Cómo disfrazar a nuestros hijos en Halloween

Carmen 20 octubre, 2016

Desde hace unos años la fiesta de Halloween se ha convertido en una fecha de celebración en todos los países del mundo. Todos los niños están deseando que llegue esta terrorífica fiesta para disfrazarse y pasar un día divertido y igual que los adultos.

Tendremos que buscar un disfraz divertido para nuestros hijos pero también terrorífico y diferente. A los niños les encanta hacer ellos mismos con ayuda de sus padres o sus amigos disfraces originales para poder compartir ese día con sus amigos y familia. A veces en los colegios se hacen fiestas día de clase o son muchas las familias que lo celebran en su casa.

Hay dos alternativas para lograr un buen disfraz para Halloween. Podemos comprar el disfraz en alguna tienda especializada si nuestro hijo tiene muy claro de qué se quiere vestir y ya visto uno que le gusta. La otra opción es hacer con el niño un disfraz original. Suele ser la alternativa más complicada y laboriosa pero también la más divertida y original.

Niños con calabazas de Halloween

La seguridad del disfraz ante todo

Tenemos que tener en cuenta que es un disfraz para niños y todos los complementos tienen que mantener los requisitos mínimos de seguridad para que los niños no puedan sufrir ningún percance. Por ejemplo los maquillajes deben estar libres de sustancias tóxicas y superar las mismas pruebas de tolerancia que cualquier cosmético en contacto con la piel.

Los disfraces sobre todo si son para niños menores de tres años no deben contener elementos que puedan pinchar o cortar. Tampoco piezas pequeñas, o cordones o bolsas que puedan causar asfixia.También si el disfraz del niño lleva  una espada o bastón,  hay que tener cuidado que  no sea afilado, puntiagudo o demasiado largo. Los niños se pueden lastimar fácilmente si se tropiezan o se caen jugando.

Los disfraces de Halloween por edades

Para los más pequeños, los bebés hasta 1 año, lo mejor es buscar un disfraz gracioso, seguro y cómodo. Las mejores opciones son de calabaza, dragón o monstruo. Disfraces divertidos que no supongan ninguna inseguridad para niños tan pequeños.

Para los niños de 1 a 3 años se puede elegir también un disfraz parecido al de los bebés pero también ya pueden incorporar otros personajes. Tiene que ser también cómodo y seguro para que los niños no puedan tener ningún problema. Por ejemplo les puede gustar ir de diablo, bruja, marciano o hada. Para los niños que ya están caminando hay que tenerlo en cuenta para que no haya nada que les pueda hacer tropezar.

De 4 a 6 años a los niños ya les gusta elegir su disfraz e incluso pueden participar en su diseño. También tiene que ser muy seguro con especial cuidado con los maquillajes. Les gustan los disfraces con los que pueden dar miedo como murciélago, vampiro, fantasma o esqueleto. Aunque a las niñas les encanta disfrazarse de princesa en esta ocasión seguro que disfrutan con un disfraz de bruja fea y terrorífica.

De 7 a 10 años les encanta hacer un disfraz original para enseñárselo a sus amigos y compañeros. Seguro que nos pedirán que les ayudemos a hacer un disfraz terrorífico. Por ejemplo les encantan los zombies, las muñecas diabólicas y las princesas góticas. Es una oportunidad para desarrollar la creatividad de nuestros hijos y pasar con ellos una jornada terrorífica. Hay que tener cuidado como en todas las edades con el maquillaje pero sobretodo en estas edades porque les encanta pintarse.

halloween

A los adolescentes también les encanta disfrazarse y seguro que son ellos los que buscan su disfraz terrorífico o lo inventan con sus amigos. Les suele encantar disfrazarse de zombie, vampiro o enfermera diabólica.  También de personajes como Freddy, la niña del Exorcista, Drácula, la supervillana Harley Quinn o los zombies de la serie The Walking Death.

Además a los niños y adolescentes les encantará hacer una fiesta en el colegio o en alguna casa para poder crear su propia decoración terrorífica. Les encantará poner telarañas por los techos y paredes y pintar calabazas y ponerles luz. También una buena idea son los globos hinchados en los que pueden dibujar fantasmas, calabazas o arañas.

El consejo que os damos es que el disfraz de tu hijo para este  Halloween sea lo más original posible. Seguro que todos pasaréis una noche terrorífica. ¿Truco o trato?

 

Te puede gustar