Los mejores juegos de cartas para divertirse en familia

23 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
A continuación, recopilamos una lista de los juegos de cartas más divertidos para pasar un buen rato en familia.
 

Durante años, los juegos tradicionales de cartas han servido como forma de entretenimiento para grandes y pequeños. Con el paso del tiempo, estos se han ido modernizando y, a día de hoy, existen multitud de juegos de cartas completamente adictivos en los que se utiliza una baraja específica y muy original, en lugar de la baraja clásica de naipes.

¿Quieres saber a qué juegos no estamos refiriendo? A continuación, te recomendamos algunos de los mejores juegos de cartas para divertirse en familia en cualquier momento y lugar. ¡Presta atención y toma nota de todos ellos!

Los mejores juegos de cartas para divertirse en familia

Amigos jugando al Uno, un juego de cartas, sentados en el césped.
Uno

Uno es un juego de cartas, recomendado para mayores de 7 años, en el que se requiere concentración, velocidad y habilidad. Esta particular baraja de cartas está formada por:

  • Cartas normales: cartas numéricas del 0 al 9 que pueden ser de color verde, azul, rojo o amarillo.
  • Cartas especiales: pierde turno, cambio de sentido, más dos (coger dos cartas), más cuatro (coger cuatro cartas) y comodín de cambio de color.

Dichas cartas se reparten entre los jugadores. En función de lo que se ponga sobre la mesa y de los turnos establecidos, cada participante va utilizando y desprendiéndose de sus cartas.

 

El objetivo del juego es lograr deshacerse de todas las cartas que se tienen al inicio de la partida, diciendo la palabra “uno” cuando queda la última carta en la mano.

Virus!

Virus! es el nombre de uno de los juego de cartas más vendidos de los últimos años. Y no es de extrañar, ya que es un juego muy intuitivo y sencillo que garantiza grandes momentos de diversión para todos los participantes.

Este juego premia la agilidad mental y la estrategia. Para ganar, es necesario construir un cuerpo humano, con cuatro órganos totalmente sanos (corazón, riñón, cerebro y hueso), mientras se intenta evitar que los rivales infecten, destruyan o roben los órganos que uno tiene sobre la mesa. Virus! contiene un mazo de 68 cartas divididas en los siguientes tipos:

  • Órganos.
  • Virus.
  • Medicinas.
  • Tratamientos.

La Polilla Tramposa

La Polilla Tramposa es uno de los pocos juego de cartas existentes en el que hacer trampas no solo está permitido, sino que es un requisito casi imprescindible para poder ganar la partida.

El objetivo es ser el primero en quedarse sin cartas. Para ello, hay que ir tirando, por turnos, una carta sobre la mesa, en función de la carta que se ha puesto anteriormente, ya que la que se coloque encima debe tener un valor de 1 punto superior o 1 punto inferior al valor de la carta superior del mazo.

Niño jugando con sus amigos a un juego de cartas.
 

En principio, parece sencillo. Pero hay algo más que se debe tener en cuenta, y es que hay cartas de las que uno no se puede deshacer siguiendo esta regla, por lo que se deben buscar otras alternativas para librarse de las mimas. Es decir, hay que hacer trampas sin que el vigilante lo descubra.

El mazo de cartas está compuesto por:

  • Cartas de acción.
  • Cartas numéricas.
  • Polillas tramposas.
  • Chinche guardián.

Los juegos de cartas y sus beneficios

Está claro que los juegos de cartas que hemos recomendado son una buena opción para pasar un buen rato en familia o con los amigos. Pero, además, sirven para estimular ciertas capacidades o habilidades cognitivas como la atención, el establecimiento de hipótesis, la toma de decisiones, etc.

Asimismo, cabe señalar que, en los tiempos que corren, este tipo de juegos son ideales para que niños, adolescentes y jóvenes desconecten del mundo virtual en el que suelen estar inmersos y valoren el hecho de divertirse como lo hacían sus padres o abuelos, echando, simplemente, una partida a las cartas. Aunque estas cartas sean algo más modernas y diferentes a las de toda la vida.

 
  • Pérez-González, M. C. (2011). Los juegos de mesa en la educación infantil. Pedagogía Magna, (11), 354-359.