Viajar con niños: beneficios educativos

Viajar con niños ofrece más ventajas de las que puedas esperar. Esta experiencia permite a los niños conocer las diferencias culturales, históricas, religiosas y ser capaces de desarrollar un punto de vista positivo sobre la diversidad, lo que les ayuda a  mantener una vida feliz y productiva.

Beneficios educativos de viajar con niños

 

El viaje abre en los niños mundos de experiencia, educación y exposición a otras culturas, razas, lenguas, historia y especialmente a la gente, algo que nunca podría ser experimentado de la misma manera en la escuela.

 

Los niños que tienen la experiencia de viajar encuentran confianza en sí mismos, una mente abierta a las nuevas ideas y filosofías y llegan a ser más avanzados desde el punto de vista intelectual, habilidad emocional y colaborativa, lo que mejora el éxito académico.

 

Veamos a continuación algunos beneficios educativos que trae viajar con niños.

 

 

Tiempo con la familia

Llevar a tus hijos a experiencias de viaje educativas asegura de que tu familia va a pasar tiempo de calidad juntos. Compartir con los padres puede ayudar a los niños a sentirse seguros en su relación y puede ayudar a los padres a conocer mejor a sus hijos.

 

 

 Apreciación por las diferentes culturas

 

Si tienes la oportunidad de llevar a tu hijo a unas vacaciones a otro país, adquirirá una apreciación por las diferencias y similitudes que existen entre diferentes culturas. La degustación de alimentos extranjeros, la audición de diferentes idiomas y la visita a hogares y lugares en otros países puede ser una experiencia reveladora para un niño.

Si no puede llevar a tu hijo a otro país, visitar tiendas étnicas, restaurantes u otros lugares multiculturales en un viaje, puede dar beneficios similares.

 

Nueva perspectiva de la historia

 

La experiencia de visitar sitios históricos en un nuevo lugar, escuchar guías narrar historias, ver y experimentar los espacios históricos de cerca puede hacer que la historia cobre vida para los niños y esto ayude a dar sentido a los nombres, fechas y eventos que aprenden en la escuela.

 

Conocimiento de la geografía

 

Viajar no se limita a lecciones de historia y conciencia social. La geografía es otro tema que cobra vida. Dependiendo de dónde se encuentren, el viaje ofrece la oportunidad de mostrar a tus hijos volcanes inactivos, vida marina (especialmente si son lo suficientemente mayores para bucear), enormes montañas y todo tipo de otros fenómenos naturales interesantes.

 

Desarrollo cerebral

Viajar con niños también puede ayudar en el desarrollo de su cerebro. Esto se debe a que en un momento familiar se están ejerciendo dos sistemas genéticamente arraigados en el área límbica de este.

Estos son el sistema play (juego) y el sistema seeking (busco). El sistema de “juego” del cerebro se ejerce cada vez que, por ejemplo, los niños entierran los pies en la arena, les haces cosquillas, o los llevas a dar un paseo. El sistema “busco” del cerebro se ejerce cada vez que vas con tu niño a explorar juntos un bosque, playa, una joya escondida de un pueblo.

Estos sistemas cerebrales fueron descubiertos por el profesor Jaak Panksepp, neurocientífico líder mundial en la Universidad Estatal de Washington. Una vez que las experiencias de vacaciones familiares activan estos sistemas  del cerebro, desencadenan neuroquímicos de bienestar.

Panksepp los llamaba “el regalo de la naturaleza a nosotros”. Estos neuroquímicos reducen el estrés y activan sentimientos cálidos y generosos hacia los demás y dan una sensación de que todo está bien en el mundo.

 

El uso de los sistemas “play” y “seeking” del cerebro, como sucede a menudo en las vacaciones de la familia, provoca el crecimiento y maduración del cerebro en los lóbulos frontales, la parte misma del cerebro involucrada en el funcionamiento cognitivo, la inteligencia social y la orientación bien dirigida,  comportamientos que pueden durar toda la vida.

 

 

Motivación para el logro educativo alto

Los niños que participan en experiencias de viaje son más propensos a perseguir su mayor potencial para el logro educativo al entrar en la edad adulta. La oportunidad de comprender varias culturas puede tener un impacto positivo en las opciones educativas y de carrera de un niño.

A medida que maduran y llegan la edad adulta, entienden la importancia de estudiar una carrera y colocarse en posiciones para promover sus actividades educativas.

 

 

Así que si estás pensando entre comprar a tu hijo una tablet, un juguete o llevarlo a unas vacaciones familiares, considera los efectos profundos en la vinculación y el desarrollo de su cerebro, no hay competencia.

Te puede gustar