4 manualidades para hacer en verano

Óscar Dorado · 3 agosto, 2018
Llegan los meses de calor y los niños tienen más tiempo libre. Para romper un poco la rutina de playas y piscinas, te presentamos una lista con 4 manualidades para hacer en verano para niños. ¡Toma nota y escoge tu favorita!

La llegada del verano significa el comienzo de las vacaciones para los niños. Sin lugar a dudas, es un buen momento para que descubran que los videojuegos no son el único pasatiempo que pueden practicar. De hecho, pueden ser sustituidos por las manualidades para hacer en verano, ya que son divertidas y mucho más productivas.

Asimismo, el verano representa una perfecta oportunidad para mantener a los niños tranquilos y ocupados con proyectos sencillos y divertidos que estén ligados con la naturaleza y el aire libre. Te contamos más a continuación.

4 manualidades para hacer en verano

Estas son algunas de las divertidas manualidades para hacer en verano que permitirán pasar un buen rato en familia:

1. Conchas de decoración

La primera propuesta se trata de una gran idea para entretener a los más pequeños. La técnica está inspirada en el mosaico, en un medio de arcilla de modelado que se endurece en el aire. Solamente necesitas arcilla de modelar, conchas marinas de diferentes tamaños y formas, un palo de madera, una cinta, barniz y un cepillo.

Para proceder con su realización, debes comenzar por modelar la masa con la forma que elijas para crear un soporte. Debes tratar de cubrir los bordes con las conchas sin deformar la base. Una vez que todo esté en su lugar, ajusta el conjunto lo mejor posible y luego haz un agujero con el palo de madera.

Seguidamente, deja secar y aplica una capa de barniz. Para acabar, atraviesa una cuerda para suspender la creación , que aportará un toque de encanto de verano a la decoración de la casa.

Las manualidades son grandes entretenimientos para niños de 2 años.

2. Barco con botellas de agua

Para crear un barco de juguete para los niños, necesitas una tapa de caja de zapatos, dos botellas de agua, un pincho, tela, cinta aislante y un pequeño bote. El primer paso es hacer que el cartón sea impermeable. Para que sea posible, debe estar completamente cubierto con cinta aislante.

Entonces, debes agregar las botellas vacías, siempre utilizando la cinta. Seguidamente, dobla la tela para formar un triángulo. Pega la tela y corta lo que hay afuera. Puedes agregar una pequeña bandera.

Para hacer la vela, toma un cuadrado de telas, un pincho de madera y pegamento. Envuelve un lado de la tela alrededor de la punta y pégala por completo. Por último, haz un pequeño agujero en el pontón. Desliza el mástil y la vela, además de plantar la punta de la púa en un pequeño trozo de corcho.

“La creatividad implica romper con patrones establecidos para mirar las cosas de otra forma”
–Edward de Bono–

3. Casa para los pájaros

Una caja de zumo vacío o cartón de leche es un punto de partida perfecto para este proyecto. Al mismo tiempo, reutilizar es otra buena manera de enseñar a los niños la importancia de cuidar el medio ambiente.

Simplemente, debes coger la caja y crear una abertura en la parte inferior, como si fuera una puerta, para que los pájaros puedan entrar a su hogar acogedor.

Los niños pueden divertirse recogiendo ramas y hojas pequeñas e incluso musgo y flores secas para pegarlas en el exterior de la caja de cartón. Esto la hará más acogedora para las aves.

Por último, perfora un pequeño orificio en la parte superior y conecta un cable resistente o una cuerda de pescar fuerte para colgar el comedero de una rama agradable. Hazlo preferiblemente en un lugar en el que los niños puedan observar desde una ventana de su casa.

Es posible que los muebles se ensucien con pegamento al hacer manualidades.

4. Tablero de damas

Recoge 24 piedras pequeñas y redondeadas, aproximadamente del mismo tamaño. Luego, pídele a tus hijos que escojan sus 2 colores favoritos y que pinten la mitad de las rocas en un color y la mitad en el otro. Pueden ser creativos con esto y hacer que un conjunto tenga rayas y el otro lunares, por ejemplo.

Seguidamente, ayúdalos a dibujar una cuadrícula de 16 x 16 cuadrados en una pieza pequeña y cuadrada de madera, cartón reciclado o cartulina, para que puedan pintar un tablero de ajedrez.

Los niños realmente disfrutarán haciendo su propio juego de mesa; además, el uso de recursos naturales para hacer esto hace que el proyecto sea aún más memorable y divertido.

Para acabar, ten en cuenta que con esta variedad de manualidades para niños tienes todo lo que necesitas para entretener a los pequeños durante las vacaciones escolares. Solamente asegúrate de que los niños tengan todo lo que necesitan para reforzar sus capacidades creativas.