo a la hora de alimentar a tu bebé.

Son especialmente útiles si vas a darle el pecho, pero también ofrecen mucho juego para darles el biberón, puesto que podrás recostar al bebé sobre él y buscar una postura más cómoda para no hacerte daño en la espalda.

Por si fuera poco, cuando el pequeño crece, también sigue teniendo una función. Dependiendo del tipo de almohada que elijas, tú pequeño podrá recostarse en ella o empezar a practicar para mantenerse sentado cuando llegue el momento. Así pues, verás que es una inversión a la que le sacarás mucho partido.

Los beneficios de las almohadas de embarazo

Durante el tercer trimestre, una almohada para el embarazo te ayudará a estar más cómoda. Muchas mujeres también encuentran alivio en el momento del parto, cuando llegan las primeras contracciones. Así pues, veamos algunos de sus beneficios:

  • Se adaptan perfectamente a la forma del cuerpo de la futura mamá.
  • Son capaces de proporcionar el ajuste necesario en la espalda, barriga, caderas y piernas de la mamá.
  • Son estupendas para aliviar las molestias asociadas al embarazo, tales como dolores pélvicos, calambres en la piernas, etc.
  • Ayudan a prevenir la acidez estomacal y los problemas de espalda.
  • Evitan moverse demasiado en la cama cuando duermes, lo que facilita el descanso.
  • Se pueden lavar fácilmente en la lavadora.
  • Después del embarazo pueden utilizarse para la lactancia materna.

Tipos de almohadas de embarazo

Como habrás podido ver, son perfectas para dormir, para acostarse a leer un libro e incluso para amamantar a tu bebé, puesto que gracias a su apoyo, ayudan a reducir los calambres. Su diseño permite adaptarse a las posturas que recomiendan los médicos, como son las laterales o con las piernas en alto, que alivian dolores musculares.

En el mercado podrás encontrar un montón de opciones de distintas formas, materiales, tamaños y precios. A continuación, compartimos contigo algunas de las más comunes.

Almohada tipo cuña

Estas tienen forma de triángulo o media luna y, por lo general, están fabricadas en espuma. Están diseñadas para adaptarse a la barriga a medida que va creciendo y ayudan a aliviar el dolor de una zona concreta. Una de sus ventajas es que suelen ser pequeñas, fáciles de guardar y se pueden utilizar después del embarazo.

En forma de U

Este tipo de almohadas de embarazo son más grandes, ya que están pensadas con el fin de que pueda soportar tu cuerpo completo, desde la cabeza, hasta los pies. Ayudan a que adquieras una postura de lado, facilitando, así, el flujo sanguíneo y la oxigenación. Limitan bastante los movimientos y algunas tienen silueteda la forma del cuerpo.

Mujer tumbada con una almohada de embarazo en forma de U.

Almohada de embarazo en forma de C

También se las conoce como de cuerpo entero y son las preferidas de las embarazadas, puesto que permiten dormir de lado y tener una zona de apoyo bajo la barriga, entre las piernas y en la cabeza. Lo único es que tienen un tamaño bastante grande, lo que puede resultar incómodo tanto para ti, como para tu pareja.

Con forma alargada

Este tipo de almohadas prenatales son muy similares a las que tienen forma de C, pero más rectas. Sirven para apoyar todo tu cuerpo; al ser alargadas, puedes moldearlas según cada situación. Esta flexibilidad hace que sean muy cómodas durante el descanso.

Por otro lado, te recordamos que también puedes utilizar los cojines y almohadas que tienes en casa para encontrar un descanso placentero. Necesitas soporte para la barriga, en la zona lumbar y entre las piernas, esto te hará sentir mucho más relajada.

Piensa cuál de estas opciones crees que se adaptaría a tus necesidades y no dudes en usar una almohada prenatal. Sin duda, uno de los accesorios que te hará el embarazo más llevadero.

Te podría interesar...
El tamaño de la barriga del embarazo no depende del tamaño del bebé
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
El tamaño de la barriga del embarazo no depende del tamaño del bebé

¿Crees que porque el tamaño de la barriga sea grande el bebé también tiene que serlo? Esto no siempre es cierto. ¡Descubre aquí la razón!