5 claves para mantener un matrimonio feliz

Okairy 11 julio, 2016

Tener un matrimonio feliz nada tiene que ver con la suerte o el destino. Contrario a lo que solemos y deseamos creer, el matrimonio se construye cada día. Son los pequeños detalles los que mantienen y mejoran la relación.

En Eres Mamá te listamos las 5 claves para mantener un matrimonio feliz. Toma nota y aplícalas con tu pareja.

1.- Entiende que el verdadero amor es más que química y pasión

Uno de los mayores errores que las personas cometen, especialmente las parejas jóvenes, es confundir la pasión con el amor verdadero. La pasión es una química poderosa. El amor verdadero comienza cuando la novedad desaparece y la familiaridad es establecida.

amor y pasión

Algunas parejas quedan confundidas en este proceso, creyendo erróneamente, que escogieron al compañero equivocado. Un matrimonio feliz sabe que este proceso es común en todas las relaciones y cada uno tiene muy claro al llegar a este punto que se eligieron para pasar el resto de su vida juntos, pese a las circunstancias que se presenten en el proceso.

2.- Si quieres un matrimonio feliz da siempre respuestas amables

¿Sientes que tu matrimonio ya no tiene sentido? Verás, la diferencia entre un mal matrimonio y un matrimonio feliz es que en el segundo existe la amabilidad. Cosas tan sencillas como:

  • Frases amables: “Buen día”, “Gracias”, “Te extrañé”, “Por favor”.
  • Acciones que demuestran amabilidad: Preparar el desayuno, agradecer por el tiempo juntos, dedicar una tarde a tu pareja.

Realmente son palabras y acciones muy simples ¿verdad? Lamentablemente son olvidadas con gran constancia y algunas parejas simplemente las dejan de lado con el paso del tiempo. Evita que tu matrimonio sea infeliz recordando que la otra persona es una de tus prioridades.

Es importante que aprendan a pasar el tiempo juntos y que no se dejen vencer por las presiones del  trabajo, la casa, las cuentas por pagar y los hijos. Recuerda que las pequeñas cosas de la vida traen grandes momentos.

3.- Procura decir “tú me importas” al dialogar

¿Demuestras preocupación por tu pareja cuando te comunicas con él? Tal vez ni siquiera hayas considerado la idea y eso sería un gran error. Una buena comunicación muestra que realmente lo estás escuchando y esto le transmite respeto.

Cuando tu esposo o esposa te esté diciendo algo, préstale atención libre y espontánea. Demuestra interés en lo que le está hablando porque eso es importante para él o para ella, igual que lo es para ti.

Obviamente no es errado cuestionar lo que se está oyendo con la intención de aclarar dudas. De hecho, este intercambio de ideas será lo que cree un un diálogo constructivo. Una buena comunicación ayuda a convertir una relación en un matrimonio feliz.

4.- Deja que tu matrimonio madure

La madurez exige paciencia pero ayuda a tener un matrimonio feliz. Nosotros, por ser de naturaleza egoísta, muchas veces buscamos la autosatisfacción inmediata. La paciencia genera una obra perfecta cuando la incorporamos a nuestras vidas.

Cuando se discute con la pareja, se empieza a perder el control y la paciencia es la última cosa que viene a la cabeza. Lamentablemente, algunos no maduran y simplemente creen que van a ser apasionados para siempre y cuando la realidad surge, se desmoronan rápidamente.

5.- Esfuérzate por renovar tu matrimonio

No es raro ver parejas pasando por situaciones complicadas que ven el divorcio como única salida. Sin embargo, cuando acuden a terapia de pareja de pronto parece que todo se ha solucionado. Desde fuera puede parecer que todo fue un acto de magia.

desayunar en pareja

Sin embargo, debes saber que esto no es así. Tener un matrimonio feliz depende de aprender a renovarse, de encontrar nuevas cosas que los inspiren y motiven para continuar juntos. Crear pequeños rituales que sean personales y únicos es solo una forma de renovar tu matrimonio.

Piensen en conjunto qué hacer. Las opciones son muy diversas:

  • Salir cada fin de semana al cine
  • Destinar la noche de los jueves para desconectarse del mundo y cenar solos
  • Ir al gimnasio juntos a la misma hora
  • Fijarse una meta y trabajar por ella

Los problemas se encuentran en cualquier matrimonio feliz, lo que marca la diferencia es saber lidiar con ellos. Esto dictará el éxito o el fracaso de una unión.

Te puede gustar