8 claves para enfrentarse con éxito a los exámenes tipo test

10 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Los exámenes tipo test generan, con frecuencia, muchas dudas, puesto que en ellos se penaliza la improvisación. Por esta razón, hay que tener claros los conceptos e ideas claves para tener éxito.

Existen distintos tipos de exámenes: escritos, orales, tipo test, etc., y, dependiendo de ello, la forma en la que tenemos que estudiar es distinta. En las siguientes líneas vamos a hablar sobre cómo enfrentarse con éxito a los exámenes tipo test.

Los exámenes tipo test tienen en cada pregunta 3 o 4 opciones de respuesta y solo una es la correcta; nosotros tenemos que elegir una de esas 3 o 4 afirmaciones. Este tipo de examen suele ponernos nerviosos debido a las dudas que genera y porque, además, se penaliza cualquier improvisación por parte del estudiante. Por esta razón, tenemos que prepararlos bien.

Consejos para enfrentarse con éxito a los exámenes tipo test

No es lo mismo estudiar para un examen en el que tienes que desarrollar un texto escrito que para otro con preguntas tipo test. Para este último tenemos que tener un conocimiento preciso y concreto para saber sobre lo que nos están preguntando.

Niños haciendo un examen tipo test.

Si se prepara de forma correcta y se tienen en cuenta estos consejos que comentamos a continuación, será más sencillo enfrentarse con éxito a los exámenes tipo test.

Estudiar de forma activa

Para este tipo de examen hay que identificar los conceptos clave y tenerlos claros; aquí no es necesario memorizar masivamente. Para esto hay que leer bien los temas y apuntar todo aquello que consideres importante y prestar atención al hecho de que comprendes lo que ya has estudiado.

Una técnica que resulta eficaz para estudiar de esta forma son las flashcards; son unas tarjetas en las que por un lado se pone la pregunta y por el otro lado la respuesta. Estas tarjetas se pueden llevarlas encima y echarles un vistazo en los momentos que tengas libres para repasar.

Hacer simulacros de examen para enfrentarse con éxito a los exámenes tipo test

Como en todo, la práctica hace al maestro. Puedes practicar este tipo de examen utilizando exámenes tipo test de otros años o planteándote ciertas preguntas mientras estudias. Puedes hacer la prueba en una situación parecida al día del examen, ciñéndote al tiempo, para, así, calcular el que necesitas para cada pregunta y así el día del examen no quedarte sin tiempo.

Asegurarte de leer bien las instrucciones

Antes de comenzar a hacer el examen tipo test, debes leer con mucha atención las instrucciones, puesto que en ellas se suele especificar

  • El tiempo que dispones para realizarlo.
  • Si hay preguntas con más de una respuesta correcta.
  • Cuántos puntos valen las preguntas y qué puntuación necesitas para aprobar.
  • Si hay penalización por pregunta contestada de forma incorrecta y si las preguntas en blanco penalizan o no.

Esta información es clave para poder llevar una estrategia y no arriesgarse en aquellas preguntas con las que no se está seguro, puesto que, si penalizan, se puede acabar suspendiendo el examen.

Mirar de forma general el examen y leer cada pregunta con detenimiento

Dedica los primeros cinco minutos a hacer una lectura rápida del examen. Esta primera lectura te ayudará a identificar las preguntas difíciles de las más fáciles. Tras esta primera lectura, lee detenidamente y con atención cada pregunta y sus respuestas. De esta forma, te asegurarás de comprender qué es lo que preguntan para responder de forma correcta.

Más consejos para enfrentarse con éxito a un examen tipo test

Responder siempre a las preguntas de las que no dudas la respuesta

Las primeras preguntas que hay que contestar son aquellas que has identificado como fáciles y de las que tienes una respuesta clara. Aquellas en las que tengas dudas o dificultad, las saltarás para volver posteriormente a ellas. De esta manera, te organizarás mejor el tiempo para poder responder al resto del examen dentro del horario previsto.

Así pues, mientras haces esto, puedes ir señalando las más complicadas, pero que si te detienes en ellas, vas a responder de forma correcta.

Continuar con las preguntas que tienen más dificultad, pero que sabes

Una vez que hayas contestado las preguntas más fáciles, pasarás a las más difíciles, pero que tienes claras y sabes que vas a responder bien. Si en alguna encuentras alguna dificultad, sáltala y pasa a la siguiente para no perder tiempo.

Decidir si contestar o no a las preguntas sobre las que que tienes dudas

Cuando ya hayas contestado todas las que sabías, tanto fáciles como difíciles, pasa a las que tienes dudas o no sabes la respuesta. Para contestar estas has de tener clara una estrategia dependiendo de

  • Si las preguntas incorrectas no penalizan. Bajo esta circunstancia, puedes contestar todas, puesto que si cometes un error, no te van a quitar ninguna pregunta correcta.
  • Penalizan las preguntas que no se responden y las respuestas erróneas. En esta situación, también nos conviene contestarlas todas, puesto que si las dejas sin responder penalizan.
  • Cuando penalizan las respuestas erróneas, pero no las que se dejan sin contestar. En este caso, hay que planificar cuáles contestar sin arriesgar a que demasiados fallos perjudiquen a las respuestas correctas.
    Niño haciendo un examen tipo test.

Repasar las respuestas

Antes de que acabe el examen es oportuno repasar todas las preguntas y las respuestas. A veces una mala lectura inicial puede llevar a fallar, por lo que, si se vuelve a leer, puede que te des cuenta de tu error y estés a tiempo de subsanarlo.

Otros trucos para enfrentarse con éxito a los exámenes tipo test

Estos trucos añadidos a los consejos anteriores te llevarán a conseguir el éxito en tu examen:

  • Cuando vayas a contestar las preguntas, descarta primero las incorrectas; así, tendrás que elegir entre menos opciones.
  • Si dudas entre varias respuestas correctas y hay una opción que dice todas las anteriores”, la probabilidad de que esa respuesta sea la correcta es muy alta.
  • Duda de aquellas opciones que incluyan palabras absolutas o negativas. Por ejemplo: “siempre”, “nunca”, “frecuentemente”, etc.
  • No dejes para el final el rellenar la plantilla de respuestas; puede que no te dé tiempo, así que ve rellenando conforme contestes las preguntas tipo test.

“Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber”.

-Albert Einstein-

En definitiva, estos consejos facilitan el momento de enfrentarse con éxito a los exámenes tipo test. Es importante que hagas un estudio adecuado al tipo de examen al que te vas a enfrentar, puesto que si no lo haces de esta manera, va a ser muy difícil que puedas aprobar. Así pues, si pones en práctica estas claves, el éxito en un examen tipo test está asegurado, eso sí, siempre hay que poner todo el empeño y esfuerzo para conseguirlo.

  • Bes-Rastrollo, M., Jiménez-Ruiz, F. J., & Martínez-González, M. Á. (2016). Cómo preparar un examen tipo test . Eunsa.
  • Reiné-Díaz, P., & Fernández-Ramos, M. D. (2016). El examen tipo test de elección múltiple como herramienta de evaluación en Educación Secundaria: un caso práctico. Revista electrónica Advances in Innovation and Research Secondary Education Journal, 6(2), 0.
  • Gómez de Terreros, I., Toro Cebada, R., del Río, J. M., Távora López, M., & Lanzarote Fernández, M. D. (2000). Aplicación de la prueba objetiva tipo test como técnica de autoevaluación continuada y refuerzo pedagógico. II Jornadas Andaluzas de Calidad en la Enseñanza Universitaria. Desarrollo de Planes de Calidad para la Universidad. Materiales para la Calidad.(2000), p 323-327.