"Te amo y te deseo lo suficiente"

Las despedidas siempre son dolorosas, sin embargo, también pueden dejar los mensajes más enriquecedores. ¡Conoce esta maravillosa historia!
"Te amo y te deseo lo suficiente"

Escrito por Nicolás Forero

Última actualización: 29 diciembre, 2021

Los padres en todo momento quieren lo mejor para sus hijos. Por lo tanto, siempre encuentran las palabras indicadas para motivarlos, para hacerlos sentir importantes y para convencerlos de que pueden afrontar la vida de la mejor manera.

A pesar del amor y del irrompible vínculo que existe entre una madre y su hija, en ciertas ocasiones tienen que separar sus caminos para evolucionar. Sin embargo, aunque el dolor se haga presente, en esas despedidas se manifiestan los mensajes indispensables para el resto de sus vidas.

Así ocurrió con el último adiós que se dieron una madre y su hija en un aeropuerto. Pues, la joven vivía en un país lejano y tenía que partir por un largo tiempo a cumplir algunos de sus objetivos.

La despedida de la madre y la hija

Al estar en la puerta de la última sala del aeropuerto en la que podían estar juntas, comenzaron las palabras de despedida de parte y parte. En ese momento, la madre le recordó que la amaba con toda su vida y que le deseaba “lo suficiente” en todas las circunstancias.

Por su parte, la hija le respondió que con su amor le había permitido aprender a encontrar “lo suficiente”. Además, también le deseó los mismos augurios.

Después del último abrazo y del beso lleno de amor, la madre tomó la iniciativa de conversar con un hombre para desahogarse. En esa genuina charla, el señor decidió confesarle que le había llamado la atención el acto de desearle a su hija “lo suficiente” y que quería conocer el significado.

Amor de una madre y una hija

Fue así como la madre se animó a revelar el profundo contenido que había detrás de ese deseo. Además, le dejó en claro a la sociedad que el amor verdadero siempre anhela que el ser querido esté rodeado de “lo suficiente”.

El significado de “lo suficiente”

“Lo suficiente” es todo lo que los padres desean que sus hijos tengan día a día para alcanzar su bienestar. Pues, consiste en que vivan rodeados de los factores suficientemente positivos para permanecer fuertes.

De esa manera, les desean que encuentren en todo momento las razones para estar felices, que permanezcan motivados y que mantengan vivo al espíritu positivo.

También, que encuentren la energía para llegar cada vez más cerca de sus objetivos y que puedan alcanzar los triunfos pertinentes para sentirse realizados.

No obstante, “lo suficiente” no se limita a estar rodeado de buenas acciones, pues en la vida también existen las adversidades y hay que saber aprovecharlas para volverse aún más fuerte.

Los errores se encargan de hacernos experimentar los dolores que invitan a la reflexión y de esta manera, se aprende a sortearlos en el futuro y a valorar los logros más simples.

Una madre desea lo suficiente

De igual manera, se desea que se pierdan todos los elementos que alteren la esencia de la persona. En este sentido, los padres saben que hay momentos en los que las derrotas son necesarias para volvernos humilde y amar todo lo que nos rodea.

Finalmente, al manifestar estar palabras, también se desea que lleguen a la vida de los hijos esas personas que los hagan olvidar los tragos amargos. Pues, es así como se sana el corazón y se reencuentran los rumbos.

Reflexión final

“Lo suficiente” reúne todos los deseos que tiene un padre para su hijo en lo más profundo del corazón. Desde que el bebé está en el vientre, sus progenitores tienen la idea de conseguir que su pequeño logre involucrarse en todas las experiencias que lo lleven hacia la felicidad.

Por esa razón, desear “lo suficiente” es la mejor muestra de cariño que puede existir. Pues, se le hace saber al otro que se desea que logre involucrarse en todas las actividades que le permitan ser mejor y progresar.

Te podría interesar...
Solo sé que te amo, hijo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Solo sé que te amo, hijo

Tengo una certeza que me hace vencer cualquier dificultad: Mi amor por ti. Solo sé que te amo, hijo. Y el amor es suficiente para superarlo todo.



  • Margot, Jean-Paul, LA FELICIDAD. Praxis Filosófica [Internet]. 2007; (25):55-79.