Primer mes de vida del bebé: todo lo que debes saber

Fernando Clementin · 15 noviembre, 2017
Es una fase de muchas preguntas y en la que prestamos atención a todo lo que hace. Repasamos las características del primer mes de vida del bebé y los cambios que atraviesa.

Desde su llegada al mundo y durante el primer mes de vida del bebé notarás que pasará mucho tiempo dormido, se despertará varias veces para comer, tendrá hipo y estornudará muy a menudo. Repasamos estas y otras características de esta etapa del crecimiento del bebé.

Cómo alimentarlo, cuándo debes bañarlo, cómo cuidar su cordón umbilical y de qué manera higienizarlo… Las preguntas a la hora de criar un bebé tan pequeño pueden llegar al centenar, y más aún si se trata de una madre primeriza.

Pero no debes desesperarte: hay muchas acciones que nos pueden alarmar pero que en realidad son muy comunes en esta fase de la vida de nuestro hijo. Lo importante es estar pendiente de él, brindarle los cuidados necesarios y, en caso de ser necesario, consultar a un especialista para controlar cualquier anormalidad que pueda surgir.

Las características del primer mes de vida del bebé

Durante los primeros treinta días de vida, el bebé presentará los siguientes comportamientos:

  • Dormirá de 14 a 16 horas diarias. Se despertará durante periodos cortos, entre 7 y 12 veces al día, generalmente para alimentarse.
  • Al principio, no será capaz de ver. Conforme pase el tiempo, centrará la mirada poco a poco.
  • Puede llegar a perder peso, incluso si se lo amamanta cada vez que lo pide. Esto es normal en recién nacidos.
  • Tendrá hipo y estornudará a menudo, sin que esto represente problemas digestivos o respiratorios.
  • Puede defecar 4 o 5 veces al día y orinar 2 o 3 veces. Las heces a esta edad son amarillas o verdosas y líquidas.
  • Su respiración puede llegar a ser ruidosa e irregular, sobre todo mientras duerme. No es para nada extraño.
Durante el primer mes de vida del bebé este duerme casi todo el tiempo.

Los cambios en el bebé durante su primer mes de vida

Al tratarse del amanecer de su vida, notaremos que las funciones del bebé irán “activándose” poco a poco. Con el tiempo podrá distinguir rostros familiares e incluso sonreír ante la aparición de uno de ellos. Además, le llamarán la atención los colores, las luces y los sonidos.

En cuanto a lo afectivo, es fundamental que el bebé se siente protegido y amado. Por el contrario de lo que muchas creencias indican, no hay absolutamente nada de malo en coger a tu bebé en brazos. La compañía constante y el estar sujeto lo calmarán y le aportarán seguridad.

La construcción del vínculo afectivo en el primer mes de vida del bebé es fundamental. El recién nacido llega incluso a reconocer a su madre a través del olor. Asimismo, instintivamente apela al llanto para llamar su atención y exteriorizar sus necesidades.

Atención: este vínculo no es exclusivo de la madre. También el padre puede participar activamente de la crianza del bebé desde el inicio de su vida. Al fin y al cabo, su única limitación se presenta a la hora de amamantarlo. Para lo demás, es muy importante que asuma un rol central en el cuidado del bebé.

Cosas a tener en cuenta durante el primer mes de vida del bebé

Siempre debemos tener en consideración que un bebé tan pequeño es un ser extremadamente delicado. Acaba de llegar al mundo y, como todo, esto conlleva un proceso de adaptación.

Ten cuidado con los microbios que puedan llegar desde el exterior. La habitación del bebé debe ser un lugar iluminado, cálido y libre de cualquier tipo de contaminación. Ademas, es importante que trates de limitar las visitas durante este periodo. Si las hay, procura que no duren más de 20 minutos y que no resulten invasivas para el bebé, ya que cuando son pequeños los bebés se asustan con facilidad.

Es importante que los bebés duerman bien durante sus primeros días de vida

En cuanto a la higiene, hay dos cosas fundamentales que debes saber:

  1. Es bueno bañarlo a diario, con agua tibia, en una habitación cálida y con extremo cuidado de no echarle agua en los ojos y los oídos.
  2. El cordón umbilical se cae entre el día 6 y el día 15 de vida. La higiene diaria del baño es suficiente para mantenerlo higienizado, aunque algunos médicos recomiendan usar alcohol.
  3. Sus uñas comenzarán a crecer y el bebé podría llegar a hacerse daño a sí mismo con ellas. Córtaselas cuando sea necesario.

“Siempre debemos tener en consideración que un bebé tan pequeño es un ser extremadamente delicado”

Con relación a la alimentación durante el primes de vida del bebé, no hay nada como la leche materna para su nutrición. A no ser que haya alguna imposibilidad, se recomienda que esta sea la vía exclusiva de alimentación hasta cumplidos los primeros seis meses de vida.