Rituales de belleza cortos para madres ocupadas

Marisol 17 enero, 2018
Muchas madres tienen poco tiempo para ellas mismas. El trabajo, los niños, la casa e incluso la rutina acaban por ocupar sus días. Por eso es importante saber cómo optimizarlo y aprovecharlo al máximo. 

Es muy común que cuando una mujer es madre, deje a un lado el tiempo que dedicaba a sí misma. Pero, aunque es difícil encontrar el equilibrio, siempre es posible cuidarse y hacer cosas para sentirse guapa y segura. Con estos rituales de belleza cortos tendrás tiempo para atender a los niños, a tu pareja, trabajar y verte bien.   

Invierte unos minutos de tu día a día en fortalecer tu autoestima y dedicarte la atención que mereces. Una mujer empoderada se siente orgullosa de cómo se percibe y de lo que es capaz de hacer.

“Nada hace más bella a una mujer que estar segura de que lo es”

–Sophia Loren–

Los mejores rituales de belleza cortos: tips que debes saber

Agiliza tu rutina de maquillaje

Un maquillaje elaborado requiere mucho tiempo, a menos que seas una experta. Hay formas de simplificarlo sin eliminarlo de tu rutina. Empieza por lavar tu rostro y aplicar una crema hidratante que sirva como base.

Luego da unos toques de rubor, un poco de lápiz labial o brillo y algo de máscara para tus pestañas. Tendrás una apariencia muy natural pero se notará que has dedicado unos minutos para resaltar un poco tus rasgos.

Cuidar de uno mismo ayuda a sentirse bien.

Aprende a manejar tu pelo

Aceptar la forma y la textura natural de tu pelo y aprender a tratarlo te ayudará a optimizar el tiempo. Si tienes el cabello rizado, usa cremas o aceites para darle la forma que quieres.

A veces las planchas y las secadoras, no son tus mejores aliadas.  En vez de alisarlo o hacerte rizos, resalta su forma con los productos indicados.

Mantén tus manos hidratadas

Es difícil que las manos no estén deshidratadas o endurecidas cuando usas productos abrasivos de limpieza. Para que estén siempre suaves, aplica vaselina o crema hidratante antes de dormir.

Luego ponte unos guantes durante 15 o 20 minutos mientras la crema se absorbe adecuadamente.

Exfóliate en la ducha

Hay productos de belleza que actúan como gel de baño y exfoliante. Si usas uno de estos elementos, ahorrarás tiempo y te asegurarás de mantener tu piel en buenas condiciones.

Cubre tus canas con sombra de ojos

Si no has tenido tiempo para teñirte el pelo, las sombras de ojos son un salvavidas de último minuto. Elige el tono más parecido a tu color de pelo y haz toques con una esponjita o brocha. Es una solución que durará poco pero es muy efectiva.

Refresca tu cara con bolsitas de té

Si no tienes tiempo para preparar una mascarilla, prepara un té, bébelo y pon las bolsitas frías en tu rostro. El té verde es ideal para refrescar la piel y para aliviar las irritaciones producidas por el acné.

Solo debes masajear un poco y esperar a que las propiedades anti inflamatorias y antibacteriales actúen.

Otros rituales de belleza cortos:

  • Impregna un cepillo de dientes limpio o una brocha de maquillaje con bálsamo labial y peina tus cejas en un minuto.
  • Para que tus pestañas tengan más volumen aplícales polvo de talco de bebé con un algodón y luego ponte tu mascarilla.
Existen rituales de belleza cortos para madres ocupadas.

  • Para evitar la apariencia cansada de tu piel por las mañanas, duerme con la cabeza ligeramente elevada durante la noche.
  • Usa pintalabios de larga duración. Ya sabes que tendrás poco tiempo durante el día para retocarte, así que el maquillaje duradero es la mejor opción.
  • Planea con anticipación los atuendos que usarás el día o la semana siguiente. Así evitarás tener que probarte cientos de cosas al salir de casa cada mañana.
  • Semanalmente, aplica aceite de coco en tu pelo (solo en las puntas si el cabello es graso). Déjalo actuar toda la noche y luego enjuaga muy bien. Este aceite es un acondicionador natural bastante efectivo.
  • Elige un corte de cabello que sea versátil y fácil de manejar.
  • Usa productos cosméticos multifuncionales. Hay bases que sirven como cremas hidratantes o lápices labiales que también actúan como bálsamo. Es una forma práctica de reducir el tiempo de tu rutina de belleza.

El mejor truco para resaltar lo que eres es sonreír. Seguramente estarás muy cansada al final del día, pero la sonrisa es el mejor accesorio que puede lucir una mujer.

Encuentra cada día unos minutos para dedicar a tu cuidado personal. Notarás como cambia tu estado de ánimo cuando te decides a poner en práctica estos rituales de belleza cortos.

Te puede gustar