Prepárate para concebir y tener un embarazo sano

Amanda · 4 octubre, 2015

Aunque muchas veces la concepción se produce sin que se haya planeado, lo ideal es estar preparadas para asumir esa labor. Concebir y llevar un embarazo totalmente sano es el sueño de toda mujer, prepararse para eso es la misión a completar para conseguir que todo salga como lo deseamos y merecemos.


Si tu propósito es quedar embarazada, es momento de que asumas la responsabilidad de tomar las acciones pertinentes para que eso suceda tan pronto como quieres. Lo primero a considerar es que la experiencia sea agradable y que sea un proceso saludable.
La recomendación principal si ya tomaste esta decisión es: amiga, ¡prepárate para concebir y tener un embarazo sano!; para ello hemos elaborado un conjunto de recomendaciones útiles para aplicar en la siguiente etapa.

Recomendaciones para concebir con total preparación

Sabemos que cada mujer es distinta, que sus hábitos, cualidades fisiológicas y mentales, contexto y capacidad cognitiva varían indeterminadamente. Sin embargo, estas recomendaciones van dirigidas a las futuras madres que desean saber cómo prepararse para asumir este reto.

Consejos para prepararse antes de concebir

Antes de concebir debes atender a los siguientes consejos:

  • Procura adecuar cuerpo y mente
  • Aplica conductas saludables las dos primeras semanas después de tu ultima menstruación. Además ayuda a tu salud y la del padre con el consumo de alimentos adecuados; elimina el alcohol y cualquier sustancia nociva.
  • Si tomas la píldora, no es recomendable que interrumpas el tratamiento. No te mortifiques en interrumpir el ciclo, continua con este para que tengas mejor claridad de tus fechas
  • Mantén una comunicación adecuada con tu pareja, en total armonía, relajación y seriedad posible
  • Conoce los detalles de la vida de padres, por medio de la comunicación con amigos o familiares que tengan bebés, para que te den claridad sobre cómo les resultó la maternidad
  • Practicar técnicas de relajación y evitar el estrés, que como sabemos siempre llega por si solo cuando hemos tomado una determinación importante
  • Pensar en todo el amor que se le va a dar al bebé cuando nazca, pero no olvidar hacer las cuentas necesarias, para garantizar que nuestra economía es favorable para asumir esta decisión.
    Prepararse para tener un embarazo sano.

Si ya hemos superado la etapa en la cual estamos planeando el bebé y de hecho ya hemos concebido a nuestro retoño, lo ideal en comenzar a prepararse para que el embarazo se lleve a cabo con total normalidad.

Cortesía de Teresa Rodríguez
Cortesía de Teresa Rodríguez

Prepararse para tener un embarazo sano

Para tener un embarazo sano, te recomendamos atender a los siguientes consejos:

  • Considera que la asistencia médica es la mejor decisión que podemos tomar para apoyar la gestación en cualquier etapa. Por lo tanto, hacernos nuestra respectiva revisión médica de manera regular debe ser obligatorio.
  • Hacer un esfuerzo por contemplar todas las posibles complicaciones que hayamos tenido antes y después de concebir, o a lo largo de nuestras vidas. Es decir, comentar con el médico si hemos sufrido alguna enfermedad, padecemos cierta alteración de salud o nos complicamos en un embarazo anterior.
  • Mejorar nuestra alimentación a fin de cuidar a nuestro cuerpo para la labor que comienza a cumplir. Aplicar las correcciones necesarias a las técnicas de cocina comúnmente empleadas por nosotras, seguir las recomendaciones del médico y nuestros seres queridos.
  • Consumir las vitaminas prescritas en el embarazo. El ácido fólico siempre es uno de los principales compuestos recomendados, incluso antes de quedarnos embarazadas. Esto se puede mejorar, consumiendo también los alimentos que contengan hierro, tales como legumbres, cereales, verduras y algunas frutas.
  • 5517011937_9afc85eb9b_z
    Cortesía de teammarche

    Mantener el peso controlado es vital para la mujer embarazada, pues contribuye a que se lleve de manera más sencilla y evita que aparezcan enfermedades como la diabetes o la hipertensión. También es un factor decisivo antes de concebir, durante la gestación y en el parto.

  • Hacer deporte puede ser muy valioso para que nuestro embarazo se desarrolle de manera saludable. La práctica deportiva no solo incide favorablemente en el bienestar físico, sí no también en el emocional; además se encuentra estrechamente vinculada con la pérdida de peso.
  • Evitar el consumo de alcohol, bebidas y otros productos estimulantes; dejar de fumar y dar por terminada la adopción de malos hábitos. Es preciso saber que aunque creamos que no hay riesgo, las consecuencias pueden ser nocivas a la salud de la madre y el bebé, incluso pueden desencadenar en malformaciones irreversibles o la muerte.