3 cosas que querrás decirle a tus padres cuando tengas hijos

Okairy·
06 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicopedagoga María José Roldán al
06 Abril, 2020
Ahora que eres padre o madre, te das cuenta cómo la vida es más compleja de lo que pensabas... ¡menos mal que tus padres te guiaron en tu camino!

Durante la etapa de crianza, quizás recuerdes que siempre tenías discusiones con tus  padres. “¡No te metas en mi vida!” o “¡Déjame en paz!” eran frases que salían de tu boca constantemente. Tal vez no te era fácil de comprender lo que ellos querían transmitirte cuando eras pequeño. Pero ahora que tienes hijos seguro que hay unas cuantas cosas que quisieras decirle a tus padres.

Hay una o varias personitas nuevas en tu vida y ya ni siquiera vives con los que una vez te regañaron por hacer las cosas mal. Lo irónico del caso es que ahora puedes encontrarte diciendo y haciendo las mismas cosas que criticabas en tus padres. En Eres Mamá hemos listado algunas de las cosas que querrás decirle a tus padres cuando tengas hijos.

1. Padres: gracias por decirme “NO” cuando era necesario

Padres dicen no

Un hijo siempre anhela que el padre ceda a todos sus caprichos y acepte sus ocurrencias. Esta es, incluso, una de las mayores razones por la cual los jóvenes discuten con sus padres. Pero hay algo muy importante a considerar en este aspecto: ellos tienen la experiencia.

Probablemente en algún momento notaste que te dijeron que NO para evitarte inconvenientes futuros. Cosa que de momento te molestó, pero por lo que hoy en día estás inmensamente agradecida.

Otra cosa que quizás te molestó fue cuando quisiste que tu pareja se quedara contigo en casa y tu padre con autoridad te dijo NO. Te enfadaste y estuviste días sin dirigirles la palabra a quienes con sabiduría querían evitar que fueras padre antes de tiempo.

Hoy en día, gracias a sus advertencias, estás casado, eres profesional, tienes un buen empleo y unos hermosos hijos. Puede que hayas sido madre antes de tiempo, pero ya notaste que fue un buen consejo y por eso hoy quieres decirle a tus padres: ¡Gracias!

2. Hacías magia al preparar alimentos

Ya estás comenzando a notar que la vida de una madre no es solo sobre tu vida, sino tu vida y la de tu hijo. Por eso tienes que decirle a tu padre cuán agradecido estás. Tus padres siempre fueron unos expertos en estirar la comida. Cuando tú solo veías un tomate en la nevera, para ellos era suficiente para hacer una tortilla para toda la familia.

Muchas veces tú ni siquiera te preguntabas cómo se hacía, simplemente asumías que debía haber comida en la mesa y ropa en el armario. Pero hoy es diferente, porque te ha tocado hacerlo y te estás preguntando: “¿Cómo hacía mamá para alimentarnos a todos con esa cantidad de alimentos?”

Ni hablar de los sustitutos de comida, que cuando no tenían algo en casa, inmediatamente lo suplían con otro alimento que ni siquiera sabías que podía dar tan exquisito sabor. Por eso tienes que decirle a tus padres que todo eso que hicieron te está sirviendo hoy en día para sacar adelante a tu familia.

3. Te agradezco que dejaras algunas actividades por cuidarme

Hoy en día notas cosas tan pequeñas como que cuando tenías 11 años y te colgabas en la pierna de tu padre al llegar a casa, él no se quejaba. Al contrario, trataba de caminar contigo y todavía te hacía reír… Y eso, sabiendo ahora el cansancio que traía del trabajo, era el mejor regalo que te podía hacer.

padres y tiempo en familia

Además, ya te habrás dado cuenta de que en ocasiones tus padres dejaban de compartir con sus amigos por pasar tiempo contigo o para ayudarte con la tarea. Eso te enseñó lo que es la dedicación y la prioridad.

Es valioso decirle a tus padres que eso te llevó a ser el profesional que eres y, lo más importante, a valorar el cuidado de tus hijos. Nos referimos a todo tipo de cuidado: su salud, su educación, su felicidad… Has aprendido que los amigos son importantes, pero la familia es la máxima prioridad.

Aprovecha para decir las cosas que querrás decirle a tus padres

La etapa de soltería es un tiempo de libertad que no lleva a cabo mucha responsabilidad. Cuando tienes un hijo, tu perspectiva cambia y comienzas a notar cosas que antes no veías. Valoras el esfuerzo de tus padres, el sudor de su frente y las decisiones que tomaron por ti mientras eras pequeño.

Estas son solo tres cosas que querrás decirle a tus padres cuando tengas hijos. Estamos seguros que si buscas bien encontrarás muchas más… Pero no te quedes con las ganas decirles estas cosas, tus padres necesitan escuchar de ti estas palabras para saber que realmente valoras todo lo que hicieron por ti.