Alimentación y eczemas en bebés

Descubre la relación que existe entre alimentación y eczemas en bebés, y cómo se pueden prevenir.
Alimentación y eczemas en bebés

Escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza el 10 Diciembre, 2020.

Última actualización: 10 Diciembre, 2020

¿Sabías que el 20 % de los niños suele presentar eczema? Se trata de la patología inflamatoria más común de la piel en este grupo de edad. Además, está relacionada con el riesgo de desarrollar alergia a los alimentos, asma o rinoconjuntivitis. Por esta razón, vamos a contarte cómo influye la alimentación en los eczemas en bebés. Ten en cuenta que también se conoce como dermatitis atópica. 

En este sentido, la contaminación ambiental causada por el tráfico y el tabaco aumentan el riesgo de que presenten eczema y aumente la probabilidad de infección. Lo mismo ocurre con los ácaros y el polen. 

El tratamiento engloba el uso de fármacos, cremas y aceites de uso tópico y la retirada de los alérgenos implicados. Varía en función de la severidad de los síntomas, por lo que es fundamental consultar con un profesional especializado. Así, a raíz de la diversidad de abordaje, la Academia Europea de Dermatología y Veneorología publicó un consenso en 2018. 

Alimentación y eczemas en bebés

Beneficio de los omega-3

Se empezó a investigar al descubrir que la cantidad de ácido linolénico en la piel es baja producido por la falta de unas enzimas específicas. A su vez, carecen de la proteína filagrina, que forma la barrera de protección de la piel. Esta es la razón por la que suelen presentar infecciones por Staphilococcus aureus

Acorde a la segunda parte del consenso de la academia de dermatología, los aceites de onagra y borraja por vía oral no suponen ningún beneficio. Por eso, están desaconsejados como parte del tratamiento. Sin embargo, sí resultan de utilidad por vía tópica. Además, la ingesta de 5,4 gramos de DHA (ácido docosahexaenoico) durante 8 semanas reduce la severidad de los eczemas, ya que poseen un alto poder antiinflamatorio. 

Los omega-3 también se pueden encontrar en el pescado azul, cuyo consumo recomendado es de 2 veces a la semana, los frutos secos y las semillas molidas, para evitar que el pequeño se atragante. Asimismo, recuerda utilizar aceite de oliva virgen para cocinar. 

Vitamina D, clave en la prevención de eczemas en bebés

Aunque se desconoce si la falta de vitamina D es causa o consecuencia de la dermatitis, la suplementación ha obtenido buenos resultados. Por un lado, el 90 % de los niños de 1 año o más reduce la aparición de infecciones cutáneas.

Por otro lado, tener niveles de vitamina D bajos durante el embarazo aumenta el riesgo de desarrollar eczemas en los niños. Por tanto, es importante exponerse al sol al menos 10-15 minutos al día para sintetizar dicha vitamina. 

Las dosis para lactantes es de 1000 unidad internacional (UI) diarios de D3, siempre y cuando la madre no se suplemente. Incluso, a medida que ganen peso, pueden incrementar de 1000 en 1000 por cada 5 kilogramo.

Probióticos, ¿son efectivos para reducir los eczemas en bebés?

La mayoría de investigaciones con probióticos muestran resultados prometedores, especialmente por la mezcla de especies de Lactobacillus frente a Bifidobacterias a solas. Sin embargo, todavía falta establecer las dosis, la duración y las cepas específicas recomendadas. Además, alguna como la L.rhamnosus GG es inefectiva al administrarla como prevención durante los primeros 6 meses de vida. 

Alergias y eczemas 

Por último, se sabe que existe una relación positiva en la presencia de eczemas y alergias en bebés y niños.  Eso no implica que haya que eliminar el consumo de alimentos como los lácteos y los huevos. O incluso de frutos secos o cacahuetes. Las principales razones son las siguientes:

  • La dificultad para mantener la dieta a largo plazo.
  • La escasa evidencia sobre los beneficios por retirarlos.
  • La falta de efectividad en niños.

Además, se requiere disponer de una prueba de alergia positiva para dejar de consumir dicho alimento. Teniendo en cuenta dicha relación, se planteó si adelantar o retrasar la introducción de alimentos producía algún efecto en la mayor predisposición. Tras investigarlo, no produjo ningún efecto, aunque existe un periodo ventana entre los 4 y los 6 meses. 

En resumen, ante la más mínima sospecha, consulta un dermatólogo para que te asesore acerca de cómo actuar frente a la alimentación y los eczemas en bebés.

En caso de que sepas qué alimentos le agravan los síntomas a tu pequeño, consulta con un dietista-nutricionista para que te explique la dieta a seguir. También es importante una buena hidratación mediante la ingesta de agua y uso de cremas para pieles sensibles. De esta manera, podrá mejorar su salud cutánea. 

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Eccema en el bebé: características y cuidados

El eccema en el bebé es una afección muy común y controlable si se llevan a cabo los cuidados y rutinas adecuadas. Te contamos más aquí.



  • Wollenberg, A; Barbarot, S; Bieber, T; Christen-Zaech, S; Deleuran, M; Fink-Wagner, A  et al (2018) Consensus-based European guidelines for treatment of atopic eczema (atopic dermatitis) in adults and children: part I. JEur Acad Dermatol Venereol, 32(5): 657-82.
  • Wollenberg, A; Barbarot, S; Bieber, T; Christen-Zaech, S; Deleuran, M; Fink-Wagner, A  et al (2018) Consensus-based European guidelines for treatment of atopic eczema (atopic dermatitis) in adults and children: part II. JEur Acad Dermatol Venereol, 32(6): 850-78.
  • Dennin, M; Lio, P A (2017) Filaggrin and childhood eczema. Arch Dis Child, 102(12): 1101-02.
  • Schlichte, M J;Vandersall, A; Rajani Katta, R (2016) Diet and eczema: a review of dietary supplements for the treatment of atopic dermatitis. Dermatol Pract Concept, 6(3): 23-9.
  • Obbagy, J E; English, L K; Ping Wong, Y; Butte, N F; Dewey, K G; Fleischer, D M et al(2019) Complementary feeding and food allergy, atopic dermatitis/eczema, asthma, and allergic rhinitis: a systematic review. Am J Clin Nutr, 109 (S7): 890-934.
  • Cabana, M D; McKean, M; Caughey, A B; Fong, L; Lynch, S; Wong, A et al. (2017) Early Probiotic Supplementation for Eczema and Asthma Prevention: A Randomized Controlled Trial. Pediatrics, 140(3)
  • Waidyatillake, N T; Dharmage, S C; Allen, K J; Bowatte, G; Boyle, R J; Burgess, J A et al (2018) Association between the age of solid food introduction and eczema: A systematic review and a meta-analysis. Clin Exp Allrgy, 48(8): 1000-15.
  • Wei, Z; Zhang, J; Yu, X (2016) Maternal vitamin D status and childhood asthma, wheeze, and eczema: A systematic review and meta-analysis. Pediatr Allergy Immunol, 27(6): 612-9.
  • Mustapa Kamal Basha, M A; Abdul Majid, H; Razali, N; Yahya, A (2020) Risk of eczema, wheezing and respiratory tract infections in the first year of life: A systematic review of vitamin D concentrations during pregnancy and at birth. Plos One, 15(6).
  • Yang, W; Tu, R; Hu, Y; He, T; Zhang, W; Gu, L et al (2019) Probiotics supplement for the prevention of eczema in children: Study protocol for a meta-analysis and systematic review. Medicine, 98(34).

Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Ramon Llull en 2013. Especializada en Nutrición Clínica a través del Máster en Nutrición y Metabolismo de la Universidad Rovira y Virgili en 2014. En 2017, realizó el curso de Nutrición Clínica y Deportiva Vegetariana por ICNS y en 2018 el curso de Actualización en el manejo clínico nutricional de patologías digestivas por la Clínica Cinusa. Desde 2015, trabaja pasando consulta en HM Delfos y en los Consultorios Médicos Ausias Marc. Dispone de experiencia en el abordaje nutricional de alergias e intolerancias y patologías digestivas. En 2016 participó en el programa de Alimento y Salud de RNE5 y en junio de 2018 colaboró con la revista Elle. Desde abril de 2019 imparte cursos de formación a través de Bureau Veritas.