Acné en el embarazo: consejos para tratarlo

Mervis Romero · 20 diciembre, 2017
El acné durante el embarazo se debe a los altos niveles hormonales que estimulan las glándulas sebáceas. Estas producen gran cantidad de secreciones que obstruyen los poros, generando infecciones bacterianas que tienen como resultado la aparición de acné.

El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel provocada por una infección bacteriana. Suele afectar a las embarazadas, sobre todo a las que lo padecieron durante los periodos menstruales. Sin embargo, ¿te has preguntado por qué se produce el acné en el embarazo? ¿Qué se puede hacer para mejorarlo? Conoce las respuestas a continuación.

Por qué aparece el acné en las embarazadas

Durante el periodo de gestación ocurren una serie de cambios hormonales que afectan a la piel de la embarazada. Los altos niveles de hormonas que circulan por el cuerpo de la mujer estimulan las glándulas sebáceas.

Seguidamente, estas glándulas producen secreciones excesivas que al combinarse con las células muertas bloquean el folículo piloso. Bajo la obstrucción de los poros se produce mucha grasa, lo que genera la infección bacteriana causante del acné.

¿Qué hacer para tratar el acné en el embarazo?

El acné no se puede prevenir, pero algunas de estas sugerencias te ayudarán a combatirlo.

  • Lávate la zona afectada con un producto para limpiar ligero o un jabón depurativo que no contenga aceite.
  • No uses toallitas para limpiar tu cara, podría irritarte la piel.
  • No presiones sobre tu cara al secarla, lo mejor es frotarla dándose suaves golpecitos.
  • Asegúrate de que las cremas humectantes que uses no contengan aceites, pues esto aumentará el acné.
  • No debes extirpar o exprimir los granitos ni espinillas, para evitar más inflamación y cicatrices.
  • Tus maquillajes deben ser a base de agua, que no contengan aceites y que no sean comedogénicos. Es decir, que no provoquen más acné y que no tape los poros.
  • Si tu acné es muy severo debes acudir al dermatólogo.
  • Debes consultar al médico antes de usar lociones y cremas en la cara, ya que hay varios productos que no son recomendables durante el embarazo.
El acné en el embarazo puede combatirse con remedios caseros.

Precauciones al usar tratamientos para el acné

Durante el embarazo no debes recurrir a ningún tipo de tratamiento para el acné sin consultarlo con el médico. Este cuidado tiene su fundamento en que algunos medicamentos son perjudiciales para el desarrollo del feto. Del mismo modo, podrían aparecer otras afecciones en la piel, como el cloasma.

Como mencionamos, existen muchos medicamentos que no se pueden utilizar cuando se tiene acné en el embarazo. Estos son: 

  • Ácido salicílico: es un componente que se encuentra en la mayoría de los productos para el acné.
  • Tetraciclinas: es un antibiótico que produce deficiencia en el crecimiento de los huesos del feto.
  • Retin-A o Tretinón: es una crema muy común para el tratamiento del acné y otras afecciones de la piel.
  • Isotrentinoina: más conocida por el nombre de su marca comercial, Accutane.

Hay que prestarle mucha atención a estas advertencias. Está comprobado que el uso de estos fármacos durante el embarazo puede penetrar por vía tópica hasta el torrente sanguíneo. Si esto ocurre, podría ocasionar abortos espontáneos, malformaciones e incluso muerte infantil.

“Se aconseja llevar un estilo de vida saludable y tener hábitos alimenticios que te ayuden a lograr el equilibrio”

Remedios caseros para controlar el acné

Los remedios caseros aportan muy buenos resultados y para el acné en el embarazo son ideales.

Mascarilla de pepino

Esta mascarilla de pepino es utilizada desde la antigüedad para secar las espinillas y los granos. Además, es un poderoso cicatrizante.

El acné representa una verdadera pesadilla para las mujeres preocupadas por su estética.

Utiliza el aloe vera

Puedes aplicar directamente el extracto de aloe vera en la zona afectada; tiene un efecto desinflamatorio y ayuda a secar los granos rápidamente.

Mascarilla de naranja

Prepara una mascarilla con la ralladura de corteza de una naranja, agrégale una cucharada de avena y tres de yogur natural. Colócatela durante 15 minutos y luego retírala.

Tu estilo de vida influye en el control del acné

Puesto que el acné en el embarazo se debe a la inestabilidad hormonal, es altamente aconsejable llevar un estilo de vida saludable y tener hábitos alimenticios que te ayuden a lograr el equilibrio.

  • Alimentación balanceada: consume alimentos con grasa natural, frutas y verduras que hidratarán tu piel y te aportarán vitaminas y minerales que controlan el desequilibrio hormonal.
  • Intenta reducir el estrés: la ansiedad es un factor influyente en el acné. Por lo tanto, intenta mantenerte relajada.
  • Actividad física: realizar un poco de ejercicio, por ejemplo una caminata, favorece el transporte de hormonas en la sangre.

Seguir estas sugerencias te ayudarán a mejorar el acné en el embarazo y a tener un período de gestación saludable. ¡Pruébalas y observarás los resultados!