Formas de denunciar el acoso escolar

Cuando existen pruebas y evidencias de que se está produciendo el acoso escolar, es momento de intervenir. Hay diferentes pautas para actuar en esta situación.

El acoso escolar se ha convertido actualmente en un verdadero problema social. Cada día se conocen nuevos casos que afectan profundamente a muchos niños y a sus familias. Afortunadamente, así como el número de casos ha crecido, también se han incrementado las denuncias, y también las medidas para proteger a los niños y adolescentes.

Para poder evitar y corregir este tipo de situaciones, es indispensable denunciarlas. A veces no resulta fácil aceptar que un hijo nuestro está siendo víctima de acoso. Sin embargo, es muy importante enfrentar la situación y, si estamos seguros de que está ocurriendo, hacer la denuncia sin tardar.

A continuación, analizaremos algunos elementos para conocer mejor las formas de denunciar el acoso escolar.

¿Qué es el acoso escolar?

Antes de hacer una denuncia, debemos estar seguros de que nos encontramos delante de un caso de acoso escolar. En efecto, no es lo mismo una burla eventual de un compañero que situaciones reiteradas de humillación, amenazas o exclusiones.

La principal característica de este tipo de acoso es la permanencia y durabilidad en el tiempo. No se trata de un hecho ocasional y aislado, sino de una situación reiterada y habitual que se intensifica con el tiempo.Formas de denunciar el acoso escolar.

El acoso escolar ha sido definido como una forma de coacción o vejación física, psicológica o social que ocurre en el medio escolar. Esta situación afecta la integridad física y emocional de la víctima.

Actualmente, el tema del acoso se ve agravado por los casos de cyberacoso. En estos casos, la situación de acoso se extiende más allá del ámbito escolar y, además, es anónima.

Por todo ello, ante la sospecha de que una situación de este tipo está ocurriendo con nuestros hijos, es indispensable investigar más profundamente para confirmar que estamos frente a un caso de acoso escolar. Y, de ser así, es necesario actuar lo más rápidamente posible.

¿Cómo detectarlo?

Hay algunas señales que pueden ayudar a los padres a detectar rápidamente que su hijo se encuentra ante una posible situación de acoso escolar. Lo primero, por supuesto, es escuchar atentamente las historias que el menor cuente y estar atento a posibles marcas en el cuerpo, como moratones, arañazos, etc.

Además de escuchar lo que nuestros hijos tienen que decir, las señales más comunes son mal humor, tristeza, problemas de sueño, miedo a ir al colegio, falta de apetito, etc.

¿A quién acudir para denunciar el acoso escolar?

Si estamos seguros de que nuestro hijo está siendo víctima de algún tipo de acoso escolar, lo primero que debemos hacer es acudir inmediatamente al centro escolar y hablar con los responsables.

Es importante, además, hacer un escrito donde se explique lo que está ocurriendo y se solicite la intervención de las autoridades escolares para solucionar la situación. Muchos centros disponen de planes de contingencia para estos casos.

Si las autoridades del colegio no hacen nada o no actúan con la suficiente firmeza y la situación no mejora, el siguiente paso será acudir a los órganos territoriales de educación, como la Inspección Educativa. Estos órganos también cuentan con protocolos específicos para intervenir en estos casos y aportar soluciones.

Si el caso es grave y se ha cometido algún delito, la Inspección Educativa informará a la Fiscalía de Menores. Este órgano será entonces el encargado de continuar con el seguimiento del caso.

Si el problema no logra solucionarse por las vías administrativas, habrá que acudir a los juzgados. De hecho, existen actualmente abogados especializados en casos de bullying o acoso escolar.

En caso de agresiones físicas o amenazas, se puede acudir a la vía penal. Según el tipo de conductas del agresor, es posible que se impongan, incluso, penas de internamiento en un centro de menores.Formas de denunciar el acoso escolar.

¿Qué pruebas se necesitan para denunciar el acoso escolar?

Las pruebas son una parte fundamental en la denuncia de acoso escolar. Es importante conservar una copia de todas las comunicaciones escritas y actas de reuniones mantenidas con las autoridades escolares. También es útil un informe psicológico que dé cuenta del grado de afectación del menor y del tratamiento que está siguiendo, en caso de que así sea.

Las copias de correos electrónicos, capturas de pantalla de publicaciones en redes sociales, mensajes de WhatsApp, etc., también son muy útiles durante el proceso. Se puede acudir también al testimonio de compañeros y profesores que confirmen la existencia de una situación de acoso.