10 ejercicios para que tus hijos se relajen

Mónica 27 julio, 2017

Lograr relajarse tendrá repercusiones en el niño a la hora de controlar sus conductas de tipo emocional, cognitivo y conductual. Te enseñamos 10 ejercicios para que tus hijos se relajen. Sigue leyendo.

La relajación en los niños

La capacidad para alcanzar la relajación es sin duda algo positivo a cualquier edad, en nuestros hijos les ayuda a reducir la tensión muscular, disminuir la frecuencia cerebral y la presión sanguínea.

La relajación se basa en dejar relajados los músculos a través de distintas técnicas, lo que acaba repercutiendo a nivel físico y mental.

Allí donde el agua alcanza su mayor profundidad, se mantiene más en calma

-William Shakespeare-

relajen3

10 Ejercicios para que tus hijos se relajen

 Método de relajación de Jacobson

Este es uno de los métodos más utilizados en todo el mundo. Este método se basa en la relajación a partir de la contracción de los músculos con el fin de relajarlos después.

Para ello, los ejercicios consisten en contraer y distender los músculos, lo que lleva a un alivio del sistema nervioso y de los músculos del organismo.

Balanceo

Técnica que consiste en imitar el movimiento de un balancín, de un columpio.

Se trata de realizar un movimiento de vaivén de delante hacia atrás, o de derecha a izquierda. La parte del cuerpo que se está relajando debe estar distendida y blanda.

Método de relajación autógeno de Schultz

Es un método global que se divide en nivel superior e inferior. Comenzaremos indicando a los niños que están muy tranquilos y entonces relajamos el cuerpo, comenzando con las instrucciones.

Para ello, se pide a los niños que se centren en zonas del cuerpo y que sientan que son muy pesados. Se trata de comenzar con la pesadez y lo repetiremos hasta que note que está libre de contracciones musculares.

relajen2

 Método de relajación de Koeppen

El método de relajación de Koeppen es muy similar al de Jacobson, porque se basa en la tensión y distensión de los músculos, pero los ejercicios y las instrucciones se hacen a través de juegos:

  • Para las manos y muñecas, se le explica al niño que debe apretar como si estuviera exprimiendo un limón y debe soltarlo después de golpe.
  • Para la espalda, debemos explicar al niño que nos convertimos en una marioneta y tenemos unos hilos que nos tiran hacia arriba y nos curvan un poco la espalda, y de repente nos sueltan.
  • Para los hombros, nos convertimos en un gato, por lo que a cuatro patas debemos desplazarnos como lo hacen los gatos.
  • Para los hombros y el cuello, también podemos convertirnos en una tortuga, imaginando que estamos encima de una roca y que el sol cálido nos está dando en la cara.
  • Para los dedos, nos convertimos en un pianista y debemos convertirnos en un gran músico que toca muy bien el piano.

El  muñeco de trapo

En primer lugar, le diremos al niño que debe actuar como si fuera un robot, con movimientos rígidos y músculos muy tensos. A continuación le daremos una señal visual para que deje de tensar los músculos y se convierta en un muñeco de trapo.

Las mandalas

Pintar mandalas en un entorno agradable es una buena actividad de relajación. Al pintarlas, nuestros hemisferios trabajan juntos, y es una actividad que puede ayudar a los niños a concentrarse.

La caída

Consiste en dejar que la fuerza de gravedad actué sobre el cuerpo. Después se deja descansar esa parte del cuerpo durante unos segundos, y luego se repite el movimiento dos o tres veces

Cantar

La música es un elemento muy importante para el ser humano, que a lo largo de todo el ciclo vital puede acompañar nuestro estado emocional e incluso aliviar nuestro malestar.

Masaje

Un abrazo o una caricia, el contacto físico con otra persona tiende a ser un elemento tranquilizador para el ser humano, y más para nuestros hijos.

Resistir la risa

Se basa en pedir al niño que mire a otra persona permaneciendo en todo momento quieto y mantener la compostura intentando no reírse, mientras que la otra persona debe hacer todo lo posible por hacerle reír.

Beneficios de la relajación en nuestros hijos

  • En los niños la relajación sirve para distender el organismo y disminuir el estrés muscular y mental.
  • Ayuda a aumentar la confianza en uno mismo, la memoria y la concentración, lo cual permite mejorar la calidad del aprendizaje.
  • Tras una actividad  intensa, la relajación permite al niño alcanzar un estado de bienestar, tranquilidad.
  • Canaliza las energías de los niños, ajusta el nivel de activación y produce un bienestar global.
  • Diversos estudios demuestran que también ayuda a vencer la timidez.
  • Mejora la circulación sanguínea, disminuye la angustia, los ataques de pánico y ayuda a eliminar el tartamudeo.
  • En el caso de niños con asma, los ejercicios de relajación practicados con regularidad ayudan a prevenir las crisis y actuar más eficazmente durante las mismas.
Te puede gustar