10 curiosidades sobre los niños zurdos

Gladys · 4 mayo, 2017

En una sociedad en la que la mayoría de las cosas de cada área de la vida están pensadas para personas diestras, es necesario que como padres de niños zurdos, les ayudemos en todo lo posible para despertar y estimular su lateralidad.

Si tu hijito es zurdo, sin duda, debes prestar más atención a su aprendizaje y desarrollo. Tanto en la escuela, como en actividades extra curriculares es muy común ver que se estimula más el lado derecho que el izquierdo.

Teniendo esto en cuenta es tu tarea contribuir a que tu pequeño se desenvuelva de mejor manera con su lado dominante. Paciencia durante el momento en qué aprende a escribir es también vital para su crecimiento.

Atrás quedaron los escenarios en los que en las escuelas se obligaba a los niños zurdos a escribir con la derecha.

De hecho, hoy en día, es muy frecuente escuchar  frases como: “¿Eres zurdo? ¡Wao, qué genial!”. Sin contar, la innumerable lista de artistas y atletas profesionales que se destacan por su habilidad siniestra.

Científicos opinan

Adentrándonos más en el asunto, descubrimos que, los científicos aún no establecen las verdaderas causas de por qué nuestros pequeños se convierten en zurdos.

Muchos opinan que es consecuencia de un proceso evolutivo del sistema nervioso, otros aseguran que se debe a factores hereditarios, exceso de testosterona y hasta estrés durante el nacimiento.

En lo que si concuerdan, es que ser zurdo, es una cuestión neurológica: está comandada por el cerebro y depende de la “latelaridad” de nuestros hijos.

Lo que debes saber

En nuestro cerebro hallamos dos hemisferios: el derecho, este dirige los movimientos de nuestro lado izquierdo del cuerpo, y el izquierdo, comanda los movimientos del lado derecho.

En los zurdos, el hemisferio dominante es el derecho, esto es lo que hace que nuestros hijos se manejen de mejor manera con el lado izquierdo de su cuerpo, haciéndolos muy diferentes a los diestros.

10 curiosidades sobre niños zurdos

Lo que no queda duda, es que, al menos una vez en nuestras vidas, nos ha generado interés saber el por qué de esto. A continuación, te presentamos algunos datos curiosos sobre los niños zurdos.

  1. Se estima que entre el 10 al 13% de la población mundial es zurda. Este porcentaje se ha mantenido constante desde la Prehistoria. ¿La razón? Muchos aseguran que debido a la presión cultural de ser diestros, los padres ignoran la zurdera de sus hijos y los estimulan a utilizar la mano derecha.
  2. Los zurdos tienen una ventaja extra en ciertos deportes como el boxeo, fútbol y tenis. Según estudios, esto se debe a que tienen una mejor visión espacial.
  3. El porcentaje de niños zurdos es mayor que el de las niñas, siendo 11% y 9%, respectivamente. Aún no se determinan las causas.
  4. Los niños zurdos suelen tener una mayor capacidad creativa, debido a que su hemisferio derecho –el de la creatividad, inspiración y capacidad artística- está más estimulado y tiene más actividad.
  5. Se han descubierto numerosos casos de hermanos gemelos, en los que casi siempre uno es zurdo, sin embargo, hay pocos casos en los que los dos son zurdos.
  6.  La mayor parte de niños zurdos tiende a dibujar caricaturas, figuras o personas que miran hacia la derecha.
  7.  El 80% de los niños zurdos tienen un familiar ascendente zurdo.
  8. Algunos estudios científicos revelan que la dislexia y la tartamudez resultarían más frecuente en los zurdos, debido a que los pequeños fueron forzados a usar la mano derecha.
  9. Investigadores hallaron que los enlaces entre el lado izquierdo del cerebro y el derecho se realizan más rápido en los zurdos, lo que hace que sean más ágiles mentalmente y piensen más rápido.
  10. Según una investigación realizada por la revista Journal of Nervous and Mental Disease, a los niños zurdos les resulta más difícil afrontar y procesar sus emociones negativas.

Depende de los padres

Lo cierto es que nuestros pequeños no tienen que pasar por esos insólitos escenarios en dónde eran considerados “bichos raros”, solo porque escribían con su manita izquierda.

Más bien, es tarea de nosotros, estimularlos y adaptarnos a ellos, para que se sientan cómodos y libres al utilizar su mano zurda.

No debemos cometer el error socio-cultural, de querer obligar a nuestros hijos a que sean diestros, sino ayudarlos a que desarrollen su lateralidad y crezcan en armonía.