7 juegos para el recién nacido

Adrianazul 2 mayo, 2017

Cuando tu hermoso bebé ya ha cumplido dos meses de nacido, puede empezar a disfrutar de más juegos contigo. A estas alturas, ya has superado muchas noches sin dormir y ambos se han acostumbrado a una rutina cada vez más llevadera. También él está más tiempo despierto, por lo que puede interactuar mucho más.

Uno de los juegos más simples que puedes hacer junto a tu bebé es sonreír. A esa edad es muy probable que tu bebé desarrolle la sonrisa social y que lo haga es un gran logro para la mayoría de los padres. Tienes una oportunidad de desarrollar esta habilidad cada vez que recuestas a tu bebé en tu regazo y le hablas o le sonríes. Mientras lo haces él reaccionará solo al escuchar tu voz y ver tu cara.

Otro juego sencillo es poner al recién nacido boca abajo. Estar en esta posición lo ayudará a fortalecer los músculos de su espalda y del cuello. Colócalo boca abajo sobre una mantita extendida en el suelo. Recuéstalo sobre los brazos y asegúrate de que no tenga mantas sueltas ni juguetes cerca de la cara. Ahora, obsérvalo mientras intenta levantar su cabeza y moverla de un lado a otro. Puedes comenzar a practicar este ejercicio con sesiones que duren entre 3 y 5 minutos diarios. Ve aumentando gradualmente el tiempo de cada sesión.

También puedes colocar a tu bebé boca arriba sobre la cama y con cuidado, es decir –hasta donde lo permita- abre y cierra, estira y dobla sus bracitos y piernitas. Otro juego divertido implica coserle cascabeles a un par de donas suaves para el cabello y colocárselas en las muñecas y los tobillos mientras se mueven sobre la cama. Está atenta a que los cascabeles no tengan bordes que puedan lastimar su piel.

Estimula sus sentidos

A esta edad tu bebé está comenzando a explorar el mundo y por ese motivo todo lo le parece nuevo y divertido. Es muy fácil estimular sus sentidos a través de juegos sencillos y sutiles. Por ejemplo, puedes soplar burbujas de jabón, esto lo ayudará a estimular su vista y seguramente parte de su cuerpo. Está pendiente de que las burbujas no revienten en su cara para que no se asuste ni se moje.

Para estimular el sentido de la vista de manera permanente es muy importante que establezcas contacto visual con él cada vez que lo tengas cerca. Y si deseas estimular su oído lo más sencillo que puedes hacer es cantarle alguna canción de cuna o una canción que te guste y que le pueda gustar, que sea suavecita. También, puedes compartir ratos de intimidad con él al escuchar la misma música que oyeron durante el embarazo, este tierno ejercicio lo hará sentirse seguro.

Trata de elegir canciones alegres mientras esté en estado alerta. Si en cambio lo ves cansado o agitado puedes colocarle música suave para tranquilizarlo. Y si a tu bebé le gustan los juegos divertidos, entonces puedes acercarle algún juguete con sonidos o moverle su sonajero arriba, abajo y a los lados. También puedes grabar sus balbuceos y ruidos y hacer que los escuche mientras los reproduces en el aparato y los imitas.

Juegos simples

Besarlo y abrazarlo además de convertirse en un hábito hermoso es una actividad que estimula el tacto del bebé. Puedes acariciarlo y dejar que él también te toque mientras lo llamas por su nombre o hablas con él, estableciendo siempre contacto visual.

La hora del baño también puede ser un rato para los juegos. Cuando lo bañas puedes hacer que sienta diferentes texturas. Ayúdate con una esponjita, el jabón, el agua y el aceite para que tu hijo sienta diferentes texturas y también diferentes temperaturas.

Y al final del día, puedes arrullarlo en tus brazos mientras se balancean en una mecedora, y cuando crezca un poco –ya a los dos meses de nacido- es el momento ideal para establecer la rutina de leer un cuento antes de dormir. Leerle un cuento a tu hijo lo ayudará a dormirse mucho más pronto, sobre todo si se hace luego de haber pasado un día en el cual ha aprendido y divertido muchísimo.

 

 

 

Te puede gustar