Ejercicios para corregir el rotacismo

01 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
No te pierdas estos ejercicios para corregir el rotacismo y que tus hijos aprendan a pronunciar mejor la "r".

Cuando hablamos de problemas de rotacismo, estamos hablando de problemas que tienen que ver con la adquisición del fonema /r/. Este fonema es uno de los sonidos más mal articulados y puede ser uno de los más difíciles de corregir. Muchos de los sonidos que producimos son visuales, lo que es muy útil para los niños en edad escolar.

Una de las razones por las que el fonema /r/ es tan difícil de enseñar es porque el niño no puede ver cómo se ve su lengua o dónde está dentro de la boca. Asimismo, la forma en la que se coloca la lengua en la boca para una producción precisa de /r/ varía de persona a persona.

Cómo se forma el sonido de la “r”

Antes de comenzar con los ejercicios para corregir el rotacismo, es importante entender, primero, cómo se forma el sonido de este fonema. De esta manera, será más fácil poder ayudar a un niño a corregirlo con diversos ejercicios específicos.

Niño en sus sesión de logopedia haciendo ejercicios con la lengua para corregir el rotacismo.

Para entender cómo se forma el fonema /r/, la parte frontal de la lengua puede estar “retroflexionada”, es decir, que la punta de la lengua apunta ligeramente hacia arriba y hacia atrás, detrás de los dientes.

La lengua puede estar “agrupada”, lo que significa que la mitad de la lengua está agrupada en el área media de la boca. Los lados de la lengua deben presionar contra los dientes posteriores o los molares, tanto para las posiciones de la lengua “agrupada” como “retroflexada”.

El fonema /r/ es aún más complicado porque la pronunciación depende de dónde cae el sonido en una palabra. La /r/ puede ser prevocálica (viene antes de una vocal), intervocálica (entre dos vocales) o postvocálica (después de una vocal).

Ejercicios para corregir el rotacismo en niños

Antes de comenzar los ejercicios es necesario recordar que el fonema /r/ es alveolar, es decir, que se pronuncia colocando la lengua en los alveolos, la zona que está justo encima de los dientes, y que, además, requiere la vibración de la lengua, sobre todo en el caso de la /r múltiple/ para las palabras como perro o rubio.

Trabajar el soplo y la respiración

Para conseguir el sonido, hay que vibrar la lengua y conseguir un soplo, por ello, lo primero que se debe hacer es trabajar la respiración con ejercicios sencillos de soplo, como apagar velas, inflar globos, soplar pequeñas bolas de papel para que se muevan, soplar molinillos, etc.

Praxias linguales para corregir el rotacismo

Después, otro ejercicio es trabajar las praxias linguales. Se trabaja la lengua para que tenga mejor tono y control. Es necesario para mejorar la fuerza de la lengua y mantenerla en el mismo lugar de la boca el tiempo suficiente para producir el sonido.

Para ello, delante de un espejo, se pueden hacer ejercicio como cepillar los dientes y apretar el cepillo con la lengua, colocar la lengua arriba y abajo por fuera de la boca, colocarla a los lados de la boca (tanto por dentro como por fuera de la misma), hacer con ella giros alrededor de los dientes y alrededor de los labios, primero, hacia un sentido y, luego, hacia el contrario.

Muchas veces los niños no tienen fuerza o no son capaces de mantener la lengua en un mismo sitio el tiempo suficiente y  es por ello que se les escapa y el sonido no se realiza de manera correcta.

Chasquear la lengua para corregir el rotacismo

Otro ejercicio importante para corregir el rotacismo es aprender a chasquear la lengua. Para ello, hay que tener fuerza para apoyar la lengua en el paladar de la boca y mantenerla. Si a tu hijo no le sale al principio, no te preocupes, será un avance progresivo.

Niño haciendo ejercicios para fortalecer la lengua y corregir el rotacismo.

Repetición de palabras

Llegados a este punto, puedes introducir nuevos ejercicios, como la repetición de palabras de menor a mayor dificultad. No exijas demasiado al pequeño ni tampoco quieras que su pronunciación sea perfecta, puesto que la mejora del rotacismo es progresiva.

Es necesario observar cómo el niño pronuncia para corregir poco a poco. Hay que conseguir que aplique las pautas necesarias para conseguir la buena pronunciación de la /r/, y esto se puede hacer mediante la repetición oral, con lectura de palabras, etc.

El rotacismo con adultos

En el caso del rotacismo con adultos, la forma de trabajar la adquisición de este fonema es prácticamente igual. Aunque, en este caso, el material debe estar adaptado a su nivel, conocimiento y capacidades.

Cuando se trabaja con adultos, al principio, se puede observar que la repetición puede conseguirse, pero es necesario comprobar que realmente se ha conseguido observando el lenguaje espontáneo de la persona.

Si no se ha conseguido en el lenguaje espontáneo, se deberá corregir paulatinamente para que la persona pueda desaprender los malos patrones del fonema y que, poco a poco, comience a introducir nuevos patrones hasta que pueda pronunciar la /r/ de forma correcta.