Exámenes prenatales durante el tercer trimestre de embarazo

Mervis Romero · 10 noviembre, 2018
¡Felicidades! Falta muy poco para conocer al amor de tu vida. Para vivir este momento con mayor seguridad, recuerda hacerte los exámenes prenatales correspondientes al tercer trimestre de embarazo.

Llegaste a la última etapa de la fase más bella que puede vivir una mujer. Con ello, también estarás experimentando las preocupaciones y deberás realizarte los exámenes prenatales durante el tercer trimestre de embarazo. En este artículo, te contamos qué controles vas a necesitar.

Probablemente, según el tipo de embarazo, los exámenes se reduzcan a uno cada dos semanas y luego a uno semanal, mientras llega el bebé. Por ello, apunta las pruebas y los análisis recomendados para esta fase y disfruta los cambios que experimenta tu cuerpo.

Importancia de los exámenes prenatales durante el tercer trimestre de embarazo

Cada trimestre del embarazo conlleva una serie de pruebas y análisis que permitirán que la gestación llegue a buen puerto. Cada uno es de gran relevancia en su momento, ya que determina el estado de la salud tanto de la madre como del pequeño.

Los exámenes prenatales durante el tercer trimestre de embarazo son importantes porque ayudan a detectar infecciones comunes que pueden transmitirse por el canal de parto. Además, se monitorea la actividad cardíaca y las funciones vitales del pequeño.

Cabe destacar que cada gestante es única, así como lo es su bebé. Por lo tanto, las indicaciones médicas sobre los controles pueden variar; es una decisión del doctor tratante, en conjunto con los padres. No obstante, es necesario que estés al tanto de las pruebas y los análisis que existen y desde luego, que sepas de su importancia.

Exámenes prenatales para el tercer trimestre de embarazo

En esta fase de la gestación, el médico te preguntará cómo te sientes y te explicará qué son las contracciones, la retención de liquido y los malestares que puedes presentar. En caso de que no lo haga, es recomendable que se lo preguntes y que despejes todas las dudas que tengas.

La ecografía es la forma de conocer el sexo del bebé en camino.

Con base en el examen físico, de seguro te mandará a realizar los siguientes exámenes prenatales durante el tercer trimestre de embarazo:

Prueba de estreptococos

Hacia la semana 35, es probable que el doctor solicite una prueba de estreptococos del grupo B para determinar si tienes esta infección. Por lo general, estas bacterias se alojan en la vagina y son transmitidas a los pequeños al momento de nacer, lo que puede ser grave.

Para esta prueba, se toma una muestra de la vagina. Si el resultado es positivo, se administran antibióticos por la vena.

Análisis de los niveles de glucosa

En este trimestre también es necesario realizar la prueba de glucosa. Esto se hace con el fin de descartar una posible diabetes gestacional, una condición transitoria que puede afectar la salud del bebé. Lo ideal es diagnosticarla y tratarla a tiempo.

Ultrasonido

Se considera unos de los más importante exámenes prenatales durante el tercer trimestre de embarazo. Con esta prueba, se puede determinar y comparar el crecimiento fetal y la anatomía del pequeño.

Es imprescindible vigilar el desarrollo de órganos tales como los pulmones y los riñones, entre otras estructuras del bebé. En caso de que se descubran anomalías, se determinan luego los pasos a seguir.

“Los exámenes prenatales durante el tercer trimestre de embarazo son importantes porque ayudan a detectar infecciones comunes que pueden transmitirse por el canal de parto”

Prueba física

El médico también puede realizar una prueba física en la que se compruebe el estado de la madre y la respuesta a la estimulación por parte del feto. En este segmento, es frecuente la prueba fetal no estresante.

Este análisis indica cuándo el movimiento del feto disminuye o si hay razones para creer que la placenta no funciona correctamente. De su resultado, se pueden desprender estudios más profundos.

Los controles de orina durante el embarazo pueden servir para controlar el nivel de proteína en la orina, entre otras mediciones.

Otros análisis

Según cómo haya marchado el embarazo hasta el momento, el obstetra puede sugerir repetir algunas pruebas. Entre ellas se encuentran los análisis de orina para descartar glucosa y proteínas y el conteo de glóbulos rojos para reducir el riesgo de anemia y descartar la presencia de enfermedades de transmisión sexual en casos de que existan riesgos.

Si el embarazo supera la semana 42, se realizará un perfil biofísico para medir los latidos cardíacos del pequeño, así como la cantidad de líquido amniótico. Este se puede complementar con una ecografía que indique además el estado de la placenta. En cuanto a los exámenes pélvicos, cada doctor decide cuál es el más seguro según la paciente.

En conclusión, los exámenes prenatales durante el tercer trimestre de embarazo pueden indicar al médico la mejor manera de llevar a feliz término la gestación. Lo ideal es que también se monitoreen la presión arterial, el peso y el descanso de la paciente; de ello depende el nacimiento de un bebé sano y saludable.