Síndrome del túnel carpiano en el embarazo

El síndrome del túnel carpiano en el embarazo es una condición relativamente frecuente. Conoce en este artículo de qué se trata y cómo prevenirlo.
Síndrome del túnel carpiano en el embarazo
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 06 julio, 2022

En la gestación, ocurren cambios en el organismo que pueden desencadenar molestias en distintas áreas del cuerpo y afectar varios tejidos. En ocasiones, estos cambios producen condiciones dolorosas, como el síndrome del túnel carpiano.

Esta afección puede aparecer hacia el tercer trimestre de embarazo, producto de la retención de líquidos típica de esta etapa. ¿Quieres conocer más al respecto? A continuación, te contamos todo.

¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El túnel carpiano es un canal estrecho formado por los huesos de la base de la mano y algunos ligamentos, a través del cual pasan tendones y nervios.

Existen situaciones que generan una inflamación de las estructuras blandas que componen la cavidad y esto genera una presión sobre el nervio mediano. Al quedar comprimido, provoca hormigueos, dolor y debilidad en las manos (y a veces en el antebrazo). Esto se conoce como síndrome del túnel carpiano.

Hacia el final del embarazo las gestantes son más propensas a padecer esta condición, debido a la retención de líquidos típica de esta etapa.

Los síntomas del túnel carpiano incluyen dolor, hormigueo, debilidad y pérdida de sensibilidad en la mano afectada.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano

Algunas embarazadas pueden sufrir calambres musculares que afectan las manos. Sin embargo, el síndrome del túnel carpiano se acompaña de síntomas característicos que aparecen gradualmente. Entre estos, podemos destacar los siguientes:

  • Sensación de cosquilleo, hormigueo o adormecimiento de la mano, que puede extenderse hacia el antebrazo.
  • Dolor punzante de moderado a intenso en la mano afectada, en la palma y en los dedos pulgar, índice, medio y parte del anular.
  • Debilidad en la mano.
  • Pérdida de la sensibilidad en la mano afectada (en casos más avanzados).

Habitualmente, este síndrome afecta la mano que más usa la embarazada para sus labores diarias (especialmente, si realiza movimientos fuertes o repetitivos), pero no se descarta la posibilidad de que aparezca en ambos miembros.

Según un estudio realizado en mujeres gestantes con síndrome del túnel carpiano, se determinó que esta afección en el embarazo produce más parestesias (hormigueos) diurnas que nocturnas. Esto lo diferencia del síndrome del túnel carpiano de causa idiopática.

Descansar con los brazos en alto o evitar que haya presión sobre las manos contribuye a aliviar el dolor.

¿Cómo podemos aliviar el síndrome del túnel carpiano?

Estas son algunas de las medidas que se pueden llevar a cabo para aliviar los síntomas de este síndrome en el embarazo:

  • Utilizar férulas nocturnas para evitar que los cambios de postura durante la noche compriman más el nervio.
  • Aplicar hielo en la zona del dolor.
  • Dormir con los brazos en alto o tratar de no ejercer presión sobre las manos.
  • Evitar movimientos repetitivos con la mano afectada, pues aumentan la presión en el área e intensifican los síntomas.
  • Practicar natación durante el embarazo es beneficioso, tanto para evitar dolores en los músculos pélvicos y abdominales como para prevenir la retención de líquidos. Las brazadas pueden ser adecuadas para eliminar el exceso de líquidos en los brazos.
  • Realizar ejercicios para favorecer la circulación de las manos, como hacer movimientos circulares con la muñeca, mover los dedos como si se tocara un piano o realizar sacudidas de manos.

Además, la gestante puede recurrir a la acupuntura para tratar el dolor. Si las molestias se mantienen en el tiempo, pueden ser necesarias las infiltraciones con esteroides en el túnel carpiano. Lo ideal es que acudas a un traumatólogo para que te indique cuál es el tratamiento adecuado y que evites la automedicación.

¿Se puede prevenir este síndrome en el embarazo?

Para prevenir el síndrome del túnel carpiano en el embarazo se debe evitar la retención de líquidos durante el último trimestre. Para esto, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Haz ejercicios regularmente.
  • Mantente hidratada.
  • Evita alimentos ricos en sodio.
  • Utiliza ropa holgada o no demasiado ajustada.
  • Lleva una dieta balanceada, rica en fibras, para prevenir, entre otras cosas, el estreñimiento.

Cabe destacar que lo habitual es que después del parto los síntomas del síndrome del túnel carpiano desaparezcan sin tratamiento específico, debido a que la retención de líquidos comienza a disminuir. En caso de que persistan, es importante solicitar la evaluación médica.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.