Pezoneras: todo lo que necesitas saber

Las pezoneras pueden ser unas grandes aliadas durante la lactancia, pero no está recomendado usarlas a la ligera. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellas.
Pezoneras: todo lo que necesitas saber
Angela Herrero Marin

Escrito y verificado por la técnico en farmacia y doula Angela Herrero Marin el 16 marzo, 2021.

Última actualización: 16 marzo, 2021

Existe controversia sobre este tema: ¿pezoneras sí o no? Las pezoneras son un producto que nos puede resultar de gran utilidad durante la lactancia si se emplean cuando realmente son necesarias y durante un tiempo limitado.

Muchas madres se colocan una pezonera cuando realmente no es necesario. Observan que el bebé tiene un mal agarre o tienen grietas y, sin ver qué es lo que ocasiona realmente ese mal agarre, se colocan las pezoneras.

Es importante valorar el agarre cuando hay dolor o grietas, pero las pezoneras no son la solución a un mal agarre, aunque sí, nos pueden ayudar en determinados momentos que veremos a continuación.

De hecho, en algunas ocasiones, puede llegar a interferir en la transferencia de leche al bebé y, a la hora de retirarlas, también puede ser un proceso difícil. Por esta razón, no se recomienda poner pezoneras a la ligera. Siempre debería ser supervisado por un asesor de lactancia o cualquier otro profesional de lactancia.

Bebé mamando del pecho de su madre durante la lactancia.

¿Qué es una pezonera?

Una pezonera es un producto de lactancia que se acopla en el pecho y se adapta al pezón y la areola. En la actualidad están hechas de silicona y son finas y blandas, lo que hacen que parezcan como una segunda piel. Se colocan sobre el pezón con la finalidad de conseguir un buen agarre por parte del bebé al pecho.

Hay diferentes tamaños por lo que, si vas a necesitar el uso de pezoneras, es importante que conozcas la talla de tu pezón. La medida se toma midiendo la base del pezón. Dependiendo de la marca de las pezoneras, encontrarás unas tallas u otras, por este motivo es importante saber cuál es la tuya y comprar la que más se adecúe a ti.

¿Cuándo son necesarias las pezoneras?

Cuando existe dolor o grietas, lo primero que hay que hacer es valorar el agarre, la postura, la cavidad oral del bebé y muchos otros factores para ver dónde está el problema y solucionarlo en caso de que exista. Los motivos por los cuales sí pueden ser realmente útiles las pezoneras serían los siguientes:

  • Existen problemas para que el bebé se enganche al pecho. Como acabamos de decir, lo primero que habría que hacer sería valorar cuál es la complicación por la cual no logra engancharse. Dependiendo del motivo, será el profesional el que indique el uso de las pezoneras.
  • Cuando hay anquiloglosia o frenillo corto. La presencia de un frenillo corto en el bebé puede ser motivo para no tener un buen agarre. No le deja tener una succión adecuada y, en algunos casos, le impide usar la lengua correctamente.
  • En bebés prematuros. No succionan con la misma fuerza que podría hacerlo un bebé a término.
  • En algunos casos de pezón plano o pezón invertido, aunque no en todos, por eso lo determinará siempre un asesora o profesional de lactancia.

¿Cómo se colocan las pezoneras?

Se debe aprender a colocar bien las pezoneras ya que, de lo contrario, podría haber una mala transferencia de leche al bebé y también podría verse afectada la producción. Para su colocación, hay que evertir las alas de la pezonera y colocar la parte puntiaguda en el pezón. Una vez ubicada la parte del pezón, se sueltan las alas y se produce como un vacío.

Mamá dando el pecho a su bebé con pezoneras.

¿Cómo saber cuándo se pueden retirar las pezoneras?

El hecho de tener que usar las pezoneras en cada toma suele ser una tarea engorrosa para la madre. Por eso, muchas veces las mamás quieren retirar las cuanto antes. No obstante, las pezoneras se retirarán cuando se haya comprobado que el bebé puede prescindir de ellas. Si el procedimiento se hace de forma brusca, puede que el pequeño rechace el pecho o aún no tenga un buen agarre.

Asimismo, cuando exista problema para retirarlas, también se deberá acudir a un asesor o a un profesional de lactancia para que acompañe a la madre durante este proceso, ya que hay veces que no es fácil que el bebé agarre el pecho sin una pezonera de por medio.

En definitiva, esperamos haber resulto todas tus dudas acerca del uso de las pezoneras. Aun así, si te surge cualquier dilema al respecto, no dudes en consultar con un profesional sanitario, pues él sabrá cómo orientarte mejor.

Te podría interesar...
Beneficios psicológicos de la lactancia materna
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Beneficios psicológicos de la lactancia materna

Los beneficios psicológicos de la lactancia materna incluyen el refuerzo del vínculo madre-hijo y una personalidad más segura y autónoma en el niño...