De vacaciones: legalidad de los vuelos con niños

30 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Cuando llegan las vacaciones, se planifican los viajes en diferentes medios de transporte, incluido el avión. ¿Qué aspectos legales hay que tener en cuenta en los vuelos con niños?

A pesar de la ilusión de ir de vacaciones con los niños, para todos los padres puede ser estresante pensar en algunos aspectos prácticos. El destino, el alojamiento, el itinerario, los planes para cada día… Son muchas cosas por resolver.

Si el viaje es en avión, surgen, además, muchas preguntas sobre la documentación necesaria, las horas de espera en los aeropuertos, los controles de seguridad, etc.

En caso de que los niños sean pequeños, el vuelo puede ser una verdadera pesadilla. Por eso, para evitar los contratiempos de último minuto y empezar las vacaciones de la mejor forma, lo mejor es informarse y estar bien preparados antes de emprender un vuelo con niños. A continuación, veremos algunos elementos para entender mejor los aspectos legales de los vuelos con niños.

¿Qué documentos se necesitan para los vuelos con niños?

Cuando planificamos viajar en avión con niños, una de las primeras cosas que debemos hacer es informarnos sobre los requisitos que debemos cumplir en cuanto a la documentación. Esto dependerá de cada caso y los documentos serán distintos según la edad del niño, el destino del viaje y las personas que viajan con él.Niños haciendo una foto con el móvil por la ventanilla del avión en uno de sus vuelos de vacaciones.

De forma general, todas las personas mayores de 14 años deben llevar su DNI o su pasaporte, según el lugar al que viajen. Los menores de 14 años no están obligados a llevar estos documentos en vuelos nacionales. Sin embargo, si no los tienen, deberán acreditarse de otra manera como, por ejemplo, con el libro de familia. Por eso, lo más recomendable es que cada niño tenga su DNI.

Para los vuelos internacionales, ya sea dentro de Europa o hacia otros países, los menores deben llevar obligatoriamente su DNI o pasaporte. También es importante verificar los requisitos específicos del país de destino, como podría ser, por ejemplo, un visado o una vacuna.

Cuando los menores de 14 años viajan solos o acompañados por personas que no son sus padres, deben llevar algunos documentos adicionales. En vuelos nacionales, en caso de que el menor no tenga DNI o pasaporte, deberá llevar una acreditación notarial con sus datos personales y su fotografía.

En este documento deberá constar también la autorización de la madre y del padre del menor o de su tutor legal, para que el menor realice el viaje solo, o acompañado por una persona debidamente identificada. Estas son medidas de seguridad instauradas con el fin de proteger la seguridad de los menores y evitar su sustracción.

¿Qué pasa si los niños viajan solamente con el padre o la madre?

Este es un caso muy frecuente cuando los padres están separados o divorciados. Si se trata de un vuelo nacional, no hay ningún requerimiento adicional. Los niños podrán tomar el vuelo con uno de sus dos progenitores, sin ningún problema.

En caso de que el menor no tenga DNI, las autoridades de control podrán pedir algún documento que acredite su relación familiar, como el libro de familia. Si se trata de un vuelo internacional, surgen muchas preguntas. Por ejemplo, si es necesario pedir autorización al otro progenitor para hacerlo.Niño viendo una película en el avión durante su vuelo para ir de vacaciones.

En principio, si la custodia de niños es compartida y el progenitor que acompaña al menor está gozando del periodo legalmente establecido para estar con su hijo, no es necesario tener ninguna autorización. Sin embargo, es recomendable tener la autorización expresa del otro progenitor en caso de que alguna autoridad de control la requiera.

En algunos casos, la sentencia de guarda y custodia incluye una prohibición de salida del territorio nacional sin el consentimiento de los dos progenitores, porque existe un importante riesgo de sustracción. En ese supuesto, la autorización del progenitor que no acompaña al menor es indispensable.

Regulación de las aerolíneas para los vuelos con niños

La regulación para vuelos con niños varía un poco de una aerolínea a otra. Sin embargo, los niños que aún no han cumplido los dos años son considerados bebés y, generalmente, no ocupan asiento. Es decir, que viajan en el regazo de su padre o madre, pagando el 10 % de la tarifa regular.

Los niños de entre 2 y 11 años viajan en su propio asiento. Muchas veces tienen un porcentaje de descuento en función de la tarifa y de la aerolínea, que suele ser del 20 %. Por lo general las tarifas más económicas, las promociones y las aerolíneas low cost no permiten ningún tipo de descuento.