La importancia de la educación emocional en el aula

15 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
Trabajar la educación emocional en el aula es posible e importante. Por ello, en este artículo vamos a ver las razones de dicha importancia.

Se dice que las habilidades sociales y emocionales son indicadores de la capacidad que una persona tiene para adaptarse a su entorno y al cambio, y también son indicadores del éxito futuro. Por esta razones vamos a ver la importancia de trabajar la educación emocional en el aula.

Las capacidades básicas de desarrollo, como la conciencia, la estabilidad emocional, la sociabilidad y la simpatía pueden ser tan importantes, o más, que la inteligencia cognitiva para determinar en qué trabajará una persona en el futuro.

Puede parecer difícil para los educadores encontrar formas efectivas de priorizar, enseñar y evaluar estas habilidades sociales y emocionales, pero hay que intentarlo. Es importante recordar que el tema de las emociones no es nada parecido a algo que esté de moda. Hay que tenerlas en cuenta siempre y tratarlas como lo importantes que son.

Toda educación cognitiva debe conllevar una educación emocional y social. No hay que recordar que las emociones están en nuestra vida en todo momento, veinticuatro horas al día. Con ellas vivimos y con ellas tenemos que saber manejarnos.

El trabajo de las emociones en el aula se correlaciona directamente con el éxito y la felicidad que un niño tendrá como adulto. Para muchos niños y niñas, además, el colegio es el único lugar donde poder abordar cualquier deficiencia en estas capacidades.La importancia de la educación emocional en el aula.

Combinar educación emocional y desarrollo académico

Combinar estas habilidades emocionales con el desarrollo académico hará posible que se creen experiencias de aprendizaje de alta calidad y ambientes que capaciten a los estudiantes para ser más efectivos en sus clases en el presente, en sus lugares de trabajo y en la sociedad mañana.

Estudios sobre trabajar la educación emocional en el aula

En Ready to Lead (Listo para Liderar), un informe para la Colaboración para el Aprendizaje Académico, Social y Emocional (CASEL) realizado en Estados Unidos, basado en una encuesta sobre cómo la inteligencia emocional y social puede preparar a los niños y transformar los centros educativos, hay datos que apoyan la importancia de apoyar la educación emocional en el aula con desarrollo académico.

El informe cita un metaanálisis del 2011 en el que se comprueba que aquellos alumnos que trabajan educación emocional en el aula tienen logros académicos hasta 11 puntos porcentuales más altos que aquellos que no trabajaron esta educación emocional.

Otro estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) analizó estas habilidades emocionales. Se reveló que una falta de trabajo de emociones en el aula de forma regular se puede relacionar con la creación de situaciones desfavorables en el futuro. Situaciones tales como mayor probabilidad de desempleo, divorcio, mala salud e incluso comportamiento criminal.

El informe comparte que los avances en neurociencia demuestran que trabajar esta inteligencia emocional en Educación Infantil es fundamental.La importancia de la educación emocional en el aula.

Trabajar esta inteligencia emocional en Educación Infantil puede tener beneficios académicos a largo plazo. Beneficios tales como mejoras en la capacidad lectora o la adquisición de vocabulario.

¿Cómo se sienten los maestros respecto a trabajar la educación emocional en el aula?

Según el informe de CASEL, el interés por desarrollar la inteligencia emocional es alto entre los maestros y los administradores de los centros. Los directores, específicamente, suelen mostrar mucho interés en trabajar esta experiencia.

¿Cuándo se convertirá en una prioridad?

Aunque la gran mayoría de las partes interesadas en la educación están de acuerdo en que es importante, suelen quedarse al margen. Los educadores, normalmente, muestran más interés en lo puramente académico que en el desarrollo integral del niño.

Puede ser cuestión de tiempo que sea ampliamente adoptado. El avance generalizado de esta educación emocional necesita que se produzca un cambio gradual en la pedagogía. Es un proceso largo y lento, pero muy necesario.

  • Jennifer L. DePaoli, Matthew N. Atwell, John Bridgeland. (2017).Ready to Lead. CASEL.
  • Belfield, C., Bowden, B., Klapp, A., Levin, H., Shand, R., & Zander, S. (2015). The Economic Value of Social and Emotional Learning. New York: Columbia University.
  • Oleksandr S. Chernyshenko, Miloš Kankaraš, Fritz Drasgow. (2018).  Social and Emotional SkillsWell-being, connectedness and success. OECD.