¿Por qué mis hijos se portan peor en casa?

Los niños son una inmensa fuente de alegría. Siempre están activos, animándonos hasta en los días más grises. Por desgracia, hay veces que no son capaces de parar de jugar. Gritan, muerden, lloran y desobedecen, sobre todo si alguno de sus padres está presente. Sorprendentemente, muchos de ellos tienen comportamientos modélicos en el colegio o la guardería. ¿Por qué, entonces, se portan mal en casa?

Como padres, nuestra principal preocupación es que nuestros hijos sean felices. Tratamos de ser los más benévolos, simpáticos y comprensivos, pero hay veces que solo conseguimos alentar sus malos comportamientos. Puede que la culpa sea muestra, pero también que se trate de solo una etapa. Es importante analizar las causas para poder revertirlas.

¿Se portan los niños peor con las madres?

Hace poco tiempo surgió el rumor de una supuesta investigación de la Universidad de Washington. En ella, se informaba de que, tras haber estudiado a fondo a 500 familias, se había llegado a la conclusión de que los hijos se portaban peor con las madres.

Según esta investigación, se debe a que la madre es la que pasa más tiempo con el infante. A raíz de esto, el niño no dudaba de su amor incondicional, lo que le daba la licencia de comportarse de una forma más contestataria.

Posteriormente, se descubrió que este estudio era una noticia falsa. No, los niños no se portan peor con las madres. Tampoco mejor. El comportamiento depende de la educación del niño y de su grado de cercanía con la persona. 

Hay madres que trabajan y padres que se quedan en casa. Hay niños que pasan mucho más tiempo con sus tíos o abuelos que con sus padres.

También se dan casos de niños que tienen mucha más relación con sus maestros. Esto puede deberse a motivos familiares o a estar internos en colegios o instituciones.

Si el estudio fuera cierto, estaría claramente condicionado por la idea de que la madre no trabaja fuera. Aunque no siempre es así, actualmente las mujeres con hijos están mucho más integradas en el mundo laboral. Asumir que, por su rol, la madre es la que más tiempo pasa con el niño, es un pensamiento erróneo.

¿Por qué mis hijos se portan mal en casa y fuera no?

Algunos niños, como ya se ha mencionado, tienen muy malos comportamientos en casa. Esto puede deberse a que sus padres tratan de calmar sus rabietas concediéndoles todo lo que desean. Lamentablemente, esto solo sirve para que se porten peor.

Nino enfadado

En la escuela, las cosas cambian. Un maestro nunca va a ser dócil frente a una mala contestación o un llanto inapropiado. Son figuras de autoridad, que deben imponerse como tales. Enfrentarse con alguien que no va a dudar en castigarles si se portan mal hace que, la mayoría de las veces, quieran evitar ese problema. También suelen rivalizar por la admiración del docente con los demás compañeros, lo que impide cualquier posibilidad de sabotaje.

La educación es nuestro pasaporte para el futuro, porque el mañana pertenece a la gente que se prepara para el hoy

-Malcolm X-

 

¿Cómo puedo solucionar esto?

Conviértete en una figura de autoridad

Es bueno que siempre trates de hacer feliz a tu hijo, pero no siempre lo que le hace feliz es bueno para él. Trata de ser más tajante y más concisa. Si le permites ciertos comportamientos de niño, puede que tengas problemas con él de más mayor. La disciplina es muy importante.

Dar amor no significa consentir

Por no consentirle todo no va a dejar de quererte. Debe aprender a portarse bien y saber que con sus rabietas solo conseguirá castigos. Puede que al principio os cueste a ambos, pero acabará sabiendo qué es lo que le conviene.

Si su comportamiento mejora durante un tiempo, dale alguna pequeña recompensa.

Madre con su hija

Pasa más tiempo con él

Muchas veces, los niños se comportan mal para llamar la atención de los padres. Analiza si pasas demasiado tiempo fuera de casa o si le haces sentirse querido. Puede que simplemente quiera que sus padres le hagan un poco de caso. A veces la desobediencia y la agresividad responden a la soledad.

Habla con sus maestros

Hablar con los educadores siempre es una buena elección. Ellos sabrán decirte si el niño tiene algún problema en clase, o si ha comentado algo que pueda ser importante. Junto con los padres, son los adultos con los que más tiempo suele pasar el niño.

 

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar