¿Es posible desheredar a un hijo?

Francisco María García · 19 junio, 2019
Aunque se producen muchas amenazas en situaciones de tensión sobre la posibilidad de que los padres deshereden a los hijos, para que esto se produzca en la realidad, deben darse muchos factores.

Es un tema complejo que genera mucha controversia. Se trata de la voluntad de un padre de desheredar a un hijo. Muchas veces escuchamos que un padre amenaza a su hijo con desheredarlo si no hace tal o cual cosa. Sin embargo, casi siempre son amenazas que se hacen en el momento y no tienen fundamento real.

En la práctica, puede ocurrir que un padre tenga efectivamente la voluntad de desheredar a un hijo. ¿Es posible hacerlo legalmente? Desheredar a un hijo quiere decir despojarlo de la herencia que le corresponde por ley como heredero forzoso. La ley sí contempla esta posibilidad, pero solo bajo ciertas circunstancias.

A continuación, veremos algunos aspectos a tener en cuenta para saber cuándo es posible desheredar a un hijo.

La herencia legítima

Según la ley española, cuando una persona muere, su herencia se divide en tres partes, sin importar si ha dejado testamento o no. Estas partes normalmente son iguales y deben respetarse. El primer tercio corresponde a lo que se conoce como la parte legítima; le corresponde a los herederos forzosos que, por lo general, son los hijos.¿Es posible desheredar a un hijo?

En caso de no existir hijos, los herederos serán los padres u otros ascendientes de la persona fallecida. Si los hijos han fallecido, la parte legítima de la herencia corresponderá a los nietos, si existiesen. La parte legítima es única y deberá ser repartida entre todos los hijos en partes iguales.

El segundo tercio es la parte que se conoce como de mejora. Esta parte, si no existen litigios, también podrá ser repartida entre los hijos. Si existe un cónyuge sobreviviente, este puede ejercer derecho de usufructo sobre ese tercio.

Finalmente, el último tercio es que se denomina de libre disposición. Esta parte está sujeta exclusivamente a la voluntad de la persona que fallece, que puede dejársela a quien quiera a través de testamento, y está libre de litigios.

¿Cómo se puede desheredar a un hijo?

Aunque es una situación poco común, una persona puede decidir desheredar a su hijo. Sin embargo, muchos padres que dicen haber desheredado a sus hijos en realidad lo que han hecho es privarles de sus derechos hereditarios, con excepción de la parte legítima estricta.

Para desheredar a un hijo, en el sentido riguroso de la palabra, que es el único que reconoce la ley, tendrían que privarles los padres de toda herencia. ¿Cómo quitar la herencia a un hijo y, por lo tanto, privarlo de toda herencia incluida la legítima? El padre debe dejarlo expresamente declarado en un testamento.

En este documento, en el que debe constar claramente el nombre del desheredado, se deben exponer, además, los motivos de tal decisión. Estos motivos deberán formar parte de las causas de desheredación contempladas en el Código Civil.

Sin embargo, el heredero puede rebatir y reclamar su parte de herencia. Para ello, deberá iniciar un proceso en el que tratará de demostrar que lo que dijo el fallecido no era verdad. A menos que exista una sentencia legal firme previa, es muy difícil que el desheredado pierda, porque su palabra se enfrentará a la de una persona fallecida.

En efecto, es muy difícil probar alguna de las causas mencionadas en el testamento y la justicia obra en la mayoría de los casos a favor del heredero. Cabe señalar también que el proceso se considerará nulo de haberse dado una reconciliación entre el padre y el hijo en cuestión.¿Es posible desheredar a un hijo?

Razones por las que se puede desheredar a un hijo

La ley establece algunas causas por las que se puede desheredar a un hijo. Esto quiere decir que no basta con la voluntad de quien hace el testamento. Una de estas razones es cuando el hijo ha cometido maltrato con obras e injurias graves. En esta causa se incluye el maltrato psicológico, que no siempre es fácil de probar.

Un padre también puede desheredar a un hijo cuando este lo ha acusado falsamente por un delito que conlleve cárcel. O cuando el potencial heredero le haya negado la obligación de una correcta alimentación sin un motivo justificado.

También será una causa válida si el heredero ha sido condenado en juicio por haber atentado contra la vida del padre, de su cónyuge o de sus descendientes o ascendientes. Finalmente, un padre podrá desheredar a su hijo cuando el heredero lo hubiera obligado a realizar un testamento bajo violencia, presión o fraude.