5 consejos para hacer la compra con tus hijos y no morir en el intento

Si eres de las madres o padres que sufre haciendo la compra con tus hijos, te vamos a dar varios consejos para no te desesperes. ¿Tus hijos se aburren, se ponen nerviosos y se ponen a correr entre las estanterías? No sufras. Solo tienes que aprender algunos trucos.

La mayoría de los niños hacen lo mismo aunque muchos padres no lo reconozcan. A los niños no les gusta hacer la compra. Se aburren e inventan planes alternativos solos o con sus hermanos.

5 consejos para hacer la compra con vuestros hijos y sobrevivir

No te desesperes 

Aunque tus hijos salgan corriendo en cualquier pasillo, no te desesperes. Van a intentar portarse fatal para que no los vuelvas a llevar a hacer la compra. Pero ellos tienen que acostumbrarse y entender que tienen que acompañarte.

Tómate la experiencia como un desafío y piensa desde el primer momento que no va a ser fácil. Lo normal es que los niños se porten mal en esta situación, no que se porten bien. Lleva en el bolso algún juguete para que se entretengan mientras estáis haciendo la compra. Inventa trucos para que no se muevan por todo el supermercado y que les empiece a gustar.

Plantea la compra como una aventura

haciendo la compra

Intenta que los niños se impliquen en la actividad. Los niños pueden ayudarte en esta nueva aventura. Puedes sentarlos en el carro de la compra y pedirles que vayan guiándote. Por ejemplo, que te avisen cuando lleguéis al pasillo donde se encuentra la leche entera.

También los puedes nombrar “guardianes de la lista de la compra”. Tendrán que ir tachando de la lista cada uno de los productos que encontráis en las estanterías. Promételes que si acaban la misión con éxito, luego iréis al parque o a la piscina.

Si se trata de un hipermercado grande, visita la zona de los juguetes nada más llegar. Evitarás que los niños estén todo el rato pidiendo que vayáis a esta zona. Si se encapricha de algún juguete dile que si se porta bien lo podrá pedir para Navidad o su cumpleaños.

Resiste y no le compres nunca el juguete de inmediato. Si lo haces, la próxima vez que vayáis a comprar intentará tener otro juguete.

Es mejor una pataleta hoy que cincuenta en los próximos meses. Más vale un ‘no’ a tiempo a que se convierta en un niño caprichoso.

Respeta la lista 

Intenta comprar siempre siguiendo la lista de la compra. No te desvíes de ella ni un milímetro. Los niños seguramente te pedirán otros productos, otras cantidades y otras marcas. Diles que se trata de una misión y que si queréis ganar puntos tenéis que ceñiros a la lista.

Si lleváis otras marcas u otros productos no cumpliréis la misión. En casa ellos también te pueden ayudar a hacer la lista de la compra recordándote lo que falta o se ha terminado. Con la lista de la compra les enseñamos a los niños a respetar lo planificado.

No dejes que tus hijos corran

La misión es hacer la compra en un tiempo determinado que puede ser una o dos horas. No les dejes corretear por el supermercado porque se pueden perder. Si son pequeños, lo mejor es sentarlos en el caro de la compra. Si son ya demasiado grandes tienen que ir al tu lado. Intenta que se comporten bien.

carrito compra

Acude acompañado

Si cada vez que vas a la compra con los niños se convierte en un problema, intenta que te acompañe tu pareja o algún amigo. Las madres y los padres tienen que pedir ayuda cuando la situación os supere. Os puede ayudar a dividir las compras o a vigilar a los niños mientras que tú buscas los productos.

Por ejemplo, una se puede ocupar de los productos congelados y de nevera y la otra de los productos de limpieza. Seguro que haréis la compra en menos tiempo. Los niños se portarán mejor e intentarán ayudarte en la tarea sin enfados ni berrinches. Y si se portan mal no desesperes. La próxima vez que lo intentes seguro que triunfarás.  No pierdas la calma y sé positiva. Algún día la compra con tus hijos se convertirá en una aventura agradable. ¡No lo dudes!

 

 

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar