7 fórmulas que facilitan la independencia del niño

Pedro · 16 febrero, 2017

En muchas ocasiones los padres nos sentimos desbordados ante las demandas de nuestros hijos. Nos requieren para que estemos siempre a su lado y así hacer frente a las situaciones de la vida cotidiana. Esto nos está diciendo que nuestros pequeños tienen una baja autonomía y por eso nos necesitan. Por tanto, debemos fomentar la independencia del niño.

Así estaremos favoreciendo la confianza en sí mismo, ya que se dará cuenta de que es capaz de realizar tareas que lo ayudan a desenvolverse en su vida cotidiana. Una vez que consigan actuar por sí solos y ser más autónomos, los padres nos sentiremos más aliviados en las tareas del hogar.

En la etapa de preescolar, el desarrollo de la independencia del niño es una de las tareas evolutivas claves. Es a partir de los 2 años cuando el chico ya empieza a adquirir destrezas que le ayudan a desenvolverse mejor en su ambiente. Buscan ser independientes, comer solos, llevar la ropa sucia a lavar, tirar las cosas a la basura, etc.

Nosotros, como padres, debemos alentar en esta disposición natural del pequeño, así estaremos facilitando su independencia.

¿Cómo podemos fomentarla? Sigue leyendo. Te daremos las claves que van a facilitar la autonomía del niño.

Fórmulas para facilitar la independencia del niño

Fijar metas pequeñas y alcanzables que fomenten su independencia

Hay que partir de pequeñas metas que sean alcanzables de acuerdo a su edad. Así, el niño tendrá éxito cuando las lleve a cabo y estará motivado a seguir desarrollando su autonomía. Si establecemos unas metas que suponen un nivel de destrezas cognitivas y motoras para las que el niño no está preparado, le costará hacerlas y de esta manera se desanimará y dejará de intentarlo.

Explicarle qué tiene que hacer y cómo

Hay que explicar muy claro y con pocas palabras cómo debe hacer lo que le estamos pidiendo, para así poder facilitar la independencia del niño. Por ejemplo: “Vamos a lavarnos los dientes que ya eres muy mayor y lo vas a hacer tú solito”. Nosotros le explicamos cómo hacerlo y nos los lavamos a la vez para que vea cómo se hace.

Involucrar al niño en tareas de la vida diaria y darle responsabilidades

Desde pequeño se le puede pedir al niño que colabore en actividades sencillas, como poner la mesa, llevar la ropa a lavar, tirar las cosas a la basura, ordenar, etc. Así lo estaremos estimulando a desarrollar sus capacidades y lo haremos sentir importante en la vida familiar.

728px-play-simple-learning-activities-with-your-child-at-home-step-4

Permitir que asuma poco a poco responsabilidades acerca de su autocuidado

Es importante que los niños poco a poco vayan aprendiendo hábitos de higiene y cuidar su imagen personal y cuerpo. Para esto es necesario que le demos su espacio para aprender a hacerlo. Cuando son muy pequeños no cuentan con las destrezas para hacerlo, pero en cuanto veamos que son capaces, hay que permitirles que lo hagan solos mientras nosotros supervisamos.

De esta manera aprenderán a vestirse poco a poco, viendo cómo lo hacemos los padres; aprenderán por imitación a lavarse las manos, los dientes, etc.

Darles tiempo para que intenten hacer las cosas ellos mismos, aunque el resultado no sea perfecto

728px-adopt-a-child-step-1

Debemos darle más importancia al desarrollo de la independencia del niño antes de que estén las cosas bien hechas. Si un niño come solo pero acaba manchado y tarda mucho, no pasa nada, luego se lava. Hay que tener paciencia. No debemos darle nosotros de comer para evitar que se manche y para ir más rápido.

Dar refuerzo positivo cuando actúen con independencia

Felicitar y reforzar es una de las maneras más efectivas de conseguir fomentar comportamientos deseados. Por eso cuando el niño actúe con independencia, es importante alabarlo y hacerle ver que estamos orgullosos de él. De esta forma seguirá intentando y consiguiendo pequeños logros.

Permitir que tomen decisiones sobre sí mismos

Si permitimos que sean ellos quienes tomen decisiones acerca de ellos mismos y aspectos de su rutina diaria, incrementaremos su independencia. Para ello debemos establecer límites claros, es decir, dejar que sea él quien elija su abrigo o cenar una u otra cosa. Pero ojo, nunca debemos permitir que salga sin abrigo o que deje de cenar porque quiera.

¿Has usado algunas de estas fórmulas con tu niño? Sino las has utilizado, prueba a hacerlo, seguro que notarás buenos resultados. Además, te sentirás un poco aliviada, porque tu pequeño empezará a ayudar en las tareas de casa.