Mamás más alegres tienen bebes más activos

Las mamás más alegres pueden lograr mejores beneficios para sí misma y su bebé, algo muy productivo en todo el proceso. La alegría se puede describir como uno de los sentimientos más nobles que pueda tener una persona. La sensación de felicidad y satisfacción ante situaciones diversas es conveniente en distintas etapas de la maternidad.

Es muy común que una persona con actitud positiva y un semblante  sonriente, logre transmitirlo con todo su cuerpo. Los ojos iluminados son sinónimo de alegría, de bienestar y hasta de felicidad. Este sentimiento te hace sentir mucha energía en el cuerpo, con disposición a hacer las cosas de manera positiva.

Durante el embarazo es muy importante que la madre se rodee de cosas positivas, que pueda relacionarse con personas que le proporcionen alegría. Es una actitud óptima para el desarrollo del feto y para el bienestar de la gestante. La alegría es muy importante en la calidad de vida de las madres para que puedan conducir a un buen resultado en el embarazo.

Un grupo de investigadores japoneses han comprobado que la alegría en las madres causa efectos en el embarazo. Mientras que la madre esté alegre y feliz influirá en la evolución del bebé. Esto se notará en su crecimiento y por medio de comportamientos auténticos.

¿Cómo ser mamás más alegres?

La alegría es una emoción que viene de adentro, por eso no podemos obligarnos a sentirla. No obstante, son muchas las cosas que podemos hacer para intentar estar alegres.

Es normal que durante el embarazo nos embarguen muchas emociones contrarias, pero es nuestro deber buscar equilibrio y paz. Saber que nuestros hijos van a beneficiarse o perjudicarse por nuestras emociones, es razón de sobra para alegrarnos más.

Para ayudar a que las madres se sientan contentas, se les mencionarán algunos consejos a continuación.

  • Escuchar música. A través de la música se crea un estímulo especial en el bebé que es muy impresionante. Los efectos de la música pueden quedar registrados tanto física como emocionalmente dentro de él. A partir de la semana 20, el bebé ya puede oír, permitiéndole contagiarse de emociones. Es capaz de captar el estado de ánimo de su madre, quien al escuchar su melodía favorita mejorará su actitud. Dependiendo de cómo se sienta la madre, así se sentirá el bebé, si la música la pone feliz, el feto se sentirá igual.
  • Reírse mucho. Las endorfinas son hormonas que se producen al sentirnos felices. Para aumentar la producción de estas hormonas es muy útil la risa. Reírse mucho causa la disminución del estrés. Además mejora las defensas, tonifica la musculatura lo que favorece el estado físico de la madre.

Algunas embarazadas pueden practicar con su pareja un método muy fácil, la risoterapia, es una experiencia muy grata. También permite la comunicación en la pareja mediante la risa, esto de inmediato se transmite al feto causando efectos positivos.

  • Ver películas. Una de las cosas que debes tener en claro es que todo lo que recibas al mismo tiempo lo recibirá tu bebé. Por lo tanto es importante que solamente veas películas que te beneficien, que no te alteren ni te asusten. Ver una película divertida te hará reír y puede mejorar tu estado de ánimo.

  • Leer libros. Durante el período de gestación, leer libros regala sensaciones positivas al feto. Sentir bienestar, protección y cariño son unas de las cosas que se le pueden transmitir al leerle a tu bebé. Además, aporta en su evolución en el vientre materno, pues al escuchar frecuentemente las voces de los padres puede reconocerlas. A la madre le proporciona bienestar el hecho de poder tener tiempo preciado para leer y disfrutar sus historias favoritas
  • Comer chocolate. Según una investigación de la universidad finlandesa de Helsinki, el consumo de chocolate disminuye los efectos negativos en el embarazo. Se descubrió que las embarazadas que comían chocolate, tenían bebes mucho más activos y sonrientes. Es muy común que algunas mujeres coman chocolate durante el embarazo quizá por ansiedad o antojos, lo que no saben es que causa un efecto positivo en el bebé.
Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar