¿Qué es la resiliencia infantil?

Virgynia Duque · 28 enero, 2016
Recuerda, siempre eres más grande que tus circunstancias. Eres más que cualquier cosa que te pueda ocurrir. –Anthony Robbins.

¿Alguna vez has oído hablar de la resiliencia infantil? Si no lo recuerdas, no te preocupes. A continuación te lo vamos a comentar todo.

Para empezar, la resiliencia es la capacidad que todo ser humano tiene para superar experiencias difíciles o traumáticas. Hoy en día, esta capacidad es una de las más valoradas en cualquier ámbito, desde el familiar hasta el laboral. Para poder desarrollar esta capacidad a partir de la infancia de una forma adecuada, es importante que los adultos sepan guiar a los más pequeños.

Aunque pueda parecer poco importante, cuando enseñamos a nuestros hijos a enfrentar una situación con una actitud positiva, les estamos ayudando a desarrollar su resiliencia.

Existen muchos menores que pasan por situaciones extremas. Algunas de ellas engloban a progenitores con problemas de adicción; divorcios terribles o incluso maltrato físico y emocional. A pesar de esto, hay niños que son capaces de sobreponerse gracias a una increíble capacidad de resiliencia infantil.

No hay mucho que se pueda hacer para evitarles esta clase de vivencias. Todo va a depender de un único factor: su actitud. Por desgracia, hacer ver eso a un niño es muy complicado, porque ellos no saben razonar de una forma tan clara. 

Un menor que sufre cierta clase de problemas tiende a tener una relación de dependencia con las personas que lo hieren. No es capaz de alejarse, porque en cierto modo, se siente merecedor de esa actitud.

Afortunadamente, existe una clase de niños que han aprendido a protegerse a sí mismos gracias a una capacidad denominada resiliencia infantil. Esta habilidad asombrosa les permite salir adelante ante cualquier circunstancia adversa.

¿Qué es la resiliencia infantil?

La resiliencia infantil no es otra cosa que la capacidad que tienen todos los seres humanos de superar el dolor, reducir el impacto de este, seguir adelante a pesar de la mala experiencia y superarse a sí mismos, lo cual conlleva a la obtención de logros intagibles tales como la fortaleza, el amor propio, y otros aspectos afines a la salud psico emocional.

Esto no significa que el pequeño no vaya a sufrir nunca una depresión o que sea inmune a los problemas. Es un ser humano con sus propias debilidades, pero su fortaleza interior le brinda una increíble resistencia psíquica. Y, si además tiene a su alrededor a alguien que le exprese un cariño sincero, su capacidad se verá reforzada.

En otras palabras, estos infantes han adoptado una actitud positiva en cuanto a las circunstancias que les rodean, por muy negativas que sean. Esta actitud se basa básicamente en 4 frases:

La resiliencia ayuda al ser humano a sobreponerse de las dificultades a seguir adelante.

Las 4 frases de la resiliencia infantil

Tengo

Los niños con resiliencia infantil son muy positivos. En vez de centrarse en cuánto sufrimiento les ha traído la vida piensan en lo bueno, por poco que sea, que esta posee. Se sienten afortunados por las cosas que tienen, no tristes por las que no. Asimismo, estos niños son conscientes de que tienen a su alrededor a muchas personas que los valoran. Quizás no sean de su familia, pero saben que aunque no les unan lazos de parentesco, hay afecto y amparo.

Puedo

Los niños que se ven obligados a desarrollar la resiliencia infantil piensan que pueden conseguir lo que se propongan. Aunque en casa o en el colegio sean humillados o infravalorados, su autoestima permanece casi intacta.

Son capaces de tomar sus propias decisiones y no temen pedir ayuda si fuera necesario. Su sentido de la responsabilidad está mucho más desarrollado que el de otros niños de su edad.

La resiliencia es una capacidad maravillosa propia del ser humano.

 

Soy

Cuando se es víctima de maltrato o abusos, la víctima tiende a infravalorarse. Cree que no merece ser amada por nadie y que no vale nada.

Un niño resiliente conoce su valía y mantiene su amor propio. Es consciente de que es querido por otras personas y no necesita herir a los demás para encontrarse mejor. Sabe quién es y lo que quiere, aunque lo que esté viviendo trate de deshumanizarle.

Estoy

Sentirse perdido es otra de las consecuencias que los traumas pueden ocasionar. Un niño con resiliencia infantil no pierde la calma y sabe cómo encontrarse a sí mismo. Tiene la capacidad de analizar lo que ocurre y saber que aunque ahora mismo no está donde quiere, en un futuro lo estará. Trata de sacar el máximo partido a su situación aún sabiendo las circunstancias en las que se encuentra.

¿Cómo puedo enseñar a un niño a ser resiliente?

Realmente no existe una guía exacta para enseñar a un niño a ser resiliente. De hecho, muchos niños aprenden a desarrollar esta capacidad a base de sufrir cierta clase de situaciones, independientemente del lugar en el que la experimenten o de la edad que tengan. Al no estar presente alguien que les proteja, ellos mismos aprenden a encontrar refugio en sí mismos y a convertirse en sus propios guardianes.

La única forma de ayudar a esta clase de niños es brindándoles amor, respeto y comprensión. Somos sus guías, su apoyo y esto, ayudará a que pueda avanzar en la vida. Ellos deben saber que cuentan con adultos de confianza a los que acudir en caso de que se sientan solos o tengan dificultades. No olvidemos que aunque parezcan muy seguros, no dejan de ser seres vulnerables. Todos necesitamos sentirnos amparados.