5 Ideas para preparar en casa una fiesta de Halloween divertida

Carmen 26 octubre, 2016

Preparar una fiesta de Halloween para tus hijos y sus amigos puede ser muy divertido pero también puede llevarte bastante tiempo y esfuerzo. Ten en cuenta que en una fiesta de Halloween no pueden faltar las calabazas, las telarañas y las brujas.

Con imaginación e ilusión no tiene que ser muy caro ni difícil preparar una fiesta de Halloween en casa. Además de los disfraces originales y espeluznantes, los adornos los podemos comprar pero también se pueden hacer en familia o con amiguitos de tus hijos que van a acudir a la fiesta una semana antes de la misma.

Siempre hay que asegurarse de que la decoración, la merienda y el maquillaje de los niños no supongan ningún riesgo para los niños. Hay que intentar que los elementos de decoración pesados estén bien sujetos si los ponemos por el techo a las paredes para que no se puedan caer y lastimar a los niños.

También los ingredientes de la comida de nuestra fiesta de Halloween tienen que ser de calidad y no pueden provocar ninguna alergia en los niños. Ten en cuenta que como en todas las fiestas infantiles tienes que saber qué niños son alérgicos o intolerantes a algún ingrediente o comida.

Como en cualquier fiesta para niños las pinturas para el maquillaje tienen que ser especiales e hipoalergénicas para que tampoco puedan causar a los niños ningún tipo de alergia.

halloween

La decoración de una fiesta de Halloween

En toda fiesta de Halloween para niños o adultos es fundamental la decoración de la casa. Una buena idea es  colgar de las paredes telarañas y un esqueleto de la puerta. También podemos poner enormes calabazas iluminadas, globos pintados con caras y guirnaldas naranjas y negras con motivos de Halloween como fantasmas, brujas o calaveras.

Para la calabaza podemos comprar una bastante grande por un módico precio en cualquier tienda o supermercado. Tendremos que vaciarla entre todos y luego introducir dentro una luz que la ilumine. También podemos recortar dibujos de gatos, fantasmas o brujas en cartulinas y luego colgarlos del techo.

Las telarañas se pueden hacer deshilando un poco de algodón de color negro y colgándolo por las paredes de la casa. También puede ser divertido encontrar manteles, servilletas, platos y vasos de papel o plástico con decoración de Halloween para que los niños se diviertan. Puedes decorar las pajitas para beber también con motivos de Halloween de cartulina.

Si quieres ser muy original puedes hacer con cajas de cartón pintadas de negro un ataúd en el que te puedes esconder al principio de la fiesta de Halloween. Cuando empiece la fiesta les puedes dar un pequeño susto que seguro les divertirá.

 

Halloween

Pintacaras terrorífico

Seguro que la mayoría de los niños vienen maquillados pero por si no es así, puedes comprar pinturas especiales y hipoalergénicos para pintar la cara de los niños. Alguna de las madres se puede ofrecer como maquilladora de monstruos para que todos los niños vayan maquillados para la ocasión. Puedes pintar su cara como un zombie, el conde Drácula o pequeños vampiros. Seguro que los niños que no vayan disfrazados o maquillados te lo agradecerán.

En la fiesta de Halloween puedes organizar, para que los niños estén entretenidos, actividades como un baile maldito con música terrorífica como como la banda sonora de películas famosas como Pesadilla antes de Navidad o la famosa de La familia Addams, en el que los niños seguro que se divertirán bailando.

También puedes organizar diferentes  juegos terroríficos, un concurso de historias de miedo o un taller de papiroflexia en el que puedan hacer calabazas, murciélagos o calaveras.

 halloween

Comida terrorífica

También puede ser divertido hacer comida para la fiesta con motivos de Halloween. Podemos hacer galletas dulces o saladas con motivos como fantasmas, brujas, gatos o calaveras. Siempre intentando que les gusten a los niños por su aspecto pero también por su sabor. Intenta que lleven ingredientes que gustan a los niños como chocolate, fresa o queso.

Además podemos inventar platos terroríficos como dedos sangrientos con salchichas de Frankfurt con kétchup, hamburguesas cortando el pan con forma de calabaza o pizza sangrienta incrementando la dosis habitual de tomate frito.

También podéis hacer pequeñas calabazas con mandarinas o con arroz anaranjado dándole esa forma especial. Otra idea divertida es hacer para la bebida batidos de fresa, chocolate o vainilla y echarle por encima sangriento sirope de fresa.

Seguro que con todas estas ideas lograrás que los niños pasen en casa una fiesta de Halloween terrorífica.

Te puede gustar