4 consejos para volver a la universidad después de haber sido madre

Óscar Dorado · 17 noviembre, 2018
Volver a la universidad tras el nacimiento del bebé no es sencillo. En este artículo, te ofrecemos algunas ideas para que puedas aprender a organizarte. ¡Toma nota!

La llegada de un bebé al mundo trae consigo un sinfín de responsabilidades. Sin embargo, esto no significa que las mamás deban dejar de hacer las actividades que más desean, como puede ser el hecho de estudiar en la universidad. En este artículo, te ofrecemos algunos consejos para volver a la universidad después de haber sido madre.

Es posible que, durante los estudios universitarios, una mujer quede embarazada y esto le imposibilite seguir con el plan de estudios. No obstante, una vez que se produzca el nacimiento del pequeño, puede ser un excelente momento para retomar las clases. El hecho de ser madre no imposibilita el tener tiempo para una misma y sus actividades.

Es aconsejable tomarse la maternidad como un equipaje, al igual que muchos otros. Incluso el hecho de cambiar la bolsa de pañales por la de los apuntes puede suponer una relajación para ti, una forma de desconexión. Es más: la reanudación de los estudios genera un ritmo constante, lo que puede llevar a una muy buena organización de cada jornada.

Ser madre es un desafío en sí mismo, pero ser estudiante es un desafío adicional para una madre. Por ende, cuando llega la hora de volver a la universidad, es ideal contar con el apoyo de los seres queridos. Se debe saber que se invertirán muchísimas horas que deberán ser asumidas ya sea por el padre del bebé o por los familiares.

Consejos para volver a la universidad después de haber sido madre

A continuación, te ofrecemos los mejores consejos para volver a la universidad después de haber sido madre. ¡Toma nota y anímate de cara a esta excepcional meta de vida!

1. Pide ayuda

Ser madre y estudiar en la universidad no es tarea fácil. Posiblemente estés más ocupada que nunca y sientas que no puedes lidiar con la carga de responsabilidades. Así que, por un lado, necesitarás la ayuda de los compañeros para recopilar todos los apuntes cuando no puedas acudir a clase porque el bebé está enfermo.

La organización es clave en la misión de ser madre y opositar.

Por otro, debes contar con el apoyo indudable de tu pareja y los padres. Necesitarás que cuiden de él cuando acudas a las clases o los exámenes de la universidad. Confía en tus seres queridos para aumentar tu concentración y las posibilidades de éxito. Recuerda que otra alternativa es la de encontrar una niñera.

2. Sé realista

Lo mejor de volver a la escuela como madre es que puedes hacerlo en tu propio horario. Debes conocer tus limitaciones; si no eres realista con respecto al tiempo que tienes disponible, es menos probable que completes los requisitos de tu trabajo escolar.

Te recomendamos plantearte alcanzar metas más pequeñas y fáciles de alcanzar. Esto te servirá para ver el progreso que estás logrando día a día.

3. Estudia a distancia

Actualmente, son muchas las universidades que están ofreciendo programas en línea; lo hacen en parte para apoyar las necesidades y demandas de muchas mamás que vuelven a retomar los estudios. Los cursos universitarios en línea te permiten ser dueña de tu jornada.

De hecho, los programas en línea son bastante flexibles y los estudiantes a menudo pueden completar sus cursos en su propio horario y desde la comodidad de sus hogares. Esto hace que sea más fácil mantener un equilibrio personal.

“Es ideal contar con el apoyo de los seres queridos. Se invertirán muchísimas horas que deberán ser asumidas ya sea por el padre del bebé o por los familiares”

4. Aprovecha el tiempo libre

Francamente, es posible que no tengas mucho tiempo libre con la llegada del nuevo miembro de tu familia. Sin embargo, si el bebé duerme bien durante el día, puedes usar la hora de la siesta para estudiar. Solamente debes hacer que la hora de acostarse para el bebé sea más temprano y tomar otro par de horas para tu formación.

Ser madre y opositora es un reto demandante, pero factible.

5. Organización

Por último, si deseas retomar los estudios, debes llevar a cabo una escrupulosa y minuciosa organización. Esto te permitirá tener éxito en cualquier actividad que desees realizar. En realidad, aquellas mamás que experimentan esta situación son valientes y desarrollan impresionantes habilidades de organización.

Finalmente, queremos concluir dándote mucho ánimo para llevar a cabo este proceso, en el que estarás más ocupada de lo habitual. Es cierto que los desafíos a los que se enfrenta una madre en sus estudios son numerosos, pero no son insuperables. 

En cualquier caso, se trata de un sacrificio que bien vale el esfuerzo, así que debes estar muy orgullosa de tener la voluntad de volver a la universidad después de haber sido madre. ¡Ve por tus objetivos valiéndote de las recomendaciones que aquí enumeramos!