Educación en valores para niños, una tarea que empieza desde casa

Diego · 17 noviembre, 2017
Educar en valores es una forma de asegurarnos de que nuestros hijos sean adultos tolerantes, respetuosas y responsables.

Los valores se relacionan con el comportamiento de una persona y pueden llegar a ser fuente de plenitud y satisfacción. De ahí la importancia de la educación en valores para niños. Pero, ¿cómo se puede enseñar valores de manera eficaz?

¿Qué son los valores?

En sí, los valores hacen referencia a reglas de conducta o principios que orientan nuestro comportamiento. Además, están de acuerdo con lo que se considera correcto. Gracias a esto, nos ayudan a elegir una cosa en lugar de otras o a comportarnos de una manera u otra.

“Tus valores definen quien eres realmente. Tu identidad real es la suma total de tus valores”

–Assegid Habtewold–

A este respecto, cabe señalar que existen diferentes tipos de valores. Sin embargo, los valores éticos son de suma importancia, ya que se relacionan estrechamente con nuestro comportamiento y con las leyes de una comunidad.

Al nacer una persona, esta no es ni buena ni mala. Esto lleva a la conclusión de que los padres y educadores que conviven con dicha persona deben ayudarla en el desarrollo de su comportamiento con relación a qué hacer, cómo actuar y cómo vivir. Por ello, desde la cuna se debe enseñar al niño valores para que se sienta atraído a ellos.

La educación en valores empieza desde casa.

Principales valores que debe inculcarse a los niños

  • Amabilidad. Implica tratar de manera respetuosa y servicial a otras personas, independientemente del color, la raza o laposición social. Se relaciona con la imparcialidad.
  • Respeto. Esto involucra no maltratar ni verbal ni físicamente a un individuo, sino considerar la dignidad de las personas independientemente de su nacionalidad, idioma o cultura.
  • Obediencia. Esto implica enseñarle a un niño la razón por la cual es necesario que haga las cosas tal y como se le pide. Al fin y al cabo, un niño necesita saber qué es lo que se espera de él.
  • Tolerancia. Esto significa no impedir que una persona haga lo que desee mientras no atente contra nuestra libertad. Más bien, es aceptar y admitir la diversidad o la diferencia. Se relaciona con la condescendencia.
  • Perseverancia. Ser constante al realizar actividades. No rendirse. Se relaciona con la confianza, la estabilidad y la madurez.
  • Honestidad. Implica ser honrado al tratar diversos asuntos, ya sea en público o en privado.
  • Responsabilidad. Consiste en realizar con prontitud una acción, así como asumir las responsabilidades de nuestros actos o decisiones.

Valores en los niños ¿Por qué son importantes? 

¿Dónde estriba la importancia de la educación en valores para niños? Los valores resultan de gran importancia en cualquier etapa de la vida, ya que influyen en la toma de decisiones de las personas. Es por ello que se deben inculcar desde temprana edad con el objeto de que se adopten como hábito de vida.

La educación en valores para niños es una tarea ardua, pero que merece la pena. Esta labor debe comenzar en casa y posteriormente reforzarse en la escuela. Por otro lado, el secreto para que los hijos sean educados y manifiesten valores no consiste en castigarlos fuertemente, sino en enseñarles lo correcto y lo bueno a partir del ejemplo.

Educación en valores para niños: ¿Cómo enseñarles?  

Como ya hemos mencionado, para tener éxito en la educación en valores para niños estos se deben enseñar a través del ejemplo. Sin embargo, es importante saber cómo transmitirlos. He aquí algunas sugerencias:

Predicar con el ejemplo

Los padres no pueden exigir a los niños que no sean egoístas, por citar un caso, si los mismos niños notan que los padres manifiestan egoísmo en ciertos aspectos de la vida.

En vista de que los niños cuando son pequeños no saben a ciencia cierta lo que es correcto y lo que no, es fundamental el papel de los padres, que deben ser quienes los orienten en el camino a seguir. Así, es fundamental que dialoguen con sus hijos y sean consecuentes con sus palabras.

Una buena manera de transmitir valores a los niños es leerles historias o cuentos que manifiesten las actitudes positivas de los protagonistas. De esta forma, los niños querrán imitar las conductas constructivas de dichos individuos.

Darles apoyo

La educación en valores para niños requiere ganarse la confianza de los hijos. Para ello, los padres deben ofrecerles siempre su apoyo. Así, ante una situación adversa, los hijos recurrirán a sus padres en busca de la ayuda necesaria.

Sin lugar a dudas, la educación en valores para niños exige de una enseñanza continua. Solo así los más pequeños de la casa podrán ponerlos en práctica en las actividades cotidianas, no por obligación sino de corazón.

Siempre pueden dormir junto a los padres pero hay que estar atentos

Beneficios de enseñar valores en los niños

Algunos de los beneficios de enseñar valores a nuestros hijos son:

  1. Favorece el desarrollo personal y el crecimiento de los niños.
  2. La moralidad se desarrolla, lo que se traduce en un sistema moral correcto.
  3. Conducen a la felicidad personal.
  4. Se aprende a valorar lo más importante y no lo superfluo.
  5. Contribuyen a crear una autoestima sana.
  6. Los niños pueden establecerse poco a poco metas de futuro con el objeto de cumplir objetivos personales.

El papel de los padres en la educación en valores para niños

La idea de valor se relaciona con todo aquello que influye en el comportamiento de las personas con el objeto de encaminarlas a la autorrealización, es decir, que las impulsa a ser mejores individuos.

Sin embargo, para que esto sea así, los padres deben tener autoridad sobre los hijos. Cabe señalar que muchos padres tienen miedo de imponerse a sus hijos. Pero dicho temor es injustificado, ya que los hijos necesitan dirección, y la autoridad amorosa resulta esencial para transmitir valores a los niños con el propósito de que los mismos obtengan estabilidad psicológica.