¿Qué hacer si tu pareja no tiene la preparación paternal adecuada?

Dicen que no todo el mundo está preparado para ser padre. Hay quien afirma que sería adecuado que existiera un “examen” para poder saber quién está realmente capacitado para emprender el camino de la maternidad o de la paternidad. Sin embargo, hay personas que se dan cuenta de que no cuentan con la debida preparación paternal cuando ya tienen a su bebé en brazos.

Cuando un bebé llega al mundo, la vida de sus padres cambia por completo. Su cuidado puede convertirse en una tarea realmente estresante, sobre todo si el bebé nace prematuro o tiene problemas de salud durante su primer año de vida. También hay padres que, a medida que sus hijos crecen, no saben cómo jugar con ellos, cómo educarlos, hablarles… Parece que la crianza ‘les viene grande’ porque no sienten que tengan una preparación paternal adecuada.

Es posible que algunos de estos padres o madres hayan querido siempre tener hijos, pero el contacto con la realidad les haya hecho cambiar de opinión. Este sentimiento puede hacer que los padres que no se sienten preparados para serlo no disfruten en absoluto de la maravillosa responsabilidad de ser padre… Es cierto que esta tarea nunca está exenta de cansancio y preocupaciones, pero tampoco lo está de gratificaciones.

¿Qué puede estar ocurriendo realmente?

Si te das cuenta de que tu pareja no está disfrutando de la crianza de vuestros hijos, es más que probable que también tenga sentimientos contrariados que le hagan tener un estado anímico más bajo de lo normal. A nadie le gusta darse cuenta de que ser padre o madre “no es lo suyo'”, y menos aún cuando los niños están a tu cargo y dependen totalmente de ti para poder crecer y formarse.

Un padre no es el que da la vida, eso sería demasiado fácil, un padre es el que da amor

-Denis Lord-

Si notas que tu pareja se estresa todo el tiempo, siente apatía, irritabilidad y falta de motivación… presta atención, tal vez necesite tu ayuda. Algunos de estos son los rasgos típicos de la depresión, por lo que probablemente estos sentimiento estén privando su capacidad como padre para vincularse de forma efectiva con sus hijos. Es importante conocer estos rasgos para saber si realmente un padre o una madre necesita ayuda a la hora de afrontar esta etapa.

Es bueno pedir ayuda cuando se tiene estrés en casa

Además, si tu pareja cree que no tiene la preparación paternal que necesita, es posible que se convierta en una carga para ti, puesto que te verás en la obligación de realizar todas las tareas tú sola por el bien de los niños. Te sentirás sin ayuda y con un gran peso diario sobre tus espaldas. Es necesario pensar en formas adecuadas para ayudarle y que la vida familiar sea lo más llevadera posible. 

Necesita tu ayuda y tu apoyo

Una persona que cree que no está preparada para ser padre o madre lo último que necesita son reproches o críticas. Necesitará darse cuenta de que sí es capaz de serlo y que tiene las herramientas y conocimientos necesarios.

Si estás preocupado porque tu pareja parece que no está preparada para ser padre, deberás prestarle todo tu apoyo y comprensión, porque lo necesitará aunque no te lo diga. Al mismo tiempo, será necesario que le transmitas tus preocupaciones desde la empatía y la asertividad. Puedes decirle que parece que no es la misma persona, que parece triste o infeliz… Y que estás a su lado para conseguir que la familia funcione si él quiere poner de su parte.

Dialogar es una buena forma de solucionar los problemas familiares

También es importante que le digas que los niños lo necesitan, que es una de las personas más importantes de sus vidas y que lo quieren por encima de todo. Esto le ayudará a ganas confianza y a darse cuenta de lo que tiene.

Una buena solución es realizar un plan de acción familiar. Ayúdale a entender qué significa ser padre o madre, cuál es su nuevo rol y qué es lo que se espera de él o de ella en cada momento. Hazle entender que ser padres es cosa de dos, que sois un equipo y que os tenéis que ayudar mutuamente para que las cosas funcionen bien.

Si es necesario, podéis buscar la ayuda de un profesional para que os oriente y os proporcione pautas. Poco a poco, sentirá que tiene más autoestima y confianza en sí mismo, que es capaz de hacer las cosas y, sobre todo, que cuenta con una preparación paternal innata que le permite disfrutar de vuestros hijos.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar