4 consejos para hacer la compra si eres una madre primeriza

Óscar Dorado 24 mayo, 2018
La llegada de un primer bebé requiere realizar algunos gastos. Por ese motivo, en el siguiente artículo ponemos a tu disposición algunos consejos que debes tener en cuenta para hacer la compra si eres una madre primeriza. ¡De seguro despejarás tus dudas!

Tras nueve meses de larga espera, el nacimiento del bebé ya ha llegado; por primera vez, sientes que es uno más de la familia. Su cuna está preparada, los biberones y los pañales están en su lugar y la ropa se encuentra perfectamente doblada en su armario. Lo siguiente que debes tener en cuenta es saber cómo hacer la compra si eres una madre primeriza.

Con la llegada del bebé, debes aprender a convivir con un miembro más en casa. Asimismo, las prioridades cambian y se debe establecer una nueva organización familiar, que especialmente debes tener en cuenta cuando llevas a cabo las primeras compras.

Ciertamente, hacer la compra si eres una madre primeriza puede resultar complejo, caro e incluso atemorizante. Por ello, es necesario que valores algunos factores.

¿Qué factores se deben considerar?

Antes de hacer la compra si eres una madre primeriza, es importante que respondas las siguientes preguntas:

  • Utilidad: ¿Es esta compra razonable y útil?
  • Precio: ¿Es una inversión costosa o no encaja en nuestro presupuesto?
  • Diseño: ¿Debes optar por un diseño hermoso de forma sistemática?
  • Calidad: ¿Siempre es necesario optar por la mejor calidad?

4 consejos para hacer la compra si eres una madre primeriza

Si bien algunas compras parecen inevitables y necesarias, como la cuna o el asiento para el coche, existen otras de las cuales es posible prescindir. Para ayudarte a hacer una correcta elección, aquí tienes algunos consejos:

1. Haz una lista de lo que necesitas en el presente para tu bebé

Algunas compras te servirán de inmediato, pero otras pueden esperar. De hecho, si no tienes la intención de utilizar el objeto inmediatamente después del nacimiento de tu pequeño, te aconsejamos que no lo compres. Esto te permitirá realizar tus compras priorizando los objetos necesarios.

La cuna será uno de tus primeros gastos al hacer la compra si eres una madre primeriza.

2. Establece el presupuesto 

Hay gastos costosos que no pueden evitarse. Por ejemplo, si planeas tener varios hijos, debes valorar la calidad del objeto antes de pensar en el diseño.

Una regla general: ¡no te apresures! No es necesario comprar una docena de biberones o un monitor para el bebé. Asimismo, no cedas a las campañas de publicidad que logran crear necesidades innecesarias.

3. Opta por objetos evolutivos

En lugar de comprar objetos para bebés todos los años, según el tamaño y la edad de tu hijo, opta por muebles y accesorios evolutivos. Aunque puedan parecer caros, algunos tienen poca diferencia de precio con otros productos convencionales y, a la larga, puede ser una medida que te permita ahorrar dinero.

Por ejemplo, hay camas para bebés que contienen una mesa para cambiar pañales; a la vez, se transforman luego en una cama grande y ofrecen algo de almacenaje.

4. Pide consejo a madres experimentadas

Si no estás segura de tus elecciones, trata de recibir el consejo de otras madres. Ellas representan siempre un gran apoyo.

“El amor de una madre es capaz de todo, hasta de hacer los más grandes sacrificios con tal de que su criatura goce de felicidad”

¿Qué necesita realmente tu bebé?

A pesar de que pongas tus esfuerzos en no gastar demasiado, existen algunos artículos que son indispensables para el bebé. Estos son algunos:

1. Alimentación

Incluso si planeas amamantar, debes comprar al menos un biberón que pueda usarse para darle agua al bebé. También te servirá para prevenir cualquier eventualidad si tu hijo no quiere la leche materna. Asimismo, también recuerda comprar un suministro de baberos.

2. Higiene y cuidado

Los pañales y los productos para el cuidado —jabón de pH neutro, toallitas, algodón— son esenciales para el bebé. Además, se recomienda comprar tijeras de uñas, un cepillo especial para el cabello y esponjas para lavar su cuerpo.

La ropa es uno de los principales elementos a considerar al hacer la compra si eres madre primeriza.

3. Ropa

Durante los primeros seis meses, el bebe debe tener entre 6-8 conjuntos de día y de noche. Es aconsejable dar prioridad al algodón; algunos suéteres y ropa de abrigo también son necesarios. No olvides que recibirás muchos regalos que, en la mayoría de casos, serán piezas de ropa.

4. Movilidad con el bebé

Un asiento para el automóvil es uno de los elementos esenciales para moverse con el bebé. También te será útil adquirir una bolsa para transportar todo lo que necesitas para cambiar al pequeño: biberón, cambiador, toalla de papel, pañuelos desechables, etc.

En definitiva, existen muchos puntos a tener en cuenta para hacer la compra si eres una madre primeriza. No dudes en tomar prestados objetos de tus amigos y familiares; de hecho, te animamos a ofrecer e intercambiar artículos, en la medida que sea posible, ya que te permitirá reducir notablemente los gastos.

Te puede gustar