A mi hijo no le interesan los deportes

Este artículo nos dará las herramientas necesarias para motivar a nuestros pequeños cuando no les interesan los deportes y además aprenderemos a saber cómo orientarlos para que tomen la mejor decisión en cuanto a qué deporte practicar.


El ejercicio físico les proporciona a los niños grandes beneficios para un crecimiento sano ya que los ayuda a mantener una buena salud física y mental. Sin embargo, cabe la posibilidad de que a nuestro pequeño no le interese los deportes, ¿cómo incentivarlo?

Sentarnos y hablar con nuestro niño es una demostración de amor y comprensión, no hay otro método más eficaz que este para enseñarle y transmitirle algo que queremos expresar, por lo tanto, hablar con él y saber el por qué no le gusta el deporte es un buen comienzo para motivarlo a la actividad física.

Por lo general los niños se sienten atraídos por los juegos, las aventuras y los amigos, así que hablarles del deporte desde esta perspectiva es un punto a favor ya que sentirán que practicar futbol, natación, o béisbol les proporcionará grandes amigos y muchas horas de diversión y aventura.

Debemos tener en cuenta que obligar a nuestros hijos a hacer algo que no es de su agrado puede traer problemas a nivel conductual, es decir, pueden manifestar su disgusto a través del rechazo, mostrarse distante, llorar por cualquier cosa, entre otros comportamientos. Es importante comunicarnos con nuestro pequeño y comprenderlos.

¿Qué debemos hacer para que a mi hijo le interese los deportes?

los deportes 2

Hablar con nuestro hijo acerca de los motivos por los cuales no le interesan los deportes no basta para motivarlos e incentivarlos, por esta razón te presentamos una serie de aspectos a considerar para hacer que se sientan atraídos por las actividades deportivas:

  • Hablar con nuestro pequeño acerca de sus gustos y preferencias ya que la mayoría de las veces los niños hacen algo no porque quieran hacerlo, sino por satisfacer a los padres. Es importante saber qué actividades les gustarían hacer a nuestros pequeños.
  • Los padres somos el mayor ejemplo a seguir para nuestros hijos, sería una excelente idea practicar algún deporte junto a ellos, no solo para motivarlos, sino también para que sientan el apoyo y comprensión por quienes más lo aman.
  • Reconocer los logros de los niños es algo que no podemos olvidar como buenos padres, elogiarlos por las cosas buenas que hacen y por cumplir sus objetivos hará que se sientan muy motivados y queridos.

¿Qué deporte debe elegir mi hijo?

los deportes 1

Nuestro pequeño es quien debe buscar qué actividades le divierten y le hacen sentir a gusto; los padres en este proceso cumplen la función de orientarlos acerca de cuáles actividades deportivas son más acordes en cuanto a sus condiciones físicas y aptitudes.

Es importante explicar a nuestros pequeños que hacer deportes no es algo pasajero, todo lo contrario, debemos enseñarles que los deportes requieren constancia, esfuerzo y mucha disciplina para ser el mejor y lograr las metas que proponga el equipo.

Si nuestro hijo aprende a ser constante y disciplinado lo más probable es que sea así en la escuela y en el hogar, trayendo muchas ventajas a su vida.

Recomendaciones antes de orientar a nuestro pequeño a hacer deportes

Antes de comunicarnos con nuestro tesoro no debemos olvidar que es él quien tomará la decisión y debemos respetarla siendo pacientes y amorosos. Por esa razón te recomendamos los siguientes consejos para hacerlo lo mejor posible:

  • Evitar obligar a nuestro pequeño a hacer actividades deportivas, sí aun después de hablar con él y mostrarle los beneficios no lo desea o no le llama la atención lo mejor es dejar que él mismo tome la decisión cuando lo desee.
  • Si nuestro pequeño no desea apuntarse a alguna actividad y de ninguna manera le interesan los deportes, los padres podemos llevarlo al parque y hacer con él algún ejercicio físico a modo de juego, de manera que no se sienta obligado a asistir a las actividades deportivas.
  • La paciencia es la clave de toda comunicación con nuestros hijos y debemos tener en cuenta que a pesar de que son pequeños toman sus propias decisiones.

Simplemente debemos orientarlos con amor y ternura para lograr su bienestar fisico y emocional.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar