¿Qué es el homeschooling?

18 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga María Matilde
La opción de algunas familias de educar a los hijos en casa y no llevarlos al colegio es una decisión compleja. A continuación, vemos en qué consiste y cuáles son las ventajas y desventajas de optar por el "homeschooling".

El homeschooling, aunque se trata de una elección y una práctica que, en la actualidad, en España no es legal, sí lo es en otros países. También conocido como educación en familia, se trata de una decisión en la que los padres prefieren educar a los hijos en su hogar. Es decir, fuera del ámbito escolar institucionalizado de las escuelas, ya sean estas públicas o privadas.

Ahora bien, muchos de vosotros os preguntaréis si esto es positivo para los niños, cómo aprenden, si están preparados los padres para educar a sus hijos en casa, qué sucede con la socialización de los niños o como demuestran los niños lo que han aprendido, entre otras muchas cuestiones.

Las respuestas a todas estas preguntas requieren de debates mucho más amplios y complejos de los que se pueden abarcar aquí. Sin embargo, para iniciar estos debates, en principio, es necesario conocer las principales características de la práctica del homeschooling, de las que hablamos a continuación.

Madre con su hija practicando el homeschooling.

¿En qué consiste el homeschooling o la educación en casa?

En países como Francia, Italia o Estados Unidos se trata de una práctica regulada. Dicha práctica permite que los padres que así lo decidan puedan educar a sus hijos en el ámbito del hogar, enseñarles los contenidos y utilizar los métodos que ellos crean más adecuados.

Existen muchas controversias respecto a la educación en el hogar, y la opción de educar a los hijos en la casa responde a muchos motivos. Principalmente, las familias que optan por educar en casa son las que no están de acuerdo con los métodos tradicionales de enseñanza, utilizados en el sistema formal de educación. Con lo cual, en general, las familias que practican el homeschoooling utilizan estrategias de enseñanza más innovadoras.

Así, en muchos casos, hay personas que optan por educar a sus hijos en contacto con la naturaleza o en contacto con otras familias que también se han inclinado por círculos educativos fuera del ámbito institucional reglado.

Incluso, algunas familias alternan la educación en el hogar con la asistencia de sus hijos a centros o academias, centros educativos informales de diversa índole y temáticas.

Ventajas del homeschooling

  • Puede ser una decisión educativa necesaria para familias que viven en zonas rurales o más aisladas y alejadas de núcleos urbanos en los que se encuentran asentados los colegios.
  • Es una educación personalizada y adaptada a las necesidades, ritmos de aprendizaje, personalidad y gustos de cada niño.
  • Los contenidos están seleccionados y adaptados en función de los aprendizajes, habilidades y competencias que los padres deciden que deben aprender sus hijos.
  • Los horarios y los tiempos de aprendizaje y estudio son flexibles.
  • La enseñanza puede ser divertida y motivadora.
  • No existen problemas relacionados con el estrés escolar, los exámenes y las notas.
  • No hay situaciones problemáticas como el acoso escolar o bullying.
  • Las metodologías de enseñanza son activas, creativas e innovadoras.
  • Hay más tiempo real y físico de relación y contacto de los padres con sus hijos.
  • Son posibles ambientes de aprendizaje y estudio más tranquilos, relajados y seguros.
  • En la gran mayoría de los hogares supone un ahorro en matrículas escolares, transporte, uniformes, útiles, etc.
  • Permite que los niños desarrollen y potencien sus verdaderas cualidades.

Desventajas del homeschooling

  • Los niños pueden tener dificultades para alcanzar niveles de aprendizaje adecuados a sus edades.
  • Pueden existir problemas asociados a la falta de socialización y de desarrollo de habilidades sociales.
  • Presenta dificultades a la hora de la incorporación de los niños educados en casa en el mundo laboral cuando sean más adultos al no disponer de certificados o titulaciones oficiales que acrediten sus niveles de estudio.
  • No todos los padres están preparados (psicológicamente y pedagógicamente), ni disponen del tiempo necesario para dedicarse a la educación de sus hijos en el hogar.
    Madre e hijo estudiando en casa gracias al homeschooling.

La complicada decisión de educar a los hijos en el hogar…

Como se trata de una elección y una práctica muy compleja, algunos padres optan por decisiones intermedias, como regirse por el calendario y el currículo escolar formal.

De esta forma, los padres y los hijos en casa pueden seguir, más o menos, los mismos contenidos y en los mismos tiempos en los que se enseña en el sistema educativo. Solo que hay más flexibilidad en cuanto a los horarios, métodos, y exámenes.

Incluso, algunas familias, siguiendo o no los planes de estudio académicos, lo que buscan es reforzar en casa otras habilidades y competencias. Competencias o conocimientos que, para muchos padres, son menos consideradas en el contexto de la educación formal.

Competencias relacionadas, por ejemplo, con la educación ambiental o la educación sexual, la expresión artística, el deporte o las religiones. Incluso, con necesidades específicas de apoyo educativo o altas capacidades.

El homeschooling puede ser una práctica con posibilidades, pero también con necesidades que deben ser cubiertas. Es decir, para garantizar un mínimo en la calidad de la educación de niños educados en sus hogares, en España debería ser una práctica regulada a nivel estatal para poder otorgar, tanto a los niños como a las familias, determinadas garantías, reconocimiento, derechos y obligaciones.

Tal y como se ha dicho en un principio, decidir y permitir educar a los hijos en el hogar no es una decisión fácil y supone un profundo debate social, ya que es necesario poder aunar criterios para desarrollar y establecer la contención legal e institucional necesaria y adecuada que una práctica como el homeschooling requeriría.