7 Juegos para hacer en familia

Agetna · 18 agosto, 2017

Los juegos en familia son provechosos tanto para los más pequeñines de la casa como para los adultos. A todos les viene muy bien pasar el rato con las personas que más les importan en la vida, por eso, siempre que tengas una oportunidad usa el momento para reír y emocionarte tal y como hacías cuando tenías la edad de tus pequeños. Te reiteramos: ellos, los demás y tú misma, te lo agradecerán.

Los mejores juegos en familia para disfrutar

Bailar en pareja con una pelota de por medio

Bailar en pareja sujetando una pelota en el medio de los dos es uno de los juegos en familia más divertido, sobre todo por lo difícil que resulta y lo gracioso que se ponen los bailarines intentando que la pelota no se les caiga.

Para complicarlo es bueno que se baile una canción movidita donde haya que ejecutar distintos pasos; y si se quiere poner más tensa la actividad, la pelota, puede sustituirse por un huevo. ¡Pobrecito al que se le caiga!

El escondite del tesoro

Esconder tesoros en distintos lugares de la casa es emocionante. Este es uno de los juegos en familia inclusivo que agrupa a todos los grupos etarios por igual.

Los tesoros a esconder pueden ser dulces, caramelos, chocolates… cualquier golosina sirve, o, pertenencias de los miembros de la familia que vayan a jugar.

Cada cuál esconderá la pertenencia de otro y a las señales de frío, frío o caliente, caliente, quien le toque buscar podrá saber si está cerca o lejos del tesoro.

“No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos.”

—Friedrich von Schiller—

Jugar con pistolas de agua

Los juegos en familia con agua son preferidos por los niños y hasta por los adultos, cuando el calor arrecia.

Si es verano, y no te importa mojar tu patio, reúne a todo el equipo para retozar.

Cada quien deberá tomar una pistola de agua y mantenerla llena a la hora de perseguir a sus contrincantes y bañarlos con el líquido.

Enterramientos en la arena

juegos en familia 2
Building a sand castle

Si se dan una escapadita a la playa, los enterramientos en la arena pueden salvar el momento de ocio cuando el niño esté aburrido de bañarse en el mar y de hacer castillos.

Para este juego solo hay que elegir a la víctima que será enterrada en la arena y comenzar a cavar para hacer su “sepultura.”

Construir personajes con elementos de la naturaleza

Cuando vayan de visita al campo, un bosque o un parque, siempre que estén en familia al aire libre, tómense un tiempo para recolectar elementos de la naturaleza que encuentren en el lugar y confeccionar con ellos un determinado personaje.

De esta manera, harás que todos los miembros conecten entre ellos y la rica naturaleza que les rodea.

Las manualidades siempre son faenas entretenidas tanto para los niños como los adultos.

El juego del ahorcado

El juego del ahorcado es una actividad antiquísima que seguramente conoce toda la familia.

Aunque se trata de ir adivinando vocales y consonantes para hallar una palabra, el niño más pequeño puede servir como portavoz de cualquier adulto y así participar en la actividad.

La persona que lo tenga cargado le soplará al oído la letra que desea y el peque la dirá en voz alta.

Recuerda que en este juego los errores son fragmentos del cuerpo, la cuerda y los árboles donde ahorcarán al muñeco que, cada vez, representarán al jugador que esté compitiendo.

La gallinita ciega

La gallinita ciega es una actividad que precisa de un esfuerzo físico, por lo que quienes participen deben estar en buena condición. También, hay que tener buen equilibrio para andar con los ojos tapados.

No obstante, como se trata de incluir a todos los miembros de la familia en la diversión, quienes no puedan correr (los abuelos seguramente) podrán servir como los árbitros que determinen cuál es el vencedor según la cantidad de veces que haya agarrado al resto de los contrincantes.

juegos en familia 3

Los niños más pequeñitos serán los voceros que le digan, a la gallinita ciega, para qué lugar coger con el objetivo de atrapar a los demás.

En el juego comienza siempre una gallinita a la que se le vendan los ojos. A su alrededor debe mantenerse el resto del grupo.

Toda vez que la gallinita logre agarrar a alguien el mismo se convierte en la nueva gallinita ciega.